Archive for the ‘Cultura’ Category

UN LÍDER ASESINADO EN 1936

17 de noviembre de 2012

Estamos acostumbrados a leer, oir y ver, por la inmensa mayoria de los medios de comunicación, y especialmente en en cine de Hollywood y en la TeleVi-sion

que los asesinos somos nosostros. Incluso hay un libro del judio Simon Wiesentham titulado “Los asesinos están entre nosotros”.  Se entiende que “nosotros” somos los europeos en general, pues Europa -dicen- perdió la SGM.

No hay que olvidar que el Continente Europeo fue invadido por el Esta y por el Oeste, según veíamos en los maopas que se publicaban en la revsta “Signal”….

Ni siquiera Winston Churchill, ni Stalin, ni Roosevelt hablaron ni rescribieron nada referido a “cámaras de gas” ni tampoco mencionaron nunca la palabra griega Holocausto…  Nada extraño es que tampoco lo hiciera Su Santidad Pio XII, Papa y Obispo de Roma.  Sin embargo hay un asesinato del que no se habla nada, entre otras razones porque la persona asesinada pertenece ideológicamente a la Europa que perdió la guerra en 1945 y porque su muerte se ejecutó con apariencias legales por un Tribunal Popular en Alicante, España, en 20 de Noviembre de 1936. El nombre del hombre asesinado es José Antonio Primo de Rivera. Tenia 33 años, como Jesucristo y Alejandro Magno. La fotografía que ilustra este comentario es de fecha anterior, como es evidente. Es de su etapa estudiantil y ya entonces denota caracter, madurez y personalidad. Dicen los entendidos en lenguaje gestual que los brazos cruzados significan actitud defensiva pero también seguridad espectante y desconfianza hacia un entorno hostil. No cabe duda de que el ambiente que se vivía en los primeros años de la Segunda República, en Madrid, era poco tranquilizante…: Desempleo,  Huelgas, crisis económica,  atracos, rufianismo, Ley de Vagos y Maleantes, Ley de Defensa de la República, Quema de Iglesias y Conventos, Intentonas separatistas y motines armados…

Anuncios

La religión germánica y el ocaso de los dioses

22 de junio de 2012

Los crímenes contra la humanidad los cometieron los alemanes. Los crímenes por la humanidad los cometieron contra los alemanes. Esa es toda la diferencia (Carl Schmitt, Glossarium).

¿Es el tema heideggeriano de la muerte una mera construcción filosófica? Vamos a abordar la cuestión por un lado quizá inesperado, de manera que la problemática resulte accesible a quienes niegan toda autoridad a la filosofía o, lo que es lo mismo, son unos “negados” para ella.
En la obra Historia de las ideologías. De los faraones a Mao, de François Châtelet y Gérard Mairet (coord.) se intenta explicar las características específicas de la filosofía alemana a partir de los signos inconfundibles anticipados por la religión germánica, que los autores califican de “pesimista”: “Después, más allá de la Edad Media clásica, más romano o galo-romano que germano, por su motor francés que iguala, cierto es, el decisivo impacto vikingo, debía llegar la hora de las grandes huellas ideológicas germánicas sobre Europa: protestantismo, filosofía de Kant o Nietzsche. ¿Es muy difícil descubrir sus raíces, en lo que acabamos de ver de los conceptos antiguos de esos hombres del Norte?” (p. 118). Veremos que la cosa va mucho más allá del mero pesimismo entendido en un sentido psicológico vulgar.
Es cierto, por otro lado, que en sus formas iniciales ninguna de las religiones originarias baraja la carta de la inmortalidad, sino exclusivamente la del infierno como representación poética del dolor absoluto de perecer. La forma “primitiva” de eternizar la muerte será así afirmar la finitud precisamente como sentido único de lo imperecedero, pero los pueblos primigenios no expresan esta idea de que precisamente “la muerte no muere” o “el pasar mismo no pasa” mediante conceptos filosóficos abstractos, verbi gratia la “nada” como lo opuesto al “ser”, sino que representan pictóricamente la experiencia subjetiva del morir en cuanto tormento. El “infierno” así concebido -ajeno a toda expiación punitiva de una culpa por actos pecaminosos- se detecta, por poner tres ejemplos, en las religiones griega (Hades), judía (Seol) y germánica (Hel).
Por contra, la aparición de la primera noción hedonista de inmortalidad hay que buscarla en Egipto en relación con las preocupaciones personales del faraón y ligada a las necesidades psicológicas de un individuo autoerigido en dios y protoforma despótica del futuro Yahvé del Libro de Josué. Desde África, se extiende así la fe transmundana al Asia Occidental y quizá a la India, adoptando formas diversas (supervivencia, reencarnación, resurrección) que conviene no confundir.
Considero un error garrafal de interpretación propio de escolares identificar la religión originaria de los pueblos indoeuropeos con el vedismo ario de la India. En este sentido, hay que subrayar que la época de expansión de los pueblos indoeuropeos o indogermánicos comienza en el neolítico, es decir, alrededor del año 5.000 a. C., mientras que la ocupación aria de la India que diera lugar al famoso régimen de castas (hacia 1.500 a. C.) es un episodio muy posterior a dichas migraciones e incluso al nacimiento de la cultura egipcia (año 3.000 a. C.). Tanto los hindúes como los persas en cuanto pueblos arios o indoeuropeos mantuvieron estrechos contactos con las civilizaciones nilótica (camita), índica (dravídica) y mesopotámica (sumeria) y, por lo tanto, sus creencias religiosas originarias se vieron modificadas en la dirección inmortalista predominante trazada muy tempranamente por la realeza de Egipto. Otro tanto cabe decir de los judíos, aunque ya veremos que en su caso las características del bagaje cultural hebreo anticipaban cuál iba a ser inevitablemente su evolución posterior hacia la idea específicamente judía de la inmortalidad, a saber, la resurreción de la carne (frente a la creencia ario-védica en la reencarnación o la supervivencia platónica del alma, oriunda del orfismo y más próxima al concepto egipcio original de inmortalidad).
Se nos ha objetado que entre los germanos encontramos el Walhalla, estancia celeste humana del Asgard o morada de los dioses, pero ésta es una imagen muy tardía, nada menos que del siglo X d. C. y de clara ascendencia cristianomorfa. Otro tanto puede afirmarse de la idea de una Edad de Oro o resurgimiento y triunfo del bien sobre el mal posterior al Ragnarök, la catástrofe final en la que se cifraba la cosmogonía germánica: el veneno profético yahvista -la esperanza, esa peste que, más allá del tópico, viene efectivamente de oriente- ya se estaba abriendo paso en la sangre de los guerreros.
Mas incluso cuando conciben un paraíso, para los germanos poco tiene éste que ver con los campos floridos del imaginario africano: el Walhalla es el lugar donde los héroes siguen luchando eternamente, de suerte que incluso en el seno de la dualidad platónica el lugar transmundano preserva los contenidos ágónicos y, por ende, el sentido metafísico del dolor que constituye el meollo de la noción heroica del Hel.
Por tanto, es preciso distinguir, en la religión germánica, los elementos puros u originarios y los advenedizos católico-romanos, de carácter cultural semita, es decir, totalmente opuestos en cuanto al significado y al valor ético.
En efecto, la religión germánica original permite identificar, a mi juicio, las creencias religiosas y existenciales de los pueblos indoeuropeos anteriores a sus contactos con las culturas meridionales y orientales, semitas o no. El motivo es la ubicación de los germanos: son los indoeuropeos situados históricamente en la más aislada y extrema esquina noroccidental de su área de distribución geográfica. Cierto que los celtas se asentaron al oeste de los germanos, pero su orientación sureña los puso en relación con los pueblos preindoeuropeos de la cuenca mediterránea, lo que es tanto como decir: con Egipto, epicentro de la plaga inmortalista. De ahí que entre los celtas se reconozca de forma inmediata una creencia en la inmortalidad que prolonga la concepción nilótica de un paraíso de prados verdes y placeres naturales allende la muerte, por no hablar del poder de la casta sacerdotal, totalmente atípico entre los arios excepto en el caso hindú, tan contaminado en este sentido como el celta o el persa.
Se nos ha objetado también que la idea de la nada sería precisamente de procedencia materialista judía y que lo propio de los pueblos indoeuropeos es la “espiritualidad” y, por lo tanto, la creencia en la inmortalidad del alma de tipo platónico o cíclico (reencarnación). A mi juicio, esa presunta espiritualidad ontológica (el alma) no es más que materialismo ético, mientras que toda forma de eticidad implica necesariamente la finitud como condición sine qua non del acto heroico. Un ser omnipotente e infinito o eterno no puede actuar éticamente porque carece del requisito fundamental a tal efecto, a saber, la posibilidad misma del autosacrificio.
Judíos y germanos
Volvamos, pues, al principio. Todas las religiones, en sus orígenes, ya lo hemos visto, muestran un “infierno” y no, en cambio, un “cielo”. Para los judíos ese infierno era el Seol, equivalente funcional del Hel germánico. No se trata, por tanto, de una cuestión racial. Ahora bien, los judíos evolucionan motu proprio hacia la idea de inmortalidad en forma de resurrección de la carne, mientras que para los germanos ese tipo de creencias hedonistas es totalmente exógeno. Por tanto, considero inaceptable la pretensión de que el elemento definitorio de la fe judía sea algo así como la afirmación de la nada. Sostengo que se trata exactamente de todo lo contrario.
Incluso en la idea del Seol y del Hel existen diferencias fundamentales entre los judíos y los germanos. Los judíos no pueden concebir la noción ética de la nada justamente porque creen en un Dios único, Yahvé, y dicha fe excluye la noción misma del no-ser. La nada nadea, que diría Heidegger. La idea de un ente absoluto no se compadece con la experiencia de la nada, que es menester no amalgamar con la de “vacío”; no puede hablarse de “nada” en tales términos porque Dios -un ser personal, no lo olvidemos- se ha concebido como omnipotente y susceptible de hacer y deshacer literalmente a su antojo, vulnerando incluso la irreversibilidad del tiempo que define la esencia de lo trágico. Así que George Steiner puede pretender semejante despropósito, pero yo por mi parte me niego a razonar al compás de criterios de autoridad y prefiero ir a la evidencia de la cosa misma: no hubo nunca “auténtica” nada entre los judíos y, claro, el postulado cultural de un ser eterno y único -Yahvé– tenía que conducir a algún tipo de inmortalismo entre los súbditos de tal tirano celestial. El de los judíos, peculiar suyo, y a diferencia del platonismo (ontológicamente idealista, éticamente materialista) es tout court materialista tanto en el sentido ético cuanto en el perfil ontológico: resurrección de la carne y reino de Dios felicitario.
¿Qué pasa, por contra, entre los germanos? Para ellos, y esto es extraordinario, también los dioses son finitos. Así, se habla del destino u ocaso de los dioses, y éstos perecen: “Un profundo sentimiento de pesimismo resalta en el hecho de que los germanos no creyeron en la eternidad de los dioses, sino que previeron su aniquilación y la del mundo” (op. cit., pág. 116). El final de la historia se concibe así como una catástrofe ígnea que destruye el universo en su totalidad. Es el triunfo de la muerte y, por cierto, la única doctrina religiosa que cabe aproximar a la ciencia y la filosofía. En definitiva, con rango superior a la divinidad percibían los germanos la nada, esta sí, y a diferencia de los hebreos, absoluta. Ningún déspota -divino o terrestre- podía reclamar para sí el poder sin límites a base de prometer la salvación a masas o individuos hedonistas angustiados por su extinción personal. El auténtico Dios de los germanos es la muerte misma.
En otro lugar nos ocuparemos del significado ético y político de esta creencia, de su relación con los valores heroicos y de su función democrática (como igualitarismo y profundo respeto por la mujer característicos de la sociedad germánica). Baste añadir un dato que ha pasado desapercibido hasta ahora y que confirma, todavía más si cabe, nuestro planteamiento. En efecto, ¿no habla Tácito en su archifamosa obra Germania de las distintas etnias germánicas y no distingue entre ellas a un pueblo que denomina precisamente los arios? Véase como los decribe: “los Arios, además de aventajarse en fuerzas a los pueblos que hemos nombrado poco ha, siendo feroces, ayudan su fiereza natural con el arte y con el tiempo. Traen los escudos negros y los cuerpos teñidos y escogen las noches más oscuras para las batallas; y con el mismo terror y figura de este ejército funeral causan espanto, no pudiendo ninguno de los enemigos sufrir aquella nueva vista y como infernal. Porque los ojos son los primeros que se vencen en las batallas.” (Tácito, Germania, XLIII). La filosofía nace en Grecia en la época de la tragedia y culmina con Heidegger, cuya obra, cima del pensamiento occidental, recodifica conceptualmente los contenidos de la religión indoeuropeoa originaria, de carácter heroico, resguardada por los arios occidentales, no los orientales (hindúes). ¿Se trata de una mera casualidad, de un capricho de pensadores ociosos y de rasgos psicológicos “pesimistas”, o nos encontramos, pura y simplemente, ante la verdad de la existencia, como quiere el pensador alemán de Messkirsch? Las próximas entregas de esta bitácora profundizarán más en el tema.
Jaume Farrerons
copyright©adecaf
Publicado porResistencia Anti-Oligárquica (RAO)en4:30 PM
===
Fuente:
http://www.nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2009/01/la-religin-germnica.html
NOTA de Jrania:   La “humanidad”, como la “libertad”, etc. son abstracciones. Existen naciones, razas, hombres concretos, hechos heróicos ó meritorios, o criminales, según la moral y cosmovisión, filosofia o religión de cada pueblo. Es desde estas consideraciones como se puede entender mejor todo lo que aquí se reproduce del post publicado por el blog FILOSOFIA CRÍTICA  el dia 8 de enero de 2009.

Creer ó No Creer…

21 de junio de 2012

JULIO SANZ dijo:
(…)  Y aquí hago una pregunta dirigida a todas las personas que quieran responderme (incluido Jaume Farrerons): ¿Se puede ser NR y a la vez creyente en DIOS ó DIOSES?
En mi opinión proclamarse ateo sólo conduce a crear confusión…
pues históricamente… en la SGM de 1939-1945 los “ATEOS” estaban más bien representados por Stalin y la URSS… En cambio, en las hebillas de los soldados de la Wehrmacht se leía “GOTT MIT UNS”…

RESISTENCIA ANTI-OLIGÁRQUICA (RAO) dijo…

La cuestión no es ateísmo/fideísmo, sino la aceptación o rechazo del dios judeocristiano.

Y el proyecto NR, pese a la derechización que sufre el propio fascismo, tiene su punto de partida en la “muerte de Dios” (Nietzsche), léase, del repugnante dios abrahamánico.

Pero el proyecto NR NO RECHAZA LO SAGRADO, antes bien instituye una experiencia de lo sagrado plenamente anticristiana.

Gott mit uns ha de leerse, por tanto, no en el sentido ECLESIAL o siquiera TEOLÓGICO MONOTEÍSTA, al menos si se pretende hacer una lectura NR del lema NS, sino en el sentido “fascista” originario, en cuanto SACRALIZACIÓN DE LA VIDA FINITA EN SU FINITUD. Como muy bien ha expuesto FerBraz, por cierto: la Voluntad de Poder asumiéndose en sí misma en su destino y fundamento último.

Nuestro “dios” es la verdad y la verdad se nos manifiesta de muchas maneras, para empezar mediante la ciencia (verdad racional) que nos muestra la naturaleza en su desnudez, pero también a través del arte, de ciertas religiones (como la germánica pre-cristiana), etc.

Lo que no quiere decir que se deban re-instituir ceremoniales paganos, antes bien se trata de comprender esas religiones como “las bodas del hombre con la vida”, en un sentido cívico de afirmación de la comunidad nacional.

Negamos TODA MELIFLUA ESPERANZA, TODA FELICIDAD azucarada, TODA LA MIERDA CON LA QUE EL SISTEMA NOS MANIPULA PARA LA CONSTANTE REINVERSIÓN DEL CAPITAL -CONSUMISMO- Y PARA DESTRUIR EN NOSOTROS EL SENTIDO HEROICO-TRÁGICO DE LA EXISTENCIA, FUENTE DE NUESTRA COMBATIVIDAD, DE NUESTRA DIGNIDAD, DE NUESTRO HONOR…

===

Fuente: http://www.blogger.com/comment.g?blogID=38510993&postID=5621536423295788589

los LOBOS nunca mueren…

23 de mayo de 2012

jose luis gutierrez el lobo in memoriam

JOSÉ LUIS GUTIERREZ ERA DE LA ESCUELA DE SP
Uuuuuuu. Le llamábamos el Lobo porque en esos momentos tensos que hay en cualquier redacción trataba de distender a la peña imitando el sonido de la muta lobuna. Un ulular por él aprendido de niño cuando manadas de este animal carnicero acechaban los campos de su pueblo Busdongo en la misma raya entre Asturias y León donde era de recibo parar a comprar pan. En Busdongo hay una panadería que cuece hogazas como ruedas de carro. Hace poco pregunté por él y me dijeron que estaba bien. La noticia del fallecimiento de José Luis Gutiérrez el Guti y también el Lobo nos ha cogido de sorpresa. Era uno de la escuela de SP aquella revista y luego periódico fundado por un falangista valenciano y un hombre de bien Rodrigo Royo que a muchos de nosotros nos enseñó a escribir en libertad. Sus correligionarios- Rodrigo se marchó a la división azul con 17 años- le hicieron el vacío. Los tecnócratas y banqueros le negaron el pan y la sal y el Opus le cerró el periódico pero el de Alcira, espiritu generoso, nos dio cobijo a toda una generación  de profesionales (…/…. ).
Así nació SP con vocación de servicio ne el afán de huida de toda manipulación vicaria. Éramos todos aquellos jóvenes – miro hacia atrás y se me empaña la mirada de melancolía y ruedan por mis mejillas alguna lágrima de arrepentimiento, éramos demasiado ingenuos porque creíamos en los reyes magos y el mundo es como es y la condición humana poco mejorable- muy de izquierdas. José Antonio y sobre todo Onesimo en sus libros y en sus verdades o en medias verdades constituían la horma de nuestro zapato como era mi caso, pero Rodrigo Royo no le ponía el veto a nadie. Gaziño un gaditano llegaba a la redacción de Santiago Cordero con el libro de Mao bajo el brazo. Estaba de moda ser maoísta por entonces porque el comunismo soviético se les había quedado a muchos pequeños y este era el caso del Lobo lo que no fue óbice a que encauzase su carrera profesional hacia predios más asendereados y lucrativos a la sombra de la higuera del gran cofrade. La primera vez que lo vi fue en la vieja facultad de san Bernardo. Había ido yo a ver las notas de los exámenes de septiembre pues se examinaba mi hermano Javi – yo había acabado la carrera hacía bastante tiempo- cuando se presentó un moreno alto y con barba, esgrimiendo unas notables gafas de sol Ryban, las que lucía Robert Redford en sus políticas y haber su nombre en las actas de aprobado José Luis Gutiérrez… apto prorrumpió en un grito triunfal… uuuuuu.  Ya soy periodista. Era aquel clamor algo que representaba al aurrresku o al Ijujú de las montañas de León. José Luis venía de concluir su jornada laboral como fresador.
La segunda vez fue en el año 80 en el aeropuerto Kennedy. Estaba yo a punto de embarcar en el avión de regreso a España después de cerrar la corresponsalía en Nueva York al quedar disuelta o vendida y malparada la prensa del Movimiento. El Guti iba acompañado de una rubia despampanante que debía de ser la CIA. Se me ocurrió y en mala hora lo haría objetar que nuestro infortunio profesional se debía al amigo norteamericano. Iban a pasar el rodillo por todos nosotros. La rubia me miró con ojos muy fieros pero yo le dije que el espiritu de SP era de urdimbres libertarias. Afortunadamente, para él José Luis Gutiérrez fue de los que supo subirse al carro de los vencedores. Fue director de Cambio 16 y luego tenía una columna en el Mundo bajo la firma de Erasmo. Era un hombre brillante, muy leído y estudioso, aunque para mí gusto nunca llegó a la categoría del gran periodismo de altura que tuvieron Félix Ortega o Manolo Velasco. Conservaba el candor y el entusiasmo de sus años adolescentes. Para ganarle la partida al Islam lo que tenemos que hacer los españoles es tener muchos hijos, le escuché decir en una tertulia de radio. Gran verdad. Se había formado, según creo, en el seminario de su diócesis donde cursó Humanidades como la mayor parte de la pleyade de escritores que ha dado León y que van desde Merino  hasta Luis del Olmo pasando por Magín Revillo, Pepe Cavero y Jesús Torbado quien para mí es el gran  escritor que nos representa a los de SP a los inconformistas de la generación de mayo de 1968. Otro que se va José Luis Gutiérrez el Lobo. Hoy me toca escribir tu necrológica entre la tristeza y la autosatisfacción de sentirme superviviente de mí mismo y de todo aquello. Goodbye to all that. Que la tierra te sea leve.
===
Nota de JRANIA: He encontrado este post en el blog de Antonio Parra y supongo que su autor no tendrá inconveniente en que lo copie aquí,  pues no es la primera vez que me hago eco de su magistral prosa y de sus muy sentidos testimonios.

descubriendo el veneno de “la ideología de género”

29 de septiembre de 2011

HAY QUE IR el dia 1 de Octubre a Alcalá de Henares (antigua COMPLUTUM), a 50 kilómetros de Madrid, para oir una CONFERENCIA  a las 19 horas en en número 19 de la calle Colmenar de Oreja,  para conocer lo que se esconde tras una ideología y propaganda, que se presenta como “feminista” y en nombre de la “igualdad” y que finalmente es la destrucción de la virilidad de los hombres y de la femineidad de las mujeres, la caída de la natalidad y la muerte de la familia., de la única familia que existe por derecho natural y divino, la que los enemigos del hombre llaman “familia patriarcal”… Hoy promueven  la homosexualidad y el lesbianismo… y mañana promoverán la pederastia y el incesto…

“La Sexta Redoma” se retira y da paso al blog de Arjún

23 de septiembre de 2011

Un blog de denuncia de la invasión islámica que sufre Occidente y especialmente Europa ha publicado una carta de despedida de sus lectores. Por su interés y valor testimonial de la grave crisis de valores morales que padece Europa, reproducimos el último post publicado por AMGD en su blog “La Sexta Redoma” cuya url es www.layijadeneurabia.com

Antes de nada, ESTE ES EL NUEVO BLOG DE ARJÚN.

Como os he contado el blog me empezó a cansar hace un año.Cambié su nombre por eso. No es que la eurabización y la agresión yijadista no sigan siendo una preocupación, pero nuestra clase política continua con la estrategia delirante de intervenir militarmente en los países de Oriente Medio aumentando el caos y de abrir las puertas de los nuestros a la inmigración, importando los problemas. Es el reciente caso de Libia.

Por otra parte, la ciudadanía sigue adormecida con el pan y circo. La derecha populista no despega. No hay ninguna probabilidad en este momento de que un partido que proponga detener la inmigración, expulsar a los ilegales y delincuentes e implementar una políticas que eliminen las zonas “fuera de la ley” que se están formando en nuestros países, obtenga una influencia decisiva.

Creo que por ello que nos deslizaremos hacia la ruptura del orden social. No sé si será lento o rápido. Hace cuatro años hubiera dicho que lento, pero la situación económica era risueña hace cuatro años. La actual crisis ha creado unas condiciones económicas dramáticas. Empieza a faltar el pan, y el circo va a dejar pronto de ser divertido. Esto irá a peor. Nuestros países están endeudados hasta el cuello, algunos más arriba. En los próximos años un numero creciente de personas se jubilará. Las cuentas públicas no se podrán cuadrar de ninguna manera. Creo inevitable que se produzcan en los próximos años gravísimos disturbios que dejarán los de este verano en Londres en la categoría de ensayos preparatorios, de juegos de niños. Desde luego, no debemos esperar la protección de un policía que no se sabe proteger a sí misma. No es razonable.

Estoy convencido de que no cabe descartar ningún escenario, ni los más graves. En esta situación me parece ridículo continuar dando noticias de los atentados que sufrimos, de la subversión del marxismo cultural y de las ideologías y étnias pseudoreligiosas que están detrás de ellos. Las acusaciones de esto o de lo otro se pueden tolerar, pero tener la sensación de hacer algo inútil me desazona.

Por eso he pedido a Arjún y a Catolibán, que son los compañeros que siguen escribiendo, que abran otro blog. Vamos a congelar este. No habrá más entradas y cerraré los comentarios. No descarto que algún día lo reabra, pero tampoco creo que lo haga. Si me confundo en mis predicciones, quedaría en ridículo, y si acierto tendremos otras prioridades.

Os pido que lo comprendáis; esto se hace por interés, por utilidad o por diversión. Ya no se da ninguna de ellas. Tampoco se publicarán los comentarios, aunque podéis usarlos para dejarme algun aviso. Los miraré de vez en cuando, pero no se publicarán.

Unas recomendaciones: fundad una bella familia con una buena mujer y tened al menos tres hijos (si estáis en edad; es lo primero); ahorrad todo lo que os permita vuestra situación en los próximos años (invertid una tercera parte en oro y plata físicos); buscad gentes como vosotros, dispuestos a la ayuda mutua; aseguraos la posibilidad de un refugio en alguna zona rural. Esto puede durar dos años, puede durar cinco, como mucho diez. El actual orden social se derrumbará. Preparaos para lo peor. Para más atentados, “para un verdadero holocausto”, como nos avisan los simpáticos chicos de las fotos.

***

ESTE ES EL NUEVO BLOG DE ARJÚN. Ha estado publicando en paralelo desde finales de agosto. Arjun tiene voz y estilo propios. Ha influido en mi forma de pensar, aunque hay cosas en las que no coincido con él. Le deseo mucha suerte.

¿Blasfemias “artísticas”?

20 de abril de 2011

Las personas, naciones ó comunidades que hacen respetar sus símbolos y banderas se hacen respetar a sí mismas.  Los pueblos orientales tienen la fea costumbre de escupir ó esputar al rostro de quien quieren ofender. (A Jesucristo le escupieron en la cara… y desde entonces ese obsceno gesto es para europeos y cristianos la máxima injuria y expresión de un alma abyecta)  Los musulmanes arrojan sus zapatos a quienes quieren humillar e insultar.  Las carícaturas de Mahoma (que hace años provocaron iracundos tumultos entre las turbas islámicas, con asesinatos, quema de banderas y ataques a embajadas) son, comparativamente una ingenua travesura de un dibujante danés en un periódico de escasa difusión hace varios años.

En Europa es sabido que en los últimos años, a cuenta de un supuesto “laicismo”, los gobiernos están adoptando cuanto menos una actitud pasiva ante los ataques y escarnios a la religión cristiana, la cual no ha querido ser reconocida por la Unión Europea como  valor y símbolo representativo de la civilización europea. Simultaneamente se da todo tipo de facilidades a la penetración del islám y a la construcción de mezquitas, lo cual parece una política inexplicable cuando vemos cada dia como en Africa y Asia el factor islamista es motivo de enfrentamiento civil e incluso de guerras cruentas, como en Cachemira, Costa de Marfil, Sudán, Nigeria, etc. Hay quen explica esta sumisión de “Eurabia” a un plan oculto y conspiranoico para mestizar las naciones europeas mediante la inmigración incontrolada. Es sintomático que tras la llegada de 26000 tunecinos a la Isla italiana de Lampedusa, en Francia se haya disparado el libro de  Jean Raspail (“El campamento de los santos”) que hace décadas anticipaba la invasión migratoria que sufrimos hoy los europeos.

…Y  frente a esta silenciosa e incesante penetración del islamismo… ¿hay alguna reacción de los “cristianos”…ó de las jerarquías eclesiásticas?

La respuesta podemos extraerla de un hecho que no por ser anecdótico es menos significativo:

Desde el año 1987, un “artista” de origen afrocubano y hondureño ha expuesto en Nueva York, Londres  y  recientemente y hasta el domingo pasado en Avignon (Francia), la ciudad de los”anti-papas”, una fotografía (“Immersión” ó “Piss Chist”) que representa un Cristo Crucificado sumergido en los orines del propio “artista”, un tal Andrés Serrano, nacido en 1950, en Nueva York. Para tomar nota de su “calidad” artística basta saber que, como se dice en  la web  más de arte:   “Sus fotografías contienen a menudo fluidos corporales, como semen, sangre menstrual o leche materna y emplea técnicas fotográficas convencionales sin manipulación digital.”

¿Cuáles han sido las reacciones ante esta manifiesta provocación? Lo explica muy claramente, por ejemplo, el ministro de Cultura de la República Francesa, un tal Frederic Miterrand ( muy “comprensivo” con la pederastia y sobrino del quien fuera Presidente de la República) que impidió que Francia celebrara hace un mes un homenaje al gran escritor francés Celine, acusado de “antisemitismo”.  Hay que aclarar que la reacción de este Miterrand no es contra la que podríamos llamar “blasfemia artística” sino contra unos desconocidos atacantes que con un martillo rompieron –el pasado Domingo de Ramos–el cristal  de la citada fotografía sumergida en orines…:

“Estoy consternado por el hecho de que se entre en un museo, se violente a los guardias y sean destruidas unas obras. Creo que cuando uno se siente agredido por una obra, hay que dirigirse a la justicia y será la justicia quien decida lo que procede. Hay un marco de libertad de creación y de expresión, dos principios fundamentales de la República. Así que todo acto de violencia, de destrucción, de intolerancia es inaceptable.” 

[fuente: http://www.espanol.rfi.fr/cultura/20110418-catolicos-atacan-un-museo-de-avignon ]

Esta es la noticia que publica la web RFI:

Un grupo de católicos integristas atacó una fotografía de Andrés Serrano que consideraban blasfema. “Immersion Piss Christ” es el título de la obra presentada en la exposición “Je crois aux miracles” (Creo en los milagros) en el Museo de Arte Moderno de Avignon.

…y esta fue la reacción del galerista:

El propietario de la colección, Yvon Lambert, denunció por su parte las tendencias inquisitoriales de los incitadores de la agresión y precisó que mañana se abrirá de nuevo el museo con las obras tal como quedaron después de la agresión, como testimonio de la barbarie de sus autores.

También, hoy, en el diario “El Pais“, de Madrid (pág 33), un comentarista escribe:

A los enemigos de la libertad siempre les han sobrado excusas para atentar contra ella. Ahí tienen, por ejemplo, la nueva e intolerable agresión de que ha sido objeto Immersion (1987) la ya célebre obra del fotógrafo Andrés Serrano, en la que se presenta a Cristo crucificado sumergido en orina del artista. Dos energúmenos entraron el Domingo de Ramos en la galería de la ciudad francesa de Aviñón en la que se exhibía y la emprendieron a martillazos con la obra.

Nota de URANIA:  Como era de esperar  el Arzobispo de Avignon Jean-Pierre Cattenoz , a principios de abril pidió que la obra fuera retirada de la exposición por tratarse de una representación “odiosa”, según sus términos. Sin embargo, los “defensores de la libertad de expresión” no parece que sientan ninguna preocupación por este incalificable insulto a todos los cristianos del mundo; algunos “estadistas”, como ZP, se sintieron muy compungidos con motivo de las famosas caricaturas de Mahoma… ¿Alguién se imagina que un “artista” pudiera exponer en un museo público una ofensa semejante no contra un “profeta” como por ejemplo, Moisés ó  Mahoma?  Está claro que los mismos poderes mundiales que prohiben editar ciertos libros en Europa…(pensemos en historiadores como David Irving)  se muestran muy “liberales” con quienes socavan uno de los cimientos espirituales de la civilización occidental.

V JORNADAS de DISIDENTES (II)

3 de diciembre de 2010
Conferencia de Manuel Ángel Pérez Aldana (España):
“Crisis e inmigración”
Manuel Ángel Pérez Aldana (izquierda) durante su exposición

 

Interesante la ponencia de Manuel Ángel Pérez Aldana. Para este conferenciante existe una clara relación entre crisis e inmigración. Destacó que el discurso del sistema es meramente emotivo y sentimental cuando se trata de la citada inmigración, como si el sistema sólo existiera para compadecerse del sufrimiento; es decir, se trata de un discurso demagógico.
Durante los últimos quince años (1996) se ha producido el fenómeno de la inmigración masiva. Entonces (antes de 1996) ya había extranjeros, pero no suponían un cómputo significativo. Aquel año, 1996, fue también cuando el Partido Popular (PP) ganó las elecciones.
Nota de JRANIA:  Así comienza un post del blog mundodaorino.es
dedicado a las V Jornadas de la Disidencia, celebradas en Madrid en los dias 5, 6 y 7 de noviembre.
Daorino comenta el contenisdo de dos enlaces (Navarra Disidente) y Desempleo en España, de Wikipedia:
Nota de Daorino: Sin embargo se habla de que sólo 1,9 millones de inmigrantes trabajan. Es decir, hay al menos 4 millones de inmigrantes improductivos que continúan en España cuando se supone que llegaron para trabajar. Mientras tanto, no nos dejan de señalar que España necesita la llegada de más inmigrantes: 
El conferenciante nos subrayó el gran impacto de la inmigración en España y para demostrarlo se sirvió de las cifras del INE, que aunque se basan en datos oficiales (que no son los reales, ya que no tienen en cuenta a los inmigrantes irregulares), sirven como referencia:
AÑO POBLACIÓN INMIGRANTE % RESPECTO AL TOTAL DE LA POBLACIÓN
1996
542.314
1,37
1998
637.085
1,60
2000
923.879
2,28
2002
1.977.946
4,73
2004
3.034.326
7,02
2006
4.144.166
9,27
2008
5.220.600
11,3
2010
5.708.940
12,2
En la época de Aznar se pasa de poco más de medio millón de inmigrantes a poco más de 3 millones. Zapatero, que llega al poder en 2004, prosiguió con la misma política económica de Aznar (siendo un continuista) y observamos como en 2010, es decir, en seis años, la cifra casi se ha duplicado. Para colmo, con la crisis económica han entrado en España casi 500.000 inmigrantes más si nos atenemos a las cifras oficiales. Seguramente las cifras reales nos ofrecerían resultados más abultados y preocupantes.
Datos de inmigración:
Existen más factores para entender la crisis. No podemos soslayar el financiero-monetario. Los inmigrantes han sacado divisas por valor de más de 40.000 millones de euros entre 2002 y 2010. 
Remesas:
El conferenciante también señaló como factor importante el modelo productivo español, con unas tasas muy bajas (1,14 de media), por debajo de la media europea. Asimismo, la UE acusa a España de gastar más de lo que recauda. Los gastos sociales de Zapatero han supuesto un despilfarro y toda una muestra de irresponsabilidad política y mala gestión; al final los inmigrantes no van a garantizar las pensiones: todo esto se traducirá en el desmantelamiento de la Seguridad Social.
Casi llegados al final, el conferenciante destacó la importancia de la labor de las V Jornadas de la Disidencia. Sostiene que es fundamental para nuestra línea política la lucha por las ideas. “Tenemos que ser capaces de proyectar nuestras ideas. Es importantísimo que hagamos un gran discurso político y denunciar a aquellos que van en contra de los trabajadores, de la nación, etc.”, expone Manuel Ángel Pérez Aldana. Finalizó la conferencia denunciando a los llamados nacional-liberales, liberales que con un nuevo discurso pretenden ser nacionalistas.

Crónica del sábado 6 de noviembre (via V Jornadas de la Disidencia)

3 de diciembre de 2010

Crónica del sábado 6 de noviembre A las 10:30 h. dio comienzo el segundo día de estas jornadas disidentes con la conferencia impartida por Manuel Ángel Pérez Aldana (España), que por título llevaba: “Crisis e inmigración”. Aldana explicó la relación entre la crisis y el uso y abuso que se ha realizado por parte del gobierno de la inmigración, dejando claros muchos puestos que afectan económica y socialmente a los ciudadanos receptores de este fenómeno que en España especialmente … Read More

via V Jornadas de la Disidencia

A.H. Führer en 1933

14 de noviembre de 2010
Mucho se ha hablado de los triunfos y fracasos de Hitler. Sobretodo de los fracasos, porque parece que resulta útil hablar solo de sus fracasos. Sin embargo Hitler representa a ese tipo de personas, que se dan muy poco en la historia, capaces de superarse a sí mismos y conseguir objetivos ciertamente inimaginables. Sus conquistas militares son impresionantes. Sus logros sociales y el haber sido capaz de tener a toda una nación en su corazón, también. Tampoco debemos olvidar como un gran triunfo de Hitler el hecho de que sea tan conocido en el mundo entero y de que su figura sea recordada hoy en día, para bien o para mal. Sin embargo todo eso no hubiera sido posible sin lo que yo considero el mayor logro de Hitler: su escalada al poder. El hecho de haber intentado subir al poder mediante un golpe, el famoso Putsch de Munich, y de haber fracasado, hizo recapacitar a Hitler sobre el método a utilizar. Sabemos que ese método le fue bien a Mussolini (aunque el tiempo demostró que Mussolini no tenía todo el apoyo que necesitaba para sostenerse), sabemos que muchos dirigentes y militares han conseguido el poder mediante golpes de estado. El método de Hitler, conseguir el poder mediante armas legales y mediante el apoyo de las urnas, fue ciertamente una hazaña más asombrosa que sus conquistas militares. El hecho de ser un personaje anónimo y alcanzar la cancillería de un país como Alemania, supuso para Hitler un hito difícil de superar. Nadie lo ha logrado en tiempo record como él. De hecho, sus campañas electorales han sido imitadas. Normalmente se intenta soslayar el asunto aduciendo que la subida al poder de Hitler tuvo poco merito e incidiendo que la crisis mundial le aupó al poder. Los historiadores y analistas intentan restar importancia al merito de Hitler pero lo cierto es que hizo un esfuerzo titánico para lograrlo. Siempre me ha sorprendido que digan que Hitler fue poco más que un vago, que no tenía horarios etc. Pero lo cierto es que las energías de Hitler fueron impresionantes. Me gustaría que quienes critican a Hitler me dijeran quién ha logrado en la historia algo tan increíble como llegar al poder de la nada y en semejante tiempo. El mismo Hitler hablaba de 14 años de lucha. Eso es cierto si tenemos en cuenta que Hitler comenzó su carrera política prácticamente cuando finalizó la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, en 1925 Hitler tuvo que comenzar prácticamente de cero, lo que nos indica que Hitler consiguió el poder en tan solo 7 u 8 años.

Cuando Hitler salió de la cárcel, en 1924, tuvo que comenzar desde cero. La mayor parte de sus partidarios se hallaban encarcelados aún o habían desaparecido. Los que seguían, estaban peleados entre sí. Según Joachim Fest, cuando Hitler regresó de Landsberg “es verdad que solo existían ruinas pero también es cierto que ya no existían rivales serios.” Después Hitler quiso legalizar la situación de su partido. Según Fest, Hitler quiso seguir siendo revolucionario “y al mismo tiempo, como defensor de las actuales situaciones, dar la sensación de ser radical y templado, de amenazar el orden y figurar como conservador, quebrantar la ley pero conjurar de la forma más convincente su recomposición.”

La cárcel le sentó bien a Hitler. En una ocasión dijo:
– Aquel periodo me dio la oportunidad de profundizar en varios conceptos de los que sólo tenía un conocimiento instintivo. Fue también durante mi encarcelamiento cuando adquirí esa fe inquebrantable, ese optimismo, esa confianza en nuestro destino que a partir de entonces nada pudo hacer vacilar.

En la biografía de Fest, hay unas declaraciones de Hitler que nos dicen mucho sobre sus métodos:

– Si alguien viene y me quiere imponer condiciones, entonces le digo: “amiguito, ante todo espera un momento y escucha las condiciones que yo te impongo. Yo no aprecio a la gran masa. Después de un año ustedes, mis partidarios, deben juzgar; he obrado correctamente, entonces todo va bien; si no he obrado correctamente, entonces deposito mi cargo en sus manos. Pero hasta entonces vale que: yo dirijo al movimiento completamente solo y nadie puede imponerme condiciones, mientras sea yo el responsable. Y yo me hago totalmente responsable de cuanto pueda suceder en el movimiento. 

A parte de ganar a la población para captar sus votos, Hitler centró sus esfuerzos en ganarse a los industriales, financieros y al propio ejército. Ya antes del golpe de 1923 Hitler buscó el apoyo de la industria alemana, a pesar de que existía un marcado sentimiento anticapitalista en el movimiento. Los empresarios temían al comunismo mucho más que al nacionalsocialismo por lo que no le resultó difícil ganárselos. Por otra parte, Hitler llegó a poseer un ejército mayor que el propio ejército regular. Este detalle es muy importante ya que no conocemos muchos casos, a parte de los comunistas en Rusia, de un movimiento político sostenido por semejante número de paramilitares.

Se ha dicho a menudo que Hitler se vendió a los industriales y al ejército para alcanzar el poder. Sin embargo no cabe duda de que la estrategia de Hitler funcionó: fue lo suficientemente inteligente como para buscar su apoyo para lograr un fin. Hitler nunca se sintió cómodo con los grandes industriales y siempre tuvo un marcado sentimiento anticapitalista. Prefería la compañía de sus modestos sirvientes que estar entre empresarios. Pero no era posible alcanzar el poder sin el apoyo de éstos.

También se ha dicho que Hitler alcanzó el poder gracias a la crisis mundial existente y al empleo de chivos expiatorios, como eran los judíos y los comunistas. Sin embargo hay que estar muy preparado para alcanzar el poder, por mucha crisis que exista. Por otra parte, nunca he estado de acuerdo en que Hitler utilizara a judíos y comunistas como chivos expiatorios. Hitler los combatió porque creía firmemente que debía hacerlo, no para utilizarlos.

En 1932 Hitler envió una carta al Presidente de la república von Hindemburg:

– Puedo asegurarle a vuestra excelencia mi firme decisión de formar un gabinete presidencial propuesto por mi, sujeto a mi dirección y aceptado por vuestra excelencia, con todas las premisas constitucionales necesarias para un largo y fructífero mejoramiento de nuestro pueblo política y económicamente arruinado. Por este motivo, dirijo a vuestra excelencia un solo ruego, el de otorgarme por lo menos, tanta autoridad y poderes como los que antes que yo recibieron hombres que por su parte podían contribuir igual que yo a valorar la autoridad y el prestigio del nombre de vuestra excelencia. No obstante, como estoy obligado a causa de la constitución a tener en cuenta a los partidos para el legal funcionamiento del futuro gobierno, llevo conmigo, señor Presidente del Reich, al partido más grande de todos. Pero mi nombre y la existencia de este gran movimiento alemán, son garantías que se verían anuladas, necesariamente, por un fracaso en nuestros esfuerzos. En tal caso, señor Presidente del Reich, yo no veo después de nosotros una dictadura militar, sino el caos bolchevique. Si después tuviera que persistir en el propósito de volver a formas de gobierno de viejo sello parlamentario, entonces sería necesario, a mi parecer, dar a conocer esta voluntad de vuestra excelencia. Sin embargo, en este caso, me permito con todo respeto, llamarle la atención sobre las repercusiones de una decisión semejante. Yo las lamentaría profundamente. Permítaseme, para concluir, rogar a vuestra excelencia tener en debida cuenta mis motivaciones y desistir del intento de darle esta solución a la crisis.

A penas dos meses de enviar esta carta, Hitler consiguió alcanzar el poder, una gesta que solo él supo lograr de manera magistral.


A %d blogueros les gusta esto: