Archive for the ‘POLITICA’ Category

Dios escribe con renglones torcidos…

7 de septiembre de 2012

Anuncios

Feliz Yule, Feliz Solsticio a todos los paganos de Europa. (via Castilla Unida)

6 de enero de 2011

Feliz Yule, Feliz Solsticio a todos los paganos de Europa. Hoy es la noche más importante del año. Es una noche para grandes cenas con amigos, donde recordemos a nuestros muertos, a nuestros dioses y festejemos la Victoria del Sol Invicto sobre la oscuridad. La celebración debe extenderse hasta la noche del 31 de Diciembre. No en vano son 12 días que simbolizan a los doce meses. Es tiempo de quemar todo lo malo de este año que termina y celebrar todo lo bueno que nos traerá el 2011. Que el próximo 2011 s … Read More

via Castilla Unida

paz ó guerra… no es lo mismo

20 de diciembre de 2010

 

En  YRANIA se ha publicado una serie de comentarios procedentes de un foro. Por su extraordinario interés los reproducimos aquí.  Está claro, después de leerlos… que la guerra y la paz sólo son dos situaciones que coexisten y una y otra se suceden en el tiempo. Dicen que en los últimos dos mil años (por determinar un periódo de tiempo histórico) no ha habido un sólo dia en el que el mundo haya estado en absoluta paz…  Quizáz durante la PAX ROMANA… pero incluso entonces estaban las revueltas judías…

En fin, seguidamente reproducimos del Foro de Amisalas el siguiente texto:

ZARPAX   2 marzo 2010-12-20

Estudiar la guerra, pensar la guerra, el conflicto, que es algo que siempre ha existido desde que el hombre es hombre, no es ni desearla, ni añorarla, ni es un “¡Viva a la guerra y la muerte!”.
Tampoco el que la piensa necesariamente ha de ser un militar o un “militarista” aunque no sea un pacifista.
Este “chiste” del Q., me molesta porque es nítidamente una mentira basada en el desconocimiento del asunto. ¿Por qué es una mentira o un error? Porque los soldados que empuñan el fusil y la bayoneta como el del chiste no piensan la guerra. Ellos la hacen, pero no la piensan.

Pensar la guerra es propio de la filosofía, de una muy alta filosofía (me refiero al tema), porque la guerra es un asunto grave, muy grave, y no puede ser dejada en manos de los políticos ignorantes ni en manos de los soldados ignorantes.

Por supuesto no me refiero al estudio de una guerra concreta porque eso no es ni pertenece a la filosofía, sino a la historia. Así, hablar de los “estudios de la Guerra Civil española” es mera ideología y eso es anacrónico. Eso será una “historia” o un relato como otros muchos…, pero no será pensar lo más objetivamente posible la guerra.

No creo yo que se pueda tildar a Raimond Aron de belicista o de militarista por haber estudiado la guerra en su opus <Paz y guerra entre las Naciones>.
Ni Clausewitz ni Aron, ni ningún otro estudioso de la guerra ha expresado jamás que le guste o ser un aficionado o un defensor de ella, por mucha que fuese la fascinación del primero, de Clausewitz, ante la guerra. La guerra, siendo el horror más grande no gusta a nadie. Absolutamente a nadie. Ni a un Hitler.
La guerra, que al decir de Clausewitz es un asunto grave, no debería nuca ser tratada con ligereza, como si fuera cosa de risa o como si la risa la “desarmara” y la hiciera “pacífica” o inexistente. Al contrario, la risa sobre ella es belicista y tiende al conflicto al no saber tratarla en sus justos términos.

El graffiti que he encontrado por la Red y que ven ustedes aquí arriba es -aparte de su necia ingenuidad- un insulto a la inteligencia y una boutade, un acto inconsciente propio de un gran ignorante que, más que ayudar a la paz, ayuda al desconocimiento de la guerra y del ejército y crea una nefasta ideología que sólo sirve al ocasional “enemigo” que se aprovechará siempre de ella. Porque la guerra, digan lo que digan los alelados de los pacifistas, siempre estará con nosotros y nunca nos abandonará, ya que ella es parte inherente de las biocenosis que han dado lugar a lo que somos. Y renegar de lo que somos es de necios. El Jardín del Edén aquí no existe, y la realidad es lo dura que es.

Si, por ejemplo, la guerra “es una confrontación de voluntades” (para doblegar la una a la otra), como dice Clausewitz…, para acabar con las guerras antes habríamos de acabar necesariamente con esas “voluntades”, lo cual es, también, cosa de necios.
No se hace, pues, la guerra con la paz, sino al revés: se hace la paz con la guerra, “en su seno mismo, hay que buscar la paz; la paz en la guerra misma”, como dijo Miguel de Unamuno. ¡Si quieres la paz, efectivamente te has de preparar para la guerra!
Pensar la guerra es así cosa del hombre virtuoso, no es cosa del “pacifista” ni del que al pensar el horror que es, se desmaya sin haberlo realmente experimentado. Tampoco es cosa del belicista.
La guerra es mala, es lo peor…, pero es humana, es nuestra. Así, el mayor insulto a la inteligencia nuestra es oír aquello de que la guerra es “inhumana”, porque los inhumanos, los no humanos, esto es los animales no humanos, no hacen guerras (la selva), por tanto lo “inhumano” si acaso es la paz eterna y el diálogo habermasiano infinito del alicio de turno que piensa que la Ciudad de Dios ya ha llegado a la Tierra. Esto es una verdadera salvajada. Amén.

quedaronseconmigo
Publicado: Mie Mar 03, 2010 12:51 am

 

 

Cita:

Dice Pep el Zarpax:
Porque la guerra, digan lo que digan los alelados de los pacifistas, siempre estará con nosotros y nunca nos abandonará, ya que ella es parte inherente de las biocenosis que han dado lugar a lo que somos. Y renegar de lo que somos es de necios. El Jardín del Edén aquí no existe, y la realidad es lo dura que es.

Ya lo sé, Pep, ya lo sé. Estoy de acuerdo, no niego nada de esto. Pero cuando ya nos llegan las calamitosas enfermedades que nos da la vida (a los no nacidos no les entra ni una, los muy jodíos) y pienso en los sufrimientos concurrentes, me da bastante pena que los humanos (como todas las demás especies), se arreen tanto los unos a los otros y viceversa en un baño grandioso de sufrimientos, precisamente. Entonces es posible que uno se alicie un poco con estas cosas.
Además, lo quieras o no, para los menos agudos tus anteriores palabras (las previas al chiste) dan la apariencia de que tu belicismo está por encima de tus razones.
No me alejo de la realidad ni un momento, a pesar de todo. Pero un chiste es un chiste y no iba yo a dejar pasar la oportunidad…

 

ZARPAX    3 marzo 2010:

 

Muerte y sufrimiento.“Nec Spe Nec Metu: “Nada espero, nada temo”, hemos dicho.
……………….

quedaronseconmigo escribió:

<…y pienso en los sufrimientos concurrentes, me da bastante pena que los humanos (como todas las demás especies), se arreen tanto los unos a los otros y viceversa en un baño grandioso de sufrimientos, precisamente. Entonces es posible que uno se alicie un poco con estas cosas.>

Dos cosas: Una que los humanos no se arrean los unos a los otros “como todas las demás especies”. Esto es falso.

Los animales humanos se relacionan con las demás especies de múltiples maneras (arte taurino, caza, pesca, religión (los númenes) y se come como ellas a todas las que puede, pero como ellas…, no hace con ninguna de ellas “la guerra” (werra), pues la “guerra contra las cucarachas” o contra las plagas no es verdaderamente una guerra, puesto que ninguna de esas especies es “enemigo” nuestro tal y como lo son otros hombres enclasados dentro de un “Estado enemigo”. Es decir, que la guerra sólo es posible entre Estados, y como los demás animales no constituyen Estados, no hay guerra con ellos… Ni ellos hacen jamás la guerra (bellĭcus) con ningún otro animal, sea de su misma especie, sea de otra especie. La guerra es nítidamente y solamente humana y entre humanos enclasados en alguna Unidad política, cuando esto no es así lo que hay es una “pugna”, una reyerta.
La guerra no es ni lo que dice el RAE: La “Desavenencia y rompimiento de la paz entre dos o más potencias”, pues ello significaría que el “estado natural” es la paz, de donde surgiría la guerra, lo cual ya hemos asentado que es falso. Es al contrario, es la paz, la firma del armisticio o el “cese de hostilidades” el fruto de la guerra, del estado natural del hombre para el hombre según la famosa teoría hobbesiana.
La guerra no es “una lacra social”…, sino un resultado lógico y ecológico del estatalismo y de la civilización, y no es tampoco lo que genera más sufrimiento en este valle de lágrimas:
<En 2000, más de 1,2 millones de personas murieron como consecuencia de accidentes de tráfico, lo que hace de ésta la novena causa más importante de muerte en el mundo. Se prevé que en el año 2020 esta cifra prácticamente se haya duplicado………..los accidentes de tráfico en carretera provocan más de 40.000 muertes en la Unión Europea y producen costes conexos directos e indirectos estimados en 180.000 millones de euros, o sea el 2 % del PIB de la Unión Europea.>
¿Alguién protesta por estas muertes y por este sufrimiento muchísimo más grande que el generado en las guerras actuales? ¿Por qué consideramos “normal” estas muertes y este sufrimiento por “accidente” de tráfico? ¿Por qué no consideramos a la guerra un “accidente”? Pues un accidente es sólo el “suceso eventual que altera el orden regular de las cosas”…, aunque esto del “orden regular” sea muy discutible y hay que tener la noción de “accidente” muy clara.
La guerra -en tanto curso de la sociedad política-, pertenece al eje circular del Espacio antropológico y solamente a él.
…………..

La otra y segunda cosa es que el sufrimiento del que habla Q., eso de “las calamitosas enfermedades que nos da la vida”, es irrecurrente y de nada vale clamar contra él. La mayor mortandad y el mayor sufrimiento lo da la vida al matarnos: la tasa de mortalidad es aquí absolutamente del 100%. Nadie excepto los alumbrados religiosos clama contra este fatum.
La causa mayor de las muertes ocurridas en el mundo son las enfermedades cardiovasculares: Principales causas de mortalidad en el mundo. La guerra no ocupa casi nunca un lugar elevado en las estadísticas: http://www.gstriatum.com/info/general/53-mundial/629-principales-causas-de-muerte-en-el-mundo .

La existencia es la que es y en esto hay que ser estoicos, “Nec Spe Nec Metu: “Nada espero, nada temo”. De nada serviría decir que así como se lucha contra las enfermedades y las muertes causadas por el tráfico, hay que “luchar” también contra la misma lucha que supone la guerra, pues la lucha contra la guerra es la guerra misma, ya que es esta guerra la que establece la paz. Y nadie, excepto el que puede, está mejor capacitado para saber y decidir cuando conviene o no conviene la guerra y cuando conviene la paz.

El sufrimiento, el dolor y el miedo físicos son una alarma darwiniana, evolutiva. Al no existir el “espíritu” ni el “alma” no debemos hablar de “sufrimientos espirituales”…, por ello todo son sufrimientos “físicos” y muy lógicos.

¿A donde queremos ir si no queremos sufrir? ¿No es este quejido del sufrimiento la base ideológica del “progresismo”? Y es que la raigambre de la tradición bíblica y su maldición llega lejos y hondo:<–Como hiciste caso a tu mujer y comiste del fruto del árbol del que te dije que no comieras, ahora la tierra va a estar bajo maldición por tu culpa; con duro trabajo la harás producir tu alimento durante toda tu vida. La tierra te dará espinos y cardos, y tendrás que comer plantas silvestres. Te ganarás el pan con el sudor de tu frente, hasta que vuelvas a la misma tierra de la cual fuiste formado, pues tierra eres y en tierra te convertirás.> (Génesis 3, 17)

No vamos a ningún sitio, no tenemos futuro lejano, seremos reducidos con el tiempo a polvo de estrellas y todo, absolutamente todo, con el transcurrir del tiempo perderá su sentido, porque el sentido es nuestro, y la guerra es una parte de este sentido nuestro. ¡Nec Spe Nec Metu! ¿Estaremos con el transcurrir de los eones, pues, sin sentido? ¡Peor!: No estaremos. No estaremos ya nunca jamás en trillones y trillones de años, por siempre nunca jamás.

Como decía el Josep Plá, “la felicidad consiste en ver como a tu vecino le cae una teja en la cabeza y a ti no”. Lo demás son cuentos para niños. Amén.

V JORNADAS de DISIDENTES (II)

3 de diciembre de 2010
Conferencia de Manuel Ángel Pérez Aldana (España):
“Crisis e inmigración”
Manuel Ángel Pérez Aldana (izquierda) durante su exposición

 

Interesante la ponencia de Manuel Ángel Pérez Aldana. Para este conferenciante existe una clara relación entre crisis e inmigración. Destacó que el discurso del sistema es meramente emotivo y sentimental cuando se trata de la citada inmigración, como si el sistema sólo existiera para compadecerse del sufrimiento; es decir, se trata de un discurso demagógico.
Durante los últimos quince años (1996) se ha producido el fenómeno de la inmigración masiva. Entonces (antes de 1996) ya había extranjeros, pero no suponían un cómputo significativo. Aquel año, 1996, fue también cuando el Partido Popular (PP) ganó las elecciones.
Nota de JRANIA:  Así comienza un post del blog mundodaorino.es
dedicado a las V Jornadas de la Disidencia, celebradas en Madrid en los dias 5, 6 y 7 de noviembre.
Daorino comenta el contenisdo de dos enlaces (Navarra Disidente) y Desempleo en España, de Wikipedia:
Nota de Daorino: Sin embargo se habla de que sólo 1,9 millones de inmigrantes trabajan. Es decir, hay al menos 4 millones de inmigrantes improductivos que continúan en España cuando se supone que llegaron para trabajar. Mientras tanto, no nos dejan de señalar que España necesita la llegada de más inmigrantes: 
El conferenciante nos subrayó el gran impacto de la inmigración en España y para demostrarlo se sirvió de las cifras del INE, que aunque se basan en datos oficiales (que no son los reales, ya que no tienen en cuenta a los inmigrantes irregulares), sirven como referencia:
AÑO POBLACIÓN INMIGRANTE % RESPECTO AL TOTAL DE LA POBLACIÓN
1996
542.314
1,37
1998
637.085
1,60
2000
923.879
2,28
2002
1.977.946
4,73
2004
3.034.326
7,02
2006
4.144.166
9,27
2008
5.220.600
11,3
2010
5.708.940
12,2
En la época de Aznar se pasa de poco más de medio millón de inmigrantes a poco más de 3 millones. Zapatero, que llega al poder en 2004, prosiguió con la misma política económica de Aznar (siendo un continuista) y observamos como en 2010, es decir, en seis años, la cifra casi se ha duplicado. Para colmo, con la crisis económica han entrado en España casi 500.000 inmigrantes más si nos atenemos a las cifras oficiales. Seguramente las cifras reales nos ofrecerían resultados más abultados y preocupantes.
Datos de inmigración:
Existen más factores para entender la crisis. No podemos soslayar el financiero-monetario. Los inmigrantes han sacado divisas por valor de más de 40.000 millones de euros entre 2002 y 2010. 
Remesas:
El conferenciante también señaló como factor importante el modelo productivo español, con unas tasas muy bajas (1,14 de media), por debajo de la media europea. Asimismo, la UE acusa a España de gastar más de lo que recauda. Los gastos sociales de Zapatero han supuesto un despilfarro y toda una muestra de irresponsabilidad política y mala gestión; al final los inmigrantes no van a garantizar las pensiones: todo esto se traducirá en el desmantelamiento de la Seguridad Social.
Casi llegados al final, el conferenciante destacó la importancia de la labor de las V Jornadas de la Disidencia. Sostiene que es fundamental para nuestra línea política la lucha por las ideas. “Tenemos que ser capaces de proyectar nuestras ideas. Es importantísimo que hagamos un gran discurso político y denunciar a aquellos que van en contra de los trabajadores, de la nación, etc.”, expone Manuel Ángel Pérez Aldana. Finalizó la conferencia denunciando a los llamados nacional-liberales, liberales que con un nuevo discurso pretenden ser nacionalistas.

Crónica del sábado 6 de noviembre (via V Jornadas de la Disidencia)

3 de diciembre de 2010

Crónica del sábado 6 de noviembre A las 10:30 h. dio comienzo el segundo día de estas jornadas disidentes con la conferencia impartida por Manuel Ángel Pérez Aldana (España), que por título llevaba: “Crisis e inmigración”. Aldana explicó la relación entre la crisis y el uso y abuso que se ha realizado por parte del gobierno de la inmigración, dejando claros muchos puestos que afectan económica y socialmente a los ciudadanos receptores de este fenómeno que en España especialmente … Read More

via V Jornadas de la Disidencia

“La Voz de los coptos” (via PATRIA JUDIA)

17 de noviembre de 2010

Si en “Patria Judía” defienden a los cristianos coptos, es decir, a los cristianos de Egipto… supongo que no es por amor a los cristianos…… Ya sabemos que toda denuncia es interesada… Por ejemplo… si los iraníes critican a los judíos de Israel…, si Izquierda Unida critica la represión del ejército de Marruecos contra el pueblo saharaui… etc… sabemos que no por ello van a denunciar la falta de libertad que impide discrepar de la versión de la HISTORIA que difunden los vencedores de la guerra mundial… Poca gente sabe que en Alemania hay tantos prisioneros políticos como en Cuba…por el “delito” de opinar sobre el pasado reciente de Europa…
Dicho todo lo anterior, creo que los europeos debemos defender el derecho de los cristianos de Egipto, y de todos los países, a profesar la religión…

"La Voz de los coptos" La Voz de los Coptos,Egipto,lanza un vibrante trabajo contra el Islam. ¡DESPIERTA OCCIDENTE!¡EL ISLAM ES INCOMPATIBLE CON TUS VALORES! La primera parte describe  como celebran en Egipto,los musulmanes ,el Festejo del Aiid: INCENDIARON 10 CASAS Y 65 COMERCIOS DE LOS CRISTIANOS COPTOS.Esos fanáticos ,respondian con tales barbaridades ,a la llamada de AlQaida de que imitasen lo hecho por sus “hermanos”en Irak (en la iglesia de Notre Dame). El autor … Read More

via PATRIA JUDIA

A.H. Führer en 1933

14 de noviembre de 2010
Mucho se ha hablado de los triunfos y fracasos de Hitler. Sobretodo de los fracasos, porque parece que resulta útil hablar solo de sus fracasos. Sin embargo Hitler representa a ese tipo de personas, que se dan muy poco en la historia, capaces de superarse a sí mismos y conseguir objetivos ciertamente inimaginables. Sus conquistas militares son impresionantes. Sus logros sociales y el haber sido capaz de tener a toda una nación en su corazón, también. Tampoco debemos olvidar como un gran triunfo de Hitler el hecho de que sea tan conocido en el mundo entero y de que su figura sea recordada hoy en día, para bien o para mal. Sin embargo todo eso no hubiera sido posible sin lo que yo considero el mayor logro de Hitler: su escalada al poder. El hecho de haber intentado subir al poder mediante un golpe, el famoso Putsch de Munich, y de haber fracasado, hizo recapacitar a Hitler sobre el método a utilizar. Sabemos que ese método le fue bien a Mussolini (aunque el tiempo demostró que Mussolini no tenía todo el apoyo que necesitaba para sostenerse), sabemos que muchos dirigentes y militares han conseguido el poder mediante golpes de estado. El método de Hitler, conseguir el poder mediante armas legales y mediante el apoyo de las urnas, fue ciertamente una hazaña más asombrosa que sus conquistas militares. El hecho de ser un personaje anónimo y alcanzar la cancillería de un país como Alemania, supuso para Hitler un hito difícil de superar. Nadie lo ha logrado en tiempo record como él. De hecho, sus campañas electorales han sido imitadas. Normalmente se intenta soslayar el asunto aduciendo que la subida al poder de Hitler tuvo poco merito e incidiendo que la crisis mundial le aupó al poder. Los historiadores y analistas intentan restar importancia al merito de Hitler pero lo cierto es que hizo un esfuerzo titánico para lograrlo. Siempre me ha sorprendido que digan que Hitler fue poco más que un vago, que no tenía horarios etc. Pero lo cierto es que las energías de Hitler fueron impresionantes. Me gustaría que quienes critican a Hitler me dijeran quién ha logrado en la historia algo tan increíble como llegar al poder de la nada y en semejante tiempo. El mismo Hitler hablaba de 14 años de lucha. Eso es cierto si tenemos en cuenta que Hitler comenzó su carrera política prácticamente cuando finalizó la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, en 1925 Hitler tuvo que comenzar prácticamente de cero, lo que nos indica que Hitler consiguió el poder en tan solo 7 u 8 años.

Cuando Hitler salió de la cárcel, en 1924, tuvo que comenzar desde cero. La mayor parte de sus partidarios se hallaban encarcelados aún o habían desaparecido. Los que seguían, estaban peleados entre sí. Según Joachim Fest, cuando Hitler regresó de Landsberg “es verdad que solo existían ruinas pero también es cierto que ya no existían rivales serios.” Después Hitler quiso legalizar la situación de su partido. Según Fest, Hitler quiso seguir siendo revolucionario “y al mismo tiempo, como defensor de las actuales situaciones, dar la sensación de ser radical y templado, de amenazar el orden y figurar como conservador, quebrantar la ley pero conjurar de la forma más convincente su recomposición.”

La cárcel le sentó bien a Hitler. En una ocasión dijo:
– Aquel periodo me dio la oportunidad de profundizar en varios conceptos de los que sólo tenía un conocimiento instintivo. Fue también durante mi encarcelamiento cuando adquirí esa fe inquebrantable, ese optimismo, esa confianza en nuestro destino que a partir de entonces nada pudo hacer vacilar.

En la biografía de Fest, hay unas declaraciones de Hitler que nos dicen mucho sobre sus métodos:

– Si alguien viene y me quiere imponer condiciones, entonces le digo: “amiguito, ante todo espera un momento y escucha las condiciones que yo te impongo. Yo no aprecio a la gran masa. Después de un año ustedes, mis partidarios, deben juzgar; he obrado correctamente, entonces todo va bien; si no he obrado correctamente, entonces deposito mi cargo en sus manos. Pero hasta entonces vale que: yo dirijo al movimiento completamente solo y nadie puede imponerme condiciones, mientras sea yo el responsable. Y yo me hago totalmente responsable de cuanto pueda suceder en el movimiento. 

A parte de ganar a la población para captar sus votos, Hitler centró sus esfuerzos en ganarse a los industriales, financieros y al propio ejército. Ya antes del golpe de 1923 Hitler buscó el apoyo de la industria alemana, a pesar de que existía un marcado sentimiento anticapitalista en el movimiento. Los empresarios temían al comunismo mucho más que al nacionalsocialismo por lo que no le resultó difícil ganárselos. Por otra parte, Hitler llegó a poseer un ejército mayor que el propio ejército regular. Este detalle es muy importante ya que no conocemos muchos casos, a parte de los comunistas en Rusia, de un movimiento político sostenido por semejante número de paramilitares.

Se ha dicho a menudo que Hitler se vendió a los industriales y al ejército para alcanzar el poder. Sin embargo no cabe duda de que la estrategia de Hitler funcionó: fue lo suficientemente inteligente como para buscar su apoyo para lograr un fin. Hitler nunca se sintió cómodo con los grandes industriales y siempre tuvo un marcado sentimiento anticapitalista. Prefería la compañía de sus modestos sirvientes que estar entre empresarios. Pero no era posible alcanzar el poder sin el apoyo de éstos.

También se ha dicho que Hitler alcanzó el poder gracias a la crisis mundial existente y al empleo de chivos expiatorios, como eran los judíos y los comunistas. Sin embargo hay que estar muy preparado para alcanzar el poder, por mucha crisis que exista. Por otra parte, nunca he estado de acuerdo en que Hitler utilizara a judíos y comunistas como chivos expiatorios. Hitler los combatió porque creía firmemente que debía hacerlo, no para utilizarlos.

En 1932 Hitler envió una carta al Presidente de la república von Hindemburg:

– Puedo asegurarle a vuestra excelencia mi firme decisión de formar un gabinete presidencial propuesto por mi, sujeto a mi dirección y aceptado por vuestra excelencia, con todas las premisas constitucionales necesarias para un largo y fructífero mejoramiento de nuestro pueblo política y económicamente arruinado. Por este motivo, dirijo a vuestra excelencia un solo ruego, el de otorgarme por lo menos, tanta autoridad y poderes como los que antes que yo recibieron hombres que por su parte podían contribuir igual que yo a valorar la autoridad y el prestigio del nombre de vuestra excelencia. No obstante, como estoy obligado a causa de la constitución a tener en cuenta a los partidos para el legal funcionamiento del futuro gobierno, llevo conmigo, señor Presidente del Reich, al partido más grande de todos. Pero mi nombre y la existencia de este gran movimiento alemán, son garantías que se verían anuladas, necesariamente, por un fracaso en nuestros esfuerzos. En tal caso, señor Presidente del Reich, yo no veo después de nosotros una dictadura militar, sino el caos bolchevique. Si después tuviera que persistir en el propósito de volver a formas de gobierno de viejo sello parlamentario, entonces sería necesario, a mi parecer, dar a conocer esta voluntad de vuestra excelencia. Sin embargo, en este caso, me permito con todo respeto, llamarle la atención sobre las repercusiones de una decisión semejante. Yo las lamentaría profundamente. Permítaseme, para concluir, rogar a vuestra excelencia tener en debida cuenta mis motivaciones y desistir del intento de darle esta solución a la crisis.

A penas dos meses de enviar esta carta, Hitler consiguió alcanzar el poder, una gesta que solo él supo lograr de manera magistral.


A %d blogueros les gusta esto: