Archive for 29 enero 2008

JULIUS EVOLA: REBELIÓN CONTRA LA SUBVERSIÓN

29 de enero de 2008

rebelion-c-e-m-m.jpg20061023222529-revuelta-revolte.jpgcentro-studi-la-runa.gif

 

Para quien desee conocer una cosmovisión completamente revolucionaria respecto al “mundo moderno”, cuyos valores se basan en la contra-Tradición y en la Subversión, debe leer  “Rebelión contra el mundo moderno”, libro escrito en 1934 por Julius Evola y más tarde revisado y ampliado,   que  expone en forma magistral lo que es una morfología del mundo de la tradición.  En http://juliusevola.blogia.com/ se publica un estudio sobre la primera parte del citado libro:

La decadencia y no el progreso, es la ley que rige las acciones de los hombres. La decadencia es la compañera inseparable de lo humano que contribuye a explicar el porqué las civilizaciones degeneran y con ellas las razas que las sostienen. Evola anticipa algunas de las tesis que desarrollará en la segunda parte de su obra. La metafísica de la historia implica necesariamente considerar a la historia como decadencia sometida a leyes cíclicas. Frente a la historia como progreso, el concepto de historia cíclica enseña que la humanidad está sometida a periódicas fases de ascenso y descenso.

El mundo moderno está lejos de verse amenazado por una disminución de la natalidad y un aumento de la mortalidad. El grito de alarma que habían lanzado algunos jefes políticos, exhumando incluso la fórmula absurda de “el número hace la potencia”, esta desprovista de fundamento. El verdadero riesgo es precisamiente lo contrario: es el de una multiplicación incesante, desenfrenada y grotesca de las poblaciones sobre el plano de la cantidad pura. El declive se manifiesta únicamente en las capas que conviene considerar como portadoras de fuerzas, superiores al puro demos y al mundo de las masas, y que condicionan toda verdadera grandeza humana. Criticando el punto de vista racista, ya hemos hablado de esta fuerza oculta que, cuando está presente, de forma viva y activa, es el principio de una generación en el sentido superior y reacciona sobre el mundo de la cantidad imprimiéndole una forma y una cualidad. A este respecto, se puede decir que las razas superiores occidentales han entrado, desde hace siglos ya, en agonía, y que el desarrollo creciente de las poblaciones de la tierra puede compararse a la proliferación vermicular que se constata en la descomposición de los organismos y en la evolución de un cáncer: este último corresponde precisamente a la hipertrofia desenfrenada de un plasma que, sustrayéndose a la ley reguladora del organismo, devora las estructuras normales y diferenciadas. Tal es el papel que nos ofrece el mundo moderno: a la regresión y al declive de las fuerzas fecundadoras, en el sentido superior del término, es decir a las fuerzas portadoras de la forma, corresponde la proliferación ilimitada de la “materia”, de lo sin-forma, del hombre-masa.

Este fenómeno no es ajeno a lo que hemos expuesto, en el capítulo precedente, respecto al sexo y a las relaciones actuales entre hombre y mujer, pues afectan al problema de la procreación y a su significado. Si bien es cierto que el mundo moderno parece destinado a ignorar lo que son la mujer y el hombre absolutos y si la sexualización de los seres es incompleta -incompleta en nombre del espíritu, es decir limitada al plano corporal- no es sorprendente que se hayan perdido las dimensiones superiores e incluso trascendentes del sexo que el mundo de la Tradición reconoció bajo formas múltiples; es natural que esto influya sobre el régimen de las uniones sexuales y las posibilidades que ofrecen, sea como pura experiencia erótica, sea -y es este segundo aspecto entra precisamente en lo que nos interesa- en vistas a una procreación que no se agote en el simple y opaco hecho biológico.

El mundo de la Tradición conoció efectivamente un sacrum sexual y una magia del sexo. A través innumerables símbolos y costumbres esparcidas en las más diversas regiones del mundo, se transluce constantemente el reconocimiento del sexo como fuerza creativa primordial que supera al individuo. En la mujer, se evocaban las potencias abisales de ardor y luz o de peligro y desintegración([1]). En ella vivía la fuerza telúrica, la Tierra y en el hombre, el Cielo. Orgánica y conscientemente estaba asumido todo lo que, en el hombre vulgar, y hoy más que nunca, es vivido bajo la forma de sensaciones periféricas, impulsos pasionales y carnales. La procreación era decretada([2]) y el producto de esta procreación querido ante todo, así como hemos dicho, como el “hijo del deber”, como aquel que debe recuperar y alimentar el elemento sobrenatural del linaje, la liberación del ancestro, que debe recibir y transmitir “la fuerza, la vida, la estabilidad”. Con el mundo moderno, todo esto se ha convertido en un sueño insípido: los hombres, en lugar de poseer el sexo, están poseidos por él y se abaten aquí y allí como hebrios, incapaces de saber lo que se alumbra en sus abrazos, ni ver el demonio que se burla miserablemente de ellos a través de su búsqueda de “placer” o de sus impulsos romántico-pasionales. De forma que, sin que sepan nada, fuera de su voluntad y amenudo contra ella, un nuevo ser nace de tanto en tanto al azar de una de sus noches, frecuentemente como un intruso, sin continuidad espiritual, y en las últimas generaciones, sin ni siquiera este residuo que representaban los lazos afectivos de tipo burgués.

Cuando las cosas han llegado a este punto, no hay que extrañarse que las razas superiores mueran. La lógica inevitable del individualismo tiende también hacia este resultado, sobre todo en las “clases” pretendidamente “superiores” de hoy, en las que disminuye el interés hacia la procreación; sin hablar de todos los demás factores de degeneración inherentes a una vida social mecanizada y urbanizada y, sobre todo, a una civilización que no conoce los límites saludables y creadores constituidos por las castas y las tradiciones de la sangre. La fecundidad se concentra entonces en los estratos sociales más bajos y en las razas inferiores, donde el impulso animal prevalece sobre todo cálculo y consideración racional. Se produce inevitablemente una selección al revés, el ascenso y la invasión de los elementos inferiores, contra los cuales la “raza” de las clases y de los pueblos superiores, agotada y derrotada, no puede nada o casi nada, como elemento espiritualmente dominador.

Si, cada vez se habla más, hoy, de un “control de los nacimientos”, ante los efectos catastróficos del fenómeno demográfico que hemos comparado a un cáncer, no por ello se aborda el problema esencial, sino que no se sigue ningún criterio cualitativo, diferenciado. Pero la tontería es aun más grave entre los que se alzan contra este control invocando ideas tradicionalistas y moralizantes convertidas, ahora, en simples prejuicios. Si es la grandeza y la potencia de una raza lo que importa, es inútil preocuparse de la cualidad material de la paternidad, cuando no se acompaña de cualidad espiritual, en el sentido de intereses superiores, de justa relación entre lo sexos y sobre todo de la virilidad en el sentido verdadero del término, diferente del que reviste sobre el plano de la naturaleza inferior.

Hemos analizado el proceso de la decadencia de la mujer moderna, pero es preciso no olvidar que el hombre es el primer responsable. Al igual que la plebe no habría podido jamás irrumpir en todos los dominios de la vida social y de la civiliación, si hubiera tenido verdaderos reyes y verdaderos aristócratas, así mismo, en una sociedad regida por hombres verdaderos, la mujer jamás habría querido ni podido comprometerse sobre la vía que sigue hoy. Los períodos en que la mujer ha conocido la autonomía y la preeminencia, han coincidido casi siempre con la decadencia de las civilizaciones antiguas. No es contra la mujer que debería ser dirigida la verdadera reacción contra el feminismo y otras desviaciones femeninas, sino contra el hombre. No se puede pedir a la mujer volver a ser mujer, hasta restablecer las condiciones interiores y exteriores necesarias para la reintegración de una raza superior, mientras que el hombre no conozca sino un simulacro de virilidad.

Si no se consigue despertar el significado espiritual del sexo, si, en particular, no se separa de nuevo, duramente, de la sustancia espiritual convertirda en amorfa y mezclada, la forma viril, todo es inútil. La virilidad física, fálica, animal y muscular es inerte, no contiene ningún germen creador en el sentido superior: incluso cuando el hombre fálico tiene la ilusión de poseer, en realidad es pasivo, sufre siempre la fuerza más sutil propia a la mujer y al principio femenino([3]). No es más que en el espíritu que el sexo es verdadero y absoluto.

El hombre, en toda tradición de tipo superior, ha sido siempre considerado como el portador del elemento uránico-solar de un linaje. Este elemento trasciende el simple principio de la “sangre” y se pierde inmediatamente cuando se transmite por la línea femenina, aunque su desarrollo sea favorecido por el terreno que representa la pureza de una mujer de casta. Permanece siempre, en todo caso, el principio cualificador, aquel que da forma, y ordena la sustancia generadora femenina([4]). Este principio está en relación con el elemento sobrenatural, con la fuerza que puede hacer “discurrir la corriente hacia lo alto” y de la cual la “victoria”, la “fortuna” y la prosperidad de un linaje, son normalmente las consecuencias. Por ello la asociación simbólica, propia a las antiguas formas tradicionales, del órgano viril con ideas de resurrección y ascesis y con energías que confieren la cúspide de los poderes, tienen un significado que, lejos de ser obsceno, es real y profundo([5]). Como un eco de estos significados superiores, se encuentra, de la forma más neta, incluso en muchos pueblos salvajes, el principio según el cual solo el iniciado es verdaderamente masculino, y es la iniciación la que marca eminentemente el tránsito a la virilidad; antes de la iniciación, los individuos son semejantes a los animales, “no se han hecho hombres”: aun siendo ancianos, se identifican con los niños y con las mujeres, permaneciendo privados de todos los privilegios reservados a las élites viriles de los clanes([6]). Cuando se olvida que el elemento suprabiológico es el centro y la medida de la virilidad verdadera, aunque se continúe reivindicando el nombre de hombre, no se es, en realidad, más que un eunuco, y la paternidaad no tiene otro significado que una paternidad de animales que, engañados por el placer, procrean ciegamente otros animales, fantasmas de existencia como ellos mismos.

Ante tal situación, se puede intentar revivir el cadáver, se puede tratar a los hombres como conejos, sementales, racionalizando sus uniones -por que no merecen otra cosa- pero no hay que engañarse: o bien se llegará a una cultura de animales de trabajo muy bellos, o bien, si la tendencia individualista y utilitaria prevalece, una ley más fuerte arrastrará a las razas hacia la regresión o la extinción con la misma inflexibilidad que la ley física de la entropía y de la degradación de la energía. Y este será una de los múltiples aspectos, convertidos en materialmente visibles hoy, de la decadencia de occidente.

([1])Cf. EVOLA, Metafísica del Sexo, cit., especialmente cap. V y VI.

([2])Fórmulas upanishadicas para la unión sexual: “Con mi virilidad, con mi esplendor, te confiero el esplendor” – “Yo soy él y tú eres ella, tu eres ella y yo soy él. Yo soy el Cielo, tu la Tierra. Al igual que la Tierra contiene en su seno al dios Indra, así como los puntos cardinales están llenos de viento, así deposito en tí el embrión de [aquí el nombre de nuestro hijo]” (Brhadaranyaka-upanishad, VI, iv, 8; VI, iv, 20-22; cf. Atharva-Veda, XIV, 2, 71).

—-

Nota de YRANIA: Este estudio continuará en los próximos días.

29 de Enero de 2008, Anno Domini.

 

EL ANGEL

26 de enero de 2008

EL ANGEL, Llimona.

Símbolo de lo invisible, de las fuerzas que ascienden y descienden  entre el origen y la manifestación. (…). Los ángeles aparecen en la iconografía artística  desde el origen de la cultura, en el cuarto milenio antes de Jesucristo, confundiéndose con las deidades aladas. (…). (“Diccionario de Símbolos”, de Juan-Eduardo Cirlot,  NCL, Bcna, 1978)

–Nota: La escultura de arriba es El Angel, de Josep Llimona i Bruguera, y destaca en lo alto del cementerio de Comillas, construido sobre las ruinas de una antigua iglesia del siglo XV.

EL AGUILA

24 de enero de 2008

nazi_imperial_eagle.gif10856_arrano_beltza_amarillo.jpegaguila.jpgaguilas_reales.jpg

EL AGUILA aparece como símbolo heráldico de muchos imperios y naciones desde Roma hasta Rusia (que tras el paréntesis de 1917 a 1989, ha recuperado el Aguila bicéfala), el Imperio Germánico,Polonia, Rumania,  Albania,  USA, México, España (Hasta el año 1982), etc., y también como representación de San Juan Evangelista. Su opuesto es la lechuza, ave de las tinieblas y de la muerte.

Del imprescindible Diccionario de Símbolos, de Juan-Eduardo Cirlot, copiamos lo siguiente:

 

“Símbolo de la Altura, del espíritu identificado con el Sol, y del principio espiritual. (…). El águila es ave cuya vida transcurre a pleno sol, por lo que se considera como esencialmente luminosa y participa de los elementos aire y fuego. (…). Como se identifica con el sol y la idea de la actividad masculina, fecundante de la naturaleza materna, el águila simboliza también el padre. El águila se caracteriza además por su vuelo intrépido, su rapidez y familiaridad con el trueno y el fuego. Posee, pues, el ritmo de la nobleza heróica. Desde el Extremo Oriente hasta el Norte de Europa, el águila es el animal asociado a los dioses del poder y de la guerra. (…). En el cristianismo, ratifica también el águilasu papel de mensajero celestial. (…).  En las monedas romanas aparece más bien como signo emblemático de las legiones y del poder el Imperio. (…). Dante se llega a referir al águila como pájaro de Dios. (…)”

(Extracto de Diccionario de Símbolos, por Juan-Eduardo Cirlot /NCL, Barcelona, 1978. pág 57)

CHINA, CONTRA LA PORNOGRAFIA

23 de enero de 2008

750x500-131kbyra.jpg507x768pla-yra.jpg

Hipócritamente, en Occidente los poderes políticos y financieros   justifican en nombre de la “libertad de expresión”que internet esté inundado de millares de webs pornográficas, con incitación a la pederastia, terrorismo islamista, etc. Sin embargo, esos mismos poderes tratan de impedir cualquier protesta contra la invasión de inmigrantes musulmanes, por ejemplo. Una prueba de que los contenidos de internet se censuran es lo que ocurre en países islámicos y en China continental respecto a la pornografía.

Copiamos de  www.elpais.com   la siguiente información:

China cerró el año pasado 44.000 sitios web considerados pornográficosEFE – Pekín – 23/01/2008

Las autoridades chinas clausuraron el año pasado 44.000 sitios web considerados pornográficos y arrestaron a un total de 868 personas, dentro de una campaña “contra la pornografía” que se prolongará hasta septiembre de 2008, una vez finalizados los Juegos Olímpicos de Pekín, ha informado hoy la agencia oficial Xinhua.Otras 1.911 personas recibieron diversos tipos de sanciones “por estar relacionadas con actividades pornográficas desarrolladas en la Red” y las autoridades chinas borraron 440.000 mensajes “de contenido pornográfico”.Desde abril de 2007, enviar un mensaje con contenido sexual por Internet o vía móvil puede ser multado con 300 euros y seis días de arresto, mientras que la venta de pornografía a través de la Red se castiga con entre seis meses y tres años de prisión. China es, junto a EEUU, el país con mayor número de internautas: 210 millones. Un total de 199.000 nuevos portales fueron aprobados por las autoridades en 2007, mientras que otros 14.000 no superaron los criterios para su registro.

“GUERRA A LA GUERRA”

20 de enero de 2008

guerra-a-la-guerra-thumb.jpg

Los pacifistas son tan ingenuos que llegaron a proclamar en 1914 que hacían la “guerra a la guerra” …(Es una contradicción tan evidente como la del “mayo de 1968” en Paris: “prohibido prohibir”).  El presidente Wilson pretendía acabar con todas las guerras y el resultado del Tratado de Versalles fue… la guerra de 1939-45, con 50 millones de muertes (de ellos 14 millones de alemanes, dicen que 20 millones de soviéticos, etc.).  Y además, el hecho es que USA es el país que en más guerras ha intervenido, lo cual ha hecho que sea la primera potencia industrial y militar.  Heraclito decía que la guerra (polemós, palabra masculina) es el padre de todas las cosas. Lo cierto es que en los últimos 10.000 años no se conoce que haya habido una época de paz absoluta, a no ser la “pax romana” y lo cierto también es que hay muy poca información de las víctimas mortales que han causado las guerras. Por ejemplo, en España mucha gente cree que el terrorismo de ETA es un grave problema, siendo así que ha causado menos muertes que los accidentes automovilísticos, el tabaquismo o los abortos o interrupción voluntaria de la vida del embrión o nasciturus. (Aquí me refiero a las mujeres muertas al abortar y no a los niños no nacidos, que se estima han sido 800 millones desde el año 1924).

Volviendo al tema de las guerras, mucha gente cree que el conflicto palestino-israelita es muy importante. Desde 1948 recibe una atención privilegiada.

Veamos lo que dicen los expertos en el tema. Copiamos a continuación lo que se puede leer en  http://www.danielpipes.org/article/4990

Las víctimas árabe-israelíes ocupan el puesto 49por Daniel Pipes
Daniel Pipes y Gunnar Heinsohn
8. Octubre 2007
Con frecuencia se afirma, no solamente por parte de extremistas, que el conflicto árabe israelí es el conflicto más peligroso del mundo — y, en consecuencia, Israel es juzgado como el país más beligerante del mundo. (…).¿Pero es verdad? (…) se asume erróneamente que el conflicto árabe-israelí se encuentra entre los más caros que en términos de vidas perdidas.Con el fin de situar en su contexto apropiado a las víctimas árabe israelíes, uno de nosotros sus humildes autores, Gunnar Heinsohn, ha compilado estadísticas para clasificar los conflictos desde 1950 en función de la cifra de muertes sufridas.Conflictos desde 1950 con más de 10.000 víctimas* / Conflicts since 1950 with over 10,000 Fatalities*

1 40,000,000 Red China, 1949-76 (outright killing, manmade famine, Gulag)
2 10,000,000 Soviet Bloc: late Stalinism, 1950-53; post-Stalinism, to 1987 (mostly Gulag)
3 4,000,000 Ethiopia, 1962-92: Communists, artificial hunger, genocides
4 3,800,000 Zaire (Congo-Kinshasa): 1967-68; 1977-78; 1992-95; 1998-present
5 2,800,000 Korean war, 1950-53
6 1,900,000 Sudan, 1955-72; 1983-2006 (civil wars, genocides)
7 1,870,000 Cambodia: Khmer Rouge 1975-79; civil war 1978-91
8 1,800,000 Vietnam War, 1954-75
9 1,800,000 Afghanistan: Soviet and internecine killings, Taliban 1980-2001
10 1,250,000 West Pakistan massacres in East Pakistan (Bangladesh 1971)
11 1,100,000 Nigeria, 1966-79 (Biafra); 1993-present
12 1,100,000 Mozambique, 1964-70 (30,000) + after retreat of Portugal 1976-92
13 1,000,000 Iran-Iraq-War, 1980-88
14 900,000 Rwanda genocide, 1994
15 875,000 Algeria: against France 1954-62 (675,000); between Islamists and the government 1991-2006 (200,000)
16 850,000 Uganda, 1971-79; 1981-85; 1994-present
17 650,000 Indonesia: Marxists 1965-66 (450,000); East Timor, Papua, Aceh etc, 1969-present (200,000)
18 580,000 Angola: war against Portugal 1961-72 (80,000); after Portugal’s retreat (1972-2002)
19 500,000 Brazil against its Indians, up to 1999
20 430,000 Vietnam, after the war ended in 1975 (own people; boat refugees)
21 400,000 Indochina: against France, 1945-54
22 400,000 Burundi, 1959-present (Tutsi/Hutu)
23 400,000 Somalia, 1991-present
24 400,000 North Korea up to 2006 (own people)
25 300,000 Kurds in Iraq, Iran, Turkey, 1980s-1990s
26 300,000 Iraq, 1970-2003 (Saddam against minorities)
27 240,000 Colombia, 1946-58; 1964-present
28 200,000 Yugoslavia, Tito regime, 1944-80
29 200,000 Guatemala, 1960-96
30 190,000 Laos, 1975-90
31 175,000 Serbia against Croatia, Bosnia-Herzegovina, Kosovo, 1991-1999
32 150,000 Romania, 1949-99 (own people)
33 150,000 Liberia, 1989-97
34 140,000 Russia against Chechnya, 1994-present
35 150,000 Lebanon civil war, 1975-90
36 140,000 Kuwait War, 1990-91
37 130,000 Philippines: 1946-54 (10,000); 1972-present (120,000)
38 130,000 Burma/Myanmar, 1948-present
39 100,000 North Yemen, 1962-70
40 100,000 Sierra Leone, 1991-present
41 100,000 Albania, 1945-91 (own people)
42 80,000 Iran, 1978-79 (revolution)
43 75,000 Iraq, 2003-present (domestic)
44 75,000 El Salvador, 1975-92
45 70,000 Eritrea against Ethiopia, 1998-2000
46 68,000 Sri Lanka, 1997-present
47 60,000 Zimbabwe, 1966-79; 1980-present
48 60,000 Nicaragua, 1972-91 (Marxists/natives etc,)
49 51,000 Arab-Israeli conflict 1950-present
50 50,000 North Vietnam, 1954-75 (own people)
51 50,000 Tajikistan, 1992-96 (secularists against Islamists)
52 50,000 Equatorial Guinea, 1969-79
53 50,000 Peru, 1980-2000
54 50,000 Guinea, 1958-84
55 40,000 Chad, 1982-90
56 30,000 Bulgaria, 1948-89 (own people)
57 30,000 Rhodesia, 1972-79
58 30,000 Argentina, 1976-83 (own people)
59 27,000 Hungary, 1948-89 (own people)
60 26,000 Kashmir independence, 1989-present
61 25,000 Jordan government vs. Palestinians, 1970-71 (Black September)
62 22,000 Poland, 1948-89 (own people)
63 20,000 Syria, 1982 (against Islamists in Hama)
64 20,000 Chinese-Vietnamese war, 1979
65 19,000 Morocco: war against France, 1953-56 (3,000) and in Western Sahara, 1975-present (16,000)
66 18,000 Congo Republic, 1997-99
67 10,000 South Yemen, 1986 (civil war)

El Profesor Heinsohn es el director del Raphael-Lemkin-Institut für Xenophobie- und Genozidforschung de la Universidad de Bremen.De http://es.danielpipes.org | Artículo original disponible en: http://es.danielpipes.org/article/5059

 

… MÁS BAZOFIA PROPAGANDÍSTICA

16 de enero de 2008

auschwitz1.jpg

Desde 1945, e incluso antes, la propaganda mundial sigue

machacando en el mismo clavo… Habrá que pensar que el pueblo judío es el más amado o el más odiado desde hace más de tresmil años. El resultado de esa propaganda es que los pueblos europeos, especialmente el alemán, y por extensión todos los de etnia llamada caucásica se sienten, directa o indirectamente, inculpados como genocidas y por consiguiente, incapaces de defender su identidad cultural, racial e histórica. De aquí su inhibición para afrontar la invasión islamista o cualquier otra. 

De www.paginasdigital.es   copiamos el siguiente comentario, firmado por J.Orellana:

Era necesario, al acabar la Guerra, que el mundo supiera a través del cine los sufrimientos del pueblo judío; era justo que el séptimo arte introdujera en las conciencias del universo mundo el testimonio de aquella ignominia. Y así se hizo y así se ha hecho hasta la saciedad. Se ha pagado con creces esa deuda moral. Pero ya es suficiente.

Ya basta porque se corre el riesgo de que ese drama deje de conmover, empiece a aburrir, a sonar a falso, a estereotipo, o peor, a marca comercial. Y todo esto lo consigue con largueza El último tren a Auschwitz. Todo en el film es de diseño, todo huele a guión didactista y tópico. El nazi psicópata, frente al oficial de la Wehrmacht de corazón más humanitario; el rabino que reza cada día, el valiente y el timorato, las camisetas sucias, el maquillaje de desnutrición, las humillaciones de siempre… nada, absolutamente nada es original; todo, absolutamente todo, está visto hasta la saciedad. Y encima, el morbo insoportable de meter en el film unos bebés que van agonizando durante todo el metraje para morir.

Todo en la película es irritante; pero nada conmueve, suena a cantinela. Y la estructura narrativa, con esos pueriles flashbacks, está más cerca de Aeropuerto 77 que de un drama histórico trágico y serio como el que pretende reflejar el film alemán. Desgraciadamente la historia humana es un pozo sin fondo de injusticias y tragedias morales. Además del holocausto hay otras cosas. Seguro. Y esta insistencia perjudica a la memoria histórica del pueblo judío. También estoy seguro.

EL AGUILA DESTRONADA DE BERLIN

15 de enero de 2008

emba-typsa-1999.jpgembajada-3.jpgembajada-en-1989.jpgembajada-en-2005.jpg

En el barrio berlinés de Tiergarten se alza la Embajada de España….De sus tres fachadas han sido desalojadas las tres imponentes  Aguilas que adornaban sendos escudos de España.  Estos escudos han sido desmontados y ahora, sólo en la fachada principal hay  un escudo de España, sin el Águila y lamentablemente no muy acorde con el estilo arquitectónico del edificio. Coronando una amplia terraza había un escudo monumental con majestuosa Aguila, y sobre ella la leyenda “Una, Grande, Libre”, y a sus pies el Yugo y las Flechas de los Reyes Católicos. Parece como si el afán iconoclasta, destructivo y nada respetuoso con el arte y la historia, hubiera renacido. La historia y la leyenda envuelven este edificio del estilo llamado neoclasicismo prusiano, que comenzó a construirse el 15 de diciembre de 1938, según un proyecto de los hermanos Walter y Johannes Krúger.  Estos alumnos del jefe de la Dirección General de construcciones del Reich, Albert Speer fueron asesorados por el español Pedro de Muguruza, arquitecto del Ministerio de Exteriores del Gobierno de Burgos.  El solar de la obra fue una compensación por la pérdida del lujoso palacio de la Tiele-Wmckler, la anterior Embajada de España, expropiada por las autoridades nazis para realizar sus planes urbanísticos. El Gobierno alemán creó un “barrio diplomático prometió correr con los gastos.La obra se prolongó más de lo previsto. En octubre de 1939 tuvo que ser paralizada por falta de mano de obra y de materiales de construcción y de hierro, necesario para la guerra. Por fin, el 15 de febrero de 1943, el edificio fue entregado al embajador Ginés Vidal y Saura.El inmueble no llegó a tener una vida plena. En junio de 1943, `Vidal y Saura se quejaba al ministerio de la falta de muebles y cortinas que le iban a impedir recibir a la colonia española para celebrar la fiesta del Dieciocho de Julio, según cuenta la historiadora María Ocón. Como el Reich ya no podía atender sus compromisos económicos, el arquitecto Muguruza se desplazó a Berlín y con ayuda de obreros españoles reparó los muebles de la antigua embajada y los instaló en la nueva. Apenas nueve meses después de su estreno, los bombardeos aliados del 23 y el 24 de noviembre de 1943 destruyeron gran parte de la zona administrativa. El edificio, parcialmente clausurado, continuó funcionando como sede diplomática hasta la entrada de los soviéticos en Berlín.En la posguerra, fue saqueado y su estado era ya lamentable cuando el mando aliado entregó la administración del distrito al alcalde del Gran Berlín, en septiembre de 1949.En las cercanías de la Embajada, pacen los antílopes de la sección africana del zoológico. Y al otro lado de la calle, el café Am Neuen See. Este local se alza en el exterior de uno de los muchos bunkeres que perforan Berlín. También la embajada tiene su búnker de sólidas puertas de hierro.

En 1961, el Gobierno español instaló un consulado y la vivienda del cónsul en una de las alas. Enrique Iranzo, que fue cónsul en Berlín entre 1988 y 1992 compara la relación entre el espacio que él ocupaba y el resto del conjunto fantasmal con la relación entre el “consciente” y el “subconsciente”. “En el consciente yo vivía y trabajaba, y en el subconsciente anidaban los murciélagos y crecían los champiñones en la oscuridad”.

La necesidad de salvaguardar los edificios representativos de la época nazi que quedan en pie es hoy parte de la política municipal berlinesa. Por esta razón, el Senado se resistió a aceptar la total destrucción del interior del edificio. El órgano administrativo del Senado para la conservación del patrimonio arquitectónico (Denkmlschutz) se ha resignado ante el proyecto de remodelación del edificio. Sin embargo, los impactos de bala y metralla que acribillan los muros se mantendrán con carácter testimonial

Quedan los detalles, las decenas de reliquias que van a ser salvadas y que en parte se reciclarán en la nueva construcción. Los fragmentos recogidos por orden de los responsables de la conservación del patrimonio arquitectónico van desde estucados de paisajes españoles hasta alta tecnología alemana de los cuarenta (marca Siemens): el motor del aire acondicionado, los interruptores y el cuadro general de electricidad.

En el tejado, Ricardo López cree haber detectado los cimientos de un puesto de ametralladora. En el jardín se ha detectado un claustro, copia de otro del siglo XV, pero aún seguía allí una estatua de la Virgen. En el interior, una capilla de mosaico decorada con el Espíritu Santo. Estas piedras, hablan de una época, que a lo sumo, será una pincelada en un proyecto de otra bien distinta.

En al terreno de 3.400 metros cuadrados que España recibió en el Tiergarten a cambio del palacete de Tiele-Winckler fue resultado de la expropiación de cuatro parcelas pertenecientes a varios ciudadanos que residían en aquel elegante barrio, según la historiadora María Ocón, que hizo una tesis de licenciatura sobre la embajada y ha publicado varios trabajos sobre ella.

En muchos casos, las expropiaciones para construir el “barrio diplomático” de Berlín afectaban a judíos, obligados a vender sus propiedades a la municipalidad y, en última instancia, al Reich, explica Ocón, que es profesora en la Universidad Libre de Berlín. Las expropiaciones eran reguladas por una ley, promulgada en octubre de 1937. Otra ley, de diciembre de 1938, regulaba la venta y apropiación del patrimonio judío. Los propietarios de las fincas del “barrio diplomático”, eran en muchos casos judíos, señala Ocón, según la cual para indemnizarles, o bien se les ofreció otro terreno o una suma de dinero. Para las nuevas medidas de planificación urbanística de Berlín iban a destruirse 7.964 viviendas de propietarios judíos, dice Ocón, citando un documento de abril de 1941.

El 1 de marzo de 1938, el jefe del protocolo del Ministerio de Negocios extranjeros del Reich, Bülow-Schwante, se dirigió al entonces embajador de España, Antonio Magaz, para ofrecerle las cuatro parcelas. El 5 de marzo, contestó a Bülow-Schwante y le informó que habla inspeccionado los terrenos y agradecía la superficie asignada. El decreto que creaba el barrio diplomático de Berlín se promulgó el 19 de marzo de 1938.

 

 

EL PAPA, DE CARA A CRISTO

14 de enero de 2008

recorte-missssaaaaaa.jpg

Seis veces señala “El País”, diario de Madrid, en un alarde de anticlericalismo sutil, que el Papa ofició la misa dando la espalda a los fieles”. 

¿Habría sido preferible que diera la espalda a Cristo?.  Copiamos lo que sigue de

http://www.elpais.com/articulo/portada/Papa/espaldas/fieles/elpepu/20080114elpepipor_7/Tes/

Ante el espléndido Juicio Final de la Capilla Sixtina, por primera vez tras la reforma del Concilio Vaticano II, el Papa ofició ayer una misa dando la espalda a los fieles, como en el ritual preconciliar, aunque la eucaristía sí se desarrolló según el Misal introducido por Pablo VI en 1970, que “es y permanece” como la forma de la liturgia, según precisó el propio Pontífice cuando liberalizó la celebración de la misa en latín, el pasado julio.

Benedicto XVI celebró la misa en la inigualable e imponente Capilla Sixtina con motivo de la Fiesta del Bautismo de Jesús y durante la misma bautizó a 13 niños, todos hijos de empleados del Vaticano.

El papa Ratzinger quiso oficiar en el antiguo altar pegado a la pared en la que Miguel Angel pintó el Juicio Final y por tanto dio la espalda a los fieles, con la mirada puesta en el gran Crucifijo existente. Leyó la homilía en un trono colocado en la pared derecha y no en el centro de la capilla.

Con la celebración de la misa dando la espalda a los fieles, el Papa, según los observadores vaticanos, ha querido dar visibilidad a su decisión de facilitar la misa según el rito tridentino, que liberalizó en un documento presentado en julio del pasado año y que entró en vigor en septiembre.

Benedicto XVI precisó en ese documento que la misa en latín según el rito tridentino o de San Pío V nunca fue jurídicamente suspendida y siempre estuvo permitida, y que en estos años muchas personas y movimientos como el del cismático arzobispo Lefebvre permanecían ligados a la misma.

De ahí la necesidad de un reglamento más claro para llegar, además, a “una reconciliación interna en el seno de la Iglesia”. Con esas palabras tendió la mano al movimiento cismático, que no reconoce el Concilio Vaticano II.

El Pontífice subrayó que el “temor a que se menoscabe y se ponga en duda” la autoridad del Vaticano II no existe, ya que el Misal de su antecesor Pablo VI “obviamente es y permanece la forma normal de la liturgia ordinaria” y el tridentino es la “extraordinaria”. “Se trata de un doble uso del mismo y único rito”, afirmó el Papa.

En muchas ocasiones, el Papa ha expresado su deseo de recuperar los himnos gregorianos para acompañar la celebración de la Misa.

 

SIMBOLOS FASCINANTES

13 de enero de 2008

celtic_cross.gifcruz052.jpgimages.jpgswastika.gifiron_cross.jpgcruz.jpg10856_arrano_beltza_amarillo.jpeg200px-lauburu.jpg

Es notorio que desde tiempos inmemoriales, la Cruz, con sus variados diseños está presente en pueblos y culturas distantes en el tiempo y en la geografía. La Cruz,  hoy símbolo del Cristianismo es muy anterior a la Era cristiana. Las llamadas cruces swastikas y el lauburo, la cruz ansada o egipcia y otras siempre aluden a fuerzas solares y sagradas. Su significado es inherente a su forma o diseño y quienes las adoptan como emblema es porque inconsciente  o conscientemente están en sintonía cos los valores que representan. Mucha gente hoy se sorprende de que las tres cruces máa conocidas, la swástica, el lauburo, y la Cruz latina, que respectivamente han sido y son utilizadas   por el arianismo hitleriano, por el nacionalismo vasco y por el Cristianismo, en el fondo tienen el mismo mensaje, el cual sólo es captado por las personas que tienen la sensibilidad natural adecuada. Concretamente, la swástika es la forma resultante de una cruz griega (de cuatro brazos iguales)  girando hacia la izquierda y trazando en consecuencia una estela, como ocurre en los llamados “molinillos de fuego” de la pirotecnia.  Juann Eduardo Cirlot, experto en simbología, publicó en el siglo XX, un interesante “Diccionario e Símbolos”.

LUJO, LUJURIA, DE LUXE…

12 de enero de 2008

08_jenna1.jpg09_jenna.jpg10_jenna1.jpg14_jenna.jpg24_jenna.jpg27_jenna.jpg

Con frecuencia se critica el lujo, sobre todo si se le califica como “asiático” u “oriental”… Y es que evidentemente, al espíritu europeo no le va el lujo abrumador o insultante tal como es el que evoca la cultura árabe ó “las mil y una noches”.

Sin embargo, un cierto nivel de lujo, que no tiene por qué ser de mal gusto e incluso puede ser estético y aceptable.


A %d blogueros les gusta esto: