VIRGEN, DE LUXE: UN LUJO SIN LUJURIA

by

Es poco conocido en Occidente que una antigua costumbre china es que los hombres que están en

incipente edad anciana busquen compartir la cama con muchachas quinceañeras y si es posible virgenes.

Esta costumbre se basa en la creencia de que el vigor y vitalidad juvenil se transmite con la práctica sexual,

o al menos, con el calor de un cuerpo juvenil y preferentemente bello. Dicen que el que fue Gran Timonel, el

presidente Mao, autor de “El Libro Rojo”, tenía a bien calentar su lecho con el cuerpo de jovenes chinas.

No se sabe más detalles y tampoco si se requería la cualidad de ser simpatizante del Partido.  En cuanto a

virginidad, quizás sólo fuera una exigencia higiénica o bien honorífica, pues no sería muy digno para un

Gran Timonel tener acceso a una doncella ya desflorada…

Como referencia a la virginidad, merece leerse lo que escribe hernesto89 en wikio

 

Anuncios

Etiquetas:

Una respuesta to “VIRGEN, DE LUXE: UN LUJO SIN LUJURIA”

  1. La virginidad « Paulo Arieu Theologies Weblog Says:

    […] VIRGEN, DE LUXE: UN LUJO SIN LUJURIA No hay comentarios hasta ahora Deje un comentario Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. URI para TrackBack. Deje un comentario Saltos de línea y párrafo automáticos, nunca se mostrará la dirección de e-mail, HTML permitido: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: