Posts Tagged ‘Europa’

ANTONIO MEDRANO: LA LUCHA CON EL DRAGÓN

9 de mayo de 2017

ANTONIO MEDRANO:

LA LUCHA CON EL DRAGÓN

 

————————————————–

https://www.youtube.com/watch?v=pXERdj0RUJM

https://youtu.be/pXERdj0RUJM

eran otros tiempos…

9 de abril de 2017

QUÉ OCURRÍA EN LA REPÚBLICA DE WEIMAR?

19 de noviembre de 2016

…lo que significaba la república de Weimar…
noviembre 19, 2016

Periodismo Trascendente

8 de noviembre a las 23:03 ·
QUÉ OCURRÍA EN LA REPÚBLICA DE WEIMAR?

Por el Psic. Andrés Irasuste.

08/11/2016
“¿Cómo arranca la República de Weimar? Lo cierto es que no es el resultado de una transición precisamente ‘democrática’, y sí es el resultado un tanto forzado de la Primera Guerra mundial.

Los alemanes eran demasiado apegados al orden como para condenar la nueva y eventual democracia emergente (algo propio de una sociedad históricamente muy madura), pero a su vez dicho demoliberalismo no era representativo del alma colectiva alemana, de la Volksgemeinschaft.

Se trató del primer gran ensayo de ingeniería social basada en una ideología liberal y progresista… Weimar es un eje del tiempo histórico donde se da una extrema paradoja: aquella etapa que se reivindica a sí misma como epifanía de las formas republicanas y demoliberales fue una realidad institucional instaurada a partir de disposiciones provisionales, exigida por intereses foráneos a los del pueblo alemán después de la guerra, y aquella realidad condenada como monstruosa e inefable posteriormente a la Segunda Guerra, fue el alzamiento del pueblo en las urnas frente a una realidad que no vivía como propia”.

http://www.pablodavoli.com.ar/ateneocruzdelsur/intranet/articulos/Weimar.pdf

Carta (imaginaria) de F. Franco, 40 años después…

19 de julio de 2016

franco-aclamado-670x424

Reproducido con motivo del aniversario del 18 de julio.- Españoles todos: Hace casi 41 años, al llegar para mí la hora de rendir cuentas ante el Altísimo, me despedí de vosotros como un padre lo haría de sus hijos en el momento supremo de esa partida inevitable. Con la sinceridad que impone la perspectiva de ese viaje sin retorno, quise expresaros entonces algunas cosas que un hombre de bien no podía dejar de mencionar en ese instante definitivo: mi amor por España y mi fe en su destino.

Yo sólo fuí un servidor de España y en el altar sagrado de la Patria entregué hasta el último aliento de mi vida. No quise más honor que el servirla ni más recompensa que el verla levantada de la ruina y la discordia en que la sumieron sus enemigos. Rendí mi vida al Altísimo con el sentimiento de haber vivido como católico y español, con el norte siempre puesto en el bien de España y la prosperidad de los españoles.

Dejé el mundo sin remordimientos y con la conciencia de haber obrado bien. La España que la Divina Providencia puso en mis manos en el año 1939, después de las iniquidades y las violencias que desataron sobre ella los que soñaron derribar su gloria y mancharla eternamente con la ignominia de su traición, no era en el momento de mi humana despedida de este mundo, más que un lejano recuerdo, desdibujado por las nieblas del tiempo y relegado por las urgencias de los nuevos afanes de un país que había, tras décadas de sacrificos y esfuerzos, recuperado su lugar en el concierto de las naciones de la tierra, con la cabeza alta y las manos limpias.

Los años de paz de mi gobierno, en un mundo desgarrado por innumerables guerras, no fueron un fórmula falsa de una propaganda de régimen, sino una verdad que trajo en su fértil surco el progreso y el orden que España necesitaba y merecía después de las miserías y los dolores de una confrontación fraticida que nos puso al borde de la esclavitud y la tiranía de las que otros pueblos europeos no pudieron librarse y que aún soportaban en el momento de mi partida (y lo harían todavía durante unos años más antes de sacudirse la opresión que las ahogaba).

Una vez derrotado el enemigo interior que quiso un día uncir nuestra insigne nación al yugo de espurios designios antinacionales, me dediqué a levantar a España de su postración y construir sobre la ruinas de una tierra arrasada por la guerra civil el edificio de la nueva España, redimida de los odios y las vindictas del pasado. Más que un soldado victorioso, quise ser un obrero de la paz, antes un restaurador civil que un conquistador.

Paz, orden y progreso, esos fueron los objetivos cardinales que me fijé y la Historia no podrá desmentir los logros que obtuve en esa misión impuesta. Ningún estadista puede ser tachado de fracasado si deja su país en mejor estado que aquél en que se encontraba cuando tomó las riendas que el destino puso en sus manos.

A mi muerte, España había recuperado el lugar que le correspondía a la jerarquía de su trayectoria nacional y estaba encaminada por la buena senda. Me fui con la convicción de que “todo quedaba atado y bien atado”, dejando como legado una España en pie y añadiendo unos consejos postreros para que la obra cumplida no fuera puesta otra vez en peligro por los enemigos de España y la civilización cristiana, siempre al acecho.

Habiendo sido la defensa de los supremos intereses de la patria y el pueblo español y la salvaguarda de la unión indivisible de las tierras de España la misión de mi vida, era obligado que también a estas primordiales cuestiones se refirieran mis últimas palabras, al pediros que, aparcando intereses personales, no cejáraís en la defensa de los primordiales objetivos que todo español cabal ha de hacer suyos: fortalecer la unidad de España y alcanzar la justicia social y la cultura para todos lo hombres de España.

Hoy desde mi descanso eterno, alejado ya de las cosas humanas, y en la paz celestial que es el premio que Dios nuestro Señor me ha otorgado en recompensa a mi entrega a la obra de sanar España de sus viejas heridas y levantar la cruz de la fe frente a los negadores de Cristo, no puedo sin embargo quedar indiferente al destino de España y la suerte de los españoles.

Con dolor creciente veo que la antiEspaña que una vez pusimos de rodillas en la gloriosa jornada de nuestra Cruzada Nacional vuelve a levantar cabeza y persigue con nuevos brios la tarea de destruir España y enfrentar a los españoles. En realidad, hace ya tiempo que esta deriva destructiva viene ocupando mis pensamientos, aumentando mi inquietud y turbando mi reposo.

Existía en el tiempo de mi vida terrenal un problema espiritual en el mundo de la más extraordinaria transcendencia, constituido por el ambiente revolucionario de las masas alejadas de la creencia en Dios y obnubiladas por quimeras antinaturales que la razón condena. La lucha que llevamos a cabo una vez contra esas fuerzas destructivas fue un fenómeno pasajero, mientras que el espíritu revolucionario de las masas alimentado por teorías tan falsas como dañinas constituye el problema fundamental de la época presente, de una hondura y de una permanencia muchísimo mayor que la de cualquier conflicto bélico.

Los españoles, pueblo tan noble y valeroso como díscolo e irreflexivo, siempre presto a entregarse a quimeras y fantasías por poco que estas revistan el adecuado ropaje de una mendaz promesa y se exprese con la seductora retórica de todo lo falso, necesita de dirigentes incorruptibles y clarividentes para evitar el camino que lo aleja de manera contínua, con frenazos y retrocesos, a través de los siglos, del destino que la Historia señaló para él desde los albores de nuestra raza inmortal. De la mano de la antipatria y con el único norte de sus intereses bastardos, España vuelve a alejarse del puesto que le corresponde conforme a su Historia y que ocupó en épocas pretéritas.

Huérfano de un ideal superior que conduzca sus pasos, carente de un guía inspirado y patriótico y asediado por el rencor invencible y el odio nunca satisfecho de los enemigos de España, el pueblo español vuelve a caer en el desorden y la discordia, presa de la demagogia y los manejos disolventes de los peores elementos resurgidos de las profundidades más tenebrosas de nuestro pasado, con la anarquía como único horizonte posible y la desunión como meta proclamada.

Al pasar revista a los logros que conseguimos para España y los españoles durante los años de mi gobierno, no podemos por menos que reconocer con dolor y consternación como han sido en gran parte malogrados y echados a perder. Ante nuestra mirada se expone el resultado de décadas de malos gobiernos y prolongados errores que han llevado a España a las puertas de la ruina y a su actual insignificancia ante las naciones del mundo.

En lo fundamental, tanto como en lo accesorio, mis sucesores no han sabido mejorar la herencia recibida con su pobre desempeño, por el contrario la han dilapidado con un entusiasmo que nunca tuvieron a la hora de trabajar por el engrandecimiento de España y el bienestar de su pueblo. Cayendo de nuevo en politiquerías mezquinas y revanchismos tardíos, los nuevos dirigentes, alejados de los caminos de la Fe y la Patria, se han dedicado a derribar con ahínco cuanto han tocado con la soberbia de sus almas pequeñas y la maldad de sus mentes corrompidas. En el mejor de los casos han gobernado pensando en la semana siguiente y el peor soñando con restaurar los oscuros días del ayer.

Dando la espalda a los principios tradicionales y patrióticos que son el nervio de nuestra historia, las masas españolas se han rendido a los fáciles halagos del extremismo izquierdista por un lado y por los relucientes espejismos del capitalismo ultraliberal por el otro, y sobre esa doble impostura ha renacido la España vieja y maleada que una vez desterramos.

Parece que España hubiera agotado sus reservas espirituales y materiales al entregar el mando de la nación a los incapaces y los traidores que la han dirigido hacia donde se encuentra en este momento.

Nunca creímos nosotros en el régimen democrático liberal que acarreó a España tantos daños en el pasado y ha reeditado después de mi desaparición tantos otros. Desoyendo la autorizada voz de la experiencia, los españoles se han dejado una vez más seducir por químeras impropias al buen gobierno y rendirse ante sistemas incompatibles con el honor de nuestro nombre y de la dignidad de nuestra historia.

Nunca antes de mi gobierno, y tampoco después (ahora lo vemos), España consiguió alcanzar tantos logros en todos los ámbitos de la vida nacional, ni vivir una era de paz, orden y progreso de tal magnitud. La obra calumniosa de nuestros enemigos ha consistido, desde el mismo momento de su anticipada derrota un glorioso 18 de julio (antes de la victoria formal el 1 de abril de 1939), en socavar los cimientos del edificio levantado con su incansable labor subversiva y mentirosa.

Sin embargo, el edificio construido un día no puede borrarse de la memoria de los hombres si esa construcción fue grande y buena, y aun tirada a tierra, puede reconocerse aunque sea a través del expresivo testimonio de sus muros caidos al suelo.

Las creaciones sociales del régimen fueron muchas:

– Creación del “Auxilio Social” que llenó España de Comedores gratuitos para los más necesitados.

– Creación de la Seguridad Social Universal.

– Creación de la Pensión por Jubilación, y también la de Viudedad

– Establecimiento de la edad obligatoria de Jubilación.

– Creación de Escuelas Públicas y Gratuitas, para la enseñanza obligatoria, con el fin de erradicar el analfabetismo.

– Fomento y creación de Universidades para enseñanza superior.

– Creación de Escuelas de Formación Profesional.

– Establecimiento de una edad mínima, para el comienzo de la vida laboral.

– Establecimiento del Sueldo Mínimo Interprofesional.

– Establecimiento de fecha tope para el Contrato de Pruebas.

– Garantía de compensación económica para casos de despido improcedente.

– Creación del Estatuto de los Trabajadores que garantizaban a estos, lo ya mencionado y mucho más.

– Creación de cientos de miles de Viviendas Sociales para las clases más desprotegidas y eliminación del chabolismo.

– Creación de una clase media sólida que evitó la inestabilidad política de los siglos anteriores. Después de la catastrófica gestión de los sucesivos ejecutivos socialistas y liberales no queda gran cosa de ello.

– Un aparato industrial estratégico, que poco a poco los gobiernos diversos han ido dejando en manos extranjeras.

– Creación de una nueva industria de servicios muy lucrativa, inicialmente de transición mientras se posibilitaba el desarrollo tecnológico y la entrada de capitales y divisas: el turismo. Después de cuatro décadas años de mi desaparición, España no ha superado esa etapa.

– Un desarrollo tecnológico de primer nivel para los parámetros de esa época. Hoy en España la investigación apenas existe y en esta materia somos totalmente dependientes del exterior.

– Un sistema educativo que sacó a España de la lista de países con mayores tasas de analfabetismo. Hoy los jóvenes españoles apenas saben interpretar un texto y la educación ha retrocedido a niveles casi africanos.

– Una legislación laboral que protegía a la misma clase media de los desmanes de los políticos y del neoliberalismo. Desde la instauración de la democracia esta legislación no ha hecho más que retroceder.

Creé un gobierno de licenciados, catedráticos e ingenieros que decidían lo mejor para el país: Solís Ruiz (con 3 carreras), Navarro Rubio (Catedrático de Derecho Administrativo), Lopez Rodó (Licenciado en Economía, Derecho y Comercio), etc. Hemos visto en los tiempos recientes cómo individuos sin formación alguna, ni capacidad demostrable o siquiera historial laboral ocupaban los más altos cargos del país.

Mi gobierno sacó a España del subdesarrollo y de una situación en muchos casos casi tercermundista. Hoy el Tercer Mundo ya está instalado en nuestro país, con su cortejo inacabable de lacras de todo tipo.

Todo eso lo logré a pesar de ser España un país devastado, sin recursos y sin las reservas económicas del banco de España que se llevaron los republicanos a Rusia.

Todo ello sin apenas cobrar impuestos. No existía el impuesto sobre la Renta ni el IVA, y sin embargo el Estado disponía de más presupuesto que ahora.

Se crearon medidas de protección a los obreros, la Seguridad Social, el sistema de salud nacional (INSALUD), etc. Hoy la Sanidad Pública está en práctica bancarrota, debido al derroche de décadas de mala administración.

No existía una delincuencia que supusiera una calamidad social ni pusiera en peligro el orden público. No había mafias y el crimen organizado los españoles lo veían en las pantallas de cine. Hoy el crimen organizado constituye un fenómeno de tal envergadura que pone en peligro la seguridad no ya de los simples ciudadanos sino la del Estado mismo. La criminalidad común en España es ya una de las mayores del mundo occidental.

En la España franquista nunca se toleró la implantación de costumbres bárbaras que humillan la conciencia humana. Hoy cosas tan peregrinas como las mutilaciones sexuales o crimenes de honor son realidades cotidianas que abochornan el sagrado suelo de esta vieja nación cristiana.

Las lacras como los abusos de menores, la pedofilia, el terrorismo, no eran fenómenos masivos. Durante mi régimen la organización terrorista ETA mató a un total de 48 personas. En lo que lleva España de democracia la cifra de víctimas del terrorismo se aproxima a unos 2000.

Antiguamente cada muerto era un duro golpe para España, ahora los españoles están acostumbrando a vivir entre delincuentes, inmigrantes ilegales, mafiosos y terroristas. La muerte campa a sus anchas y nadie que no se vea afectado directamente se siente concernido.

La gente podía darse al masculino hábito del tabaco si ser perseguidos como delincuentes ni mal mirados. Hoy son las drogas de todo tipo las que envenenan a la juventud española hasta dejarla postrada en el estado de impotencia actual.

Teníamos una ley contra vagos y maleantes. Ahora es la ley que da derechos a los vagos y maleantes y los mantiene en cárceles de lujos (con ordenador, TV, gimnasio, comida halal para los musulmanes, etc.). Los delincuentes se detenían y eran juzgados eficazmente. Ahora cobran el subsidio de paro al salir de la cárcel para que no pasen necesidades antes de su siguiente ingreso en prisión.

Aguantamos muchas críticas por la emigración española a Europa en los años 60 y 70. Mi gobierno se impuso como inexcusable deber el conseguir las mejores condiciones para aquella dolorosa expatriación que muchos beneficios trajo a España por el trabajo provechoso de tantos compatriotas en tierras extranjeras. Nuestros emigrantes fueron los mejores embajadores del noble y esforzado carácter español, que contribuyó de manera significativa al desarrollo y la prosperidad de los países anfitriones. A los españoles, las autoridades de los países de destino les obligaban a llevar la cartilla de sanidad, un certificado de antecedentes penales en blanco y un contrato de trabajo ya hecho en nuestro país. Ahora la inmigración llega a España en tropel, sin control, y se dedica en gran medida a delinquir, a parasitar y a hacer la vida difícil a los españoles.

Podría seguir con la enumeración de los logros que alcanzamos y la lista de los fracasos de los herederos de mi gestión. Pero no es necesario. Pero no puedo menos que recordaros como en casi cuatro décadas de gobierno, nunca el rencor ni el deseo de venganza ocupó siquiera un instante de mi pensamiento y mi actuar. Traté por todos los medios de curar las heridas profundas de la contienda fraticida y unir a todos los españoles de bien sin distinción en la reconciliación y la esperanza, de modo que nadie hubiera nunca de sufrir el estigma de culpas que nadie ha de heredar de sus padres. Durante 40 años y aun después, gracias a la sabia labor de mi gobierno, los españoles no tuvieron que reconocerse entre ellos como los descendientes de uno u otro bando. Hemos visto en los años recientes cómo los odiadores de España intentan de manera criminal y sectaria, abrir las antiguas heridas ya cerradas y alimentar nuevas discordias, desenterrando antiguos muertos y cavando nuevas trincheras para poner frente a frente, una vez más, a los españoles.

Os prometí un día que a mi muerte os devolvería una España nueva, resurgida de sus cenizas y en la que todos pudiésemos vivir con dignidad y justicia. Morí con la certeza de haber cumplido con aquella promesa y las obras que dejé a mis espaldas testimonian de cuanta verdad es aquella de que mi gobierno fue mucho más social y progresista que el régimen de pobreza moral, deterioro material y retroceso social, que actualmente usurpa el poder y le roba a los españoles el destino que corresponde a su valía y sus méritos reales.

A través de esta breve exposición de algunos de los muchos logros de mi régimen, su comparación con lo que ha surgido después no deja lugar a dudas acerca de la superioridad de nuestra acción de gobierno ante la degradación casí universal de todo cuanto conseguimos un día.

Pensé que mi muerte no supondría la pérdida de todo lo que habíamos conseguido juntos. Pero eso no ha sido así. Los gobiernos de la democracia sólo han permitido acabar con aquella paz y prosperidad tan arduamente edificada y han dejado que el desgobierno, la ineptitud, la delincuencia, la inmigración masiva, la corrupción, se enseñoreen del país y se extiendan como una plaga.

Quiero creer, sin embargo, que estos difíciles momentos serán sólo un triste y doloroso intermedio ante de retornar a la senda de la grandeza y la justicia, el preludio de un nuevo renacer para España, pues no nos es dado a los que ponemos toda nuestra confianza en el Altísimo desesperar de esta nación llena de gloria, pero caída en la mediocridad y la decadencia por haberse apartado de los caminos de la Fe y la Patria, entregando el tesoro de las riquezas morales y espirituales españolas a ineptos y conspiradores guiados por bajos sentimientos y oscuros designios.

Mis últimas palabras será para pediros que depongais toda actitud de resignación y renuncia, que no os entregéis al desánimo ni al derrotismo. Fuerzas ocultas todavía anidan en el corazón de los españoles decentes, energías durmientes que sólo esperan el día para salir al sol de un nuevo amanecer. Sois sin duda los más, a pesar de los esfuerzos de los que trabajan para envileceros y sumiros en la desperanza y en la noche de la esclavitud de un mundo sin Dios.

Quisimos una España fraternal, una España laboriosa y trabajadora. Una España sin cadenas, una nación sin marxismo ni comunismo destructores. Una España sin bandos políticos en constante guerra, sin preponderancias parlamentarias ni gobiernos autónomos irresponsables. Quisimos una España grande, fuerte y unida, con autoridad, con dirección y con orden. Debéis quererlo ahora vosotros también, será el primer paso a dar si no queréis eternizaros en la derrotay en la inferioridad.

Trabajad con honradez y tesón, alejados de todo egoismo sectario e intrigas estériles para hacer un país próspero y devolver a España su lugar en el mundo. Bajo el mando que la Divina Providencia puso en mis manos un día, fuimos grandes y fuertes, confiados en la justicia de nuestra causa y entregados a la tarea inexcusable de la recuparación nacional, fuente de tantos desvelos en la adversidad como de alegrías en la victoria. La Patria brilló entonces con un fulgor que le había sido negado durante mucho tiempo. Lo que fue un día posible por el sacrificio de tantos españoles en el frente de batalla como en el frente del trabajo, unas nuevas generaciones están llamadas a reeditarlo, repitiendo aquellas hazañas y reconquistando lo pérdido. A esta llamada que surge desde las entrañas de la Patria, los españoles de bien dirán “¡Presentes!”

¡Españoles! En vuestra manos está el salir de la mala senda de la desunión y la confrontación entre compatriotas. Os pido una vez más que os unaís a mí como en tantas ocasiones anteriores para gritar juntos nuestro amor a España.

¡Viva España! ¡Arriba España!

Texto escrito por B.D.

Ver video: El pueblo español da su último adiós a Franco.
===
FUENTE:

CARTA (imaginaria) DE FRANCO A LOS ESPAÑOLES

===

Nietzsche, Heidegger

14 de junio de 2016


DIOS HA MUERTO – FRIEDRICH NIETZSCHE




Nietzsche





Nietzsche y la muerte de Dios, pt. 1/2


Nietzsche y la muerte de Dios, pt. 2/2




AAAAAAAAAAAAAAA

/////////////////////////////////////////////////////////

Cómo estudiar Filosofía

El Origen de la Filosofía


¿Qué es la Filosofía? (Primera Parte)



¿Qué es la Filosofía? (Segunda Parte)



Nietzsche | Por Darío Sztajnszrajber



Heidegger | Por Darío Sztajnszrajber




Heidegger y el nazismo. ¿Hay nazismo en Ser y tiempo?



El ser-para-la-muerte. La muerte es la posibilidad que habita todas mis posibilidades.



AH 30 ENERO 1945

21 de mayo de 2016


¿Como era la vida en la RDA?

6 de agosto de 2015

¿Como era la vida en la RDA? (Alemania Socialista)
La propaganda mediatica puede llegar a inducir a uno a un estado de hipnotizacion hasta el punto tal que creemos todo aquello que nos susurran las partes interesadas cumpliendo aquel famoso y trillado dicho que reza “una mentira mencionada mil veces se convierte en verdad”

Pues bien como no me gusta pertenecer a la gran mayoria y como aficionado que soy de la historia politica me decidi a leer las 2 partes de las versiones en referencia a la situacion de la ex republica democratica de alemania, territorio conformado por 14 distritos, administrado por La URSS al terminar la SGM, independiente luego de los sucesivos acuerdos

A menudo que nos describe a La RDA como un Estado de caos, donde habitaban una muchedumbre de gente capaz de arriesgar sus vidas con el tan solo objetivo de cruzar la frontera en busca del “sueño americano” una especie de Cuba o algo asi

Lo suspicaz o mas bien la incongruencia de toda esta historia es que La RDA tenia una calidad de vida mayor al de todos los paises del bloque socialista, incluso estaba a la par de estados unidos, estaba entre los 10 potencias industriales de todo el mundo pero aparentemente segun la prensa occidental estos vivian a la inercia.
Veamos que tan inverosimil son estas calumnias
PD-Este Post va dedicado a todos esos nenitos que quieren resumir toda una ideologia con imagenes burdas como estas Socialismo
Ideologia de la cual NO soy partidario pero que sin duda resulta una alternativa loable en cualquiera de nuestro espacios temporales

¿Como era la vida en la Republica Democratica de Alemania?
1-El Trabajo Era Sagrado: En La RDA Nadie se quedaba sin trabajo, si alguna reserva de algun producto era racionalizada o cancelada estos ocupados eran inmediantamente ubicados en otra actividad, como paso por ejemplo en los años 60’s con la extradiccion de hulla en la agricultura, al agotarse el numero de ocupados bajo de 2 millones a 842.000 pese a eso nadie absolutamente nadie se quedo sin trabajo

El derecho consagrado al trabajo para todos —hombres o mujeres— brindaba de hecho a cada trabajador la garantia Politica Social en la RDA constitucional de un empleo seguro, incluyendo una proteccion general contra el despido. Ello significa que ningun jefe de empresa estaba autorizado a despedir a un trabajador a menos que este violara en la forma mas flagrante la disciplina laboral, y aun asi, la empresa debia ayudarle a conseguir un nuevo empleo. En cuanto a la observancia de las normas del Codigo Laboral, los sindicatos de cada empresa tenian un amplio derecho a la cogestion. Frente a cada medida racionalizadora en la empresa, ellos ponian cuidado en que la misma fuesen preparada a largo plazo con los trabajadores y que todas las cuestiones de ahi derivadas se resolvieran con criterio social. La capacitacion necesaria, el eventual cambio domiciliario o de centro laboral, todo ello era preparado con antelacion y se llevaba a cabo sin que el trabajador afrontara desembolsos, perdidas salariales o perjuicios sociales de cualquier genero.

2-La Mujer En La Republica Socialista: La Mujer configuraba la base socioeconomica de su emancipacion y resultaba imprescindible para el sitial del respeto que ocupaba en el seno de la sociedad para el desarrollo integral de su personalidad, es por eso que en la RDA desde hace tiempo estuvieron vinculadas laboralmente el 90% de las mujeres en la edad de trabajar, practicamente toda joven que egresaba de la escuela aprendia un oficio o pasaba a cursar estudios superiores.

comunismo

3-La politica de Precios: Se trataba de un elemento importante en la politica economica y social de la RDA, Desde 1954 a 1984 años permanecieron fijos los precios de los productos de primera necesidad como el pan, la carne, las papas, el arroz o la leche, los alquileres no variaban desde hace decadas, ni tampoco el costo de la cale-faccion, la energia electrica, los transportes y otros servicios publicos. Cabe señalar que se trato de los precios al consumidor, que recibian subvenciones provenientes del presupuesto nacional. Los articulos recien lanzados al mercado como, por ejemplo, un moderno radiocassette o una bicicleta último modelo o un nuevo producto quimico para la limpieza del hogar, es decir, articulos que llenaran las crecientes necesidades del publico consumidor y poseian mejores cualidades eran tasados nuevamente en funcion de su nueva calidad. La Oficina de Precios se encargaba de examinar y fijar cada nuevo precio, excluyendo asi carestias injustificadas o arbitrarias

A medida que ascendian el nivel de vida y el consumo, a medida que mejoraban las condiciones de vida y de vivienda iban subiendo las asignaciones publicas destinadas a estabilizar los precios, los alquileres y las tarifas, Eso se notaba analizando el presupuesto nacional.

4-Salarios, Evolucion, Gastos y Seguros: Los ingresos laborales (sueldos y salarios) de obreros y empleados crecieron en general en un 27,9 por ciento de 1974 a 1984. En ese mismo lapso, los salarios de los obreros de la produccion subieron en el 29,4 por ciento. Computado desde 1970, el aumento resulta aun más impresionante: para los obreros industriales y para obreros y empleados en general represento un 45 por ciento. Y, como queda dicho, sin alteracion de los alquileres, las tarifas para energia electrica y transporte, manteniendo fijos los precios de los productos de primera necesidad.

El presupuesto de una familia en que trabasen ambos conyuges cubria por termino medio 1.800 marcos netos (1984), es decir, los ingresos una vez descontados los impuestos sobre el salario 20 por ciento como máximo y el seguro social y de jubilación que no pasaba de 120 marcos para los dos. De esos 1.800 marcos, un promedio de 50 marcos se destinaba a los alquileres y 30 marcos al fluido electrico, el gas y la calefaccion. En impuestos y seguros para el auto o la moto, en seguros de vida o de menaje, contribuciones y loteria se consumian por lo general otros 150 marcos. En la Caja de Ahorros se depositaban un promedio de 180 marcos (incluyendo la amortizacion de emprestitos) De los 1.390 marcos restantes se gastaban unos 500 marcos en comestibles, incluido el almuerzo en el centro laboral mas la comida y la leche para el hijo (este computo se basa en una familia con un solo hijo) en el jardin infantil o en la escuela. En tabaco, alcohol, cafe o golosinas se gastaban unos 180 marcos. Otro rubro considerable con 580 marcos es el del vestido y los articulos de consumo duradero. Noventa marcos se repartian en gastos para fines culturales, como son la compra de libros y discos, idas al teatro, al cine, a los restaurantes o clubes nocturnos, y para recreacion
5-Asignaciones especiales: Las Familias de la prole numerosas y las madres solteras recibian ciertas ayudas suplementarias que las aliviaba en lo financiero (sin contar que toda viuda recibia una pension de orfandad por cada hijo y toda divorciada alimentos del padre de sus hijos en funcion de sus ingresos) esas ayudas comprendian por ejemplo: comida escolar gratis para los niños, lavado gratuito de ropa blanca y asignaciones para la compra de rompa infantil, a eso sumado a una serie de prestaciones especiales de las empresas y del sindicato, como plazas vacacionales gratuitas en las casas de descanso, curas de reposo etc

Otras ayudas especiales eran destinadas a los jubilados, quienes figuraron en los grupos de bajo ingresos, ellos no pagaban impuestos y estaban asegurados gratuitamente contra enfermedades, a pesar del aumento reiterado de sus pensiones en los años posteriores, podian viajar con pasajes rebajados, si lo necesitaban recibian atencion gratuita a domicilio y un almuerzo barato de parte de la “Volkssolidaritat” (solidaridad del pueblo, una organizacion especial para edad avanzada) la plaza en un hogar de ancianos o de cuidados incentivos resultaban baratisimo, incluyendo alojamiento comida, atencion medica-sanitaria no era mas del 30% de la pension de vejez
RDA

6-Educacion y Empleo: Todo egresado de la escuela recibian sin excepcion un puesto de aprendizaje que por lo general le permitia recibirse de obrero calificado o semi-calificado, esto ultimo en caso de haber tenido muy mal aprovechamiento escolar. Los aprendices tendrian unos 300 oficios a su disposicion. Teoricamente, cada cual escogia uno de esos oficios, aunque en la practica semejante posibilidad se veia restringida por las necesidades macroeconómicas y por factores de indole local. Se garantizaba a cada obrero especializado un puesto de trabajo acorde a su formacion. Cada año se pone a disposicion sólo el numero de puestos de aprendizaje correspondiente a la demanda, es decir, no se formaba una cantidad ilimitada de peluqueras o criadores de caballos, que luego no son necesarios. En las pequeñas ciudades no habia muchas empresas que formaran a los aprendices. Por eso las grandes empresas disponian de residencias en las que vivian los aprendices de otros pueblos o ciudades.

No siempre se podria encontrar la profesion u oficio soñados, pero cada uno podria escoger de una variada oferta. Algunos años antes de culminar la escuela politecnica de enseñanza general de diez grados se empezaba con la orientación vocacional. De ese modo, alumnos y padres podrian formarse un cuadro realista antes de presentar en el 9° grado una solicitud de aprendizaje en una empresa, una cooperativa de produccion o a un maestro artesano.

En caso de una negativa por parte de la empresa (que debia realizarse en el plazo de tres semanas) el escolar tenia tiempo de presentar una segunda e incluso una tercera solicitud a otra empresa. Hay 219 centros de orientación vocacional, adjuntos a los consejos de distritos (los organos de administracion territoriales de la RDA), que prestaron su apoyo en la busqueda del oficio apropiado.

Para todos los niños de la RDA es la enseñanza de diez años obligatoria, la cual impartian a todos la misma educacion general y sentaba los cimientos para la educacion posterior. dependian de los deseos, facultades y resultados de cada uno si se formara como obrero especializado, asistian a la escuela preuniversitaria (11° y 12° grado con bachillerato) o a una escuela tecnica (despues de haber terminado el 10° grado de la escuela politecnica de enseñanza general para determinados oficios tecnicos, medicos y pedagogicos). Para acceder a estudios superiores se requerian de muy buenos resultados en todas las asignaturas. Los bachilleres con resultados mediocres tenian menores probabilidades de recibir la plaza de estudios deseada. En ningun caso influia el dinero de los padres, la posición social o la religión sobre las posibilidades de educacion de los jovenes. La asistencia a todos los centros de formación es gratuita; además los estudiantes recibian una beca estatal, los escolares del 11° y 12° grado y los aprendices, una remuneracion mensual.

7-Vivienda: En la RDA no habia rastros de personas sin hogar o que vivan en asilos, no habia barrios pobres ni hogares de emergencia para las personas desahuciadas. Segun la estadística habia una pieza por cada habitante y una vivienda por cada familia. Sin embargo, existian problemas, sobre todo para jovenes matrimonios, que no siempre podian recibir en el acto una vivienda y que, por lo tanto, debian vivir con sus padres. También en el caso de divorcio, (y la RDA tuvo un porcentaje relativamente alto) uno de los conyuges debia esperar algun tiempo para poder mudarse.

Las oficinas de la vivienda adjuntas a la municipalidad y las comisiones honorificas de los ciudadanos se ocupaba de cada persona que necesite una vivienda, requeria una mayor o una menor. Las viviendas construidas por el Estado se conferian gratuitamente segun una lista de prioridades, hasta fines de 1984 se construyeron más de 2,2 millones de viviendas, mejorandose significativamente las condiciones habitacionales de unos 6,6 millones de ciudadanos.

8-La familia e infancia En la RDA: Los niños Nunca fueron una carga, pues la RDA era un país amante de los niños, un país que hizo mucho por los niños y que respeto altamente a las familias con hijos. Por supuesto, un matrimonio sin hijos disponia de mas dinero que un matrimonio, con los mismos ingresos, pero con dos o tres hijos. Pero todo un sistema de medidas y ayudas financieras y materiales apoyaron a las familias con hijos. Este apoyo empezaba con una ayuda estatal de 1.000 marcos al nacer cada niño, cantidad que alcanzaba para comprar la ropa blanca y vestimenta para el bebe. Otras medidas eran el subsidio mensual para cada niño, rebajas de impuestos y un credito sin intereses, para jovenes matrimonios, de 5.000 marcos destinados a equipar la vivienda. Al nacer el primer y el segundo niño, se cancelaba automaticamente una determinada suma. Al nacer el tercer niño, se cancelaba toda la deuda. Las madres recibian 26 semanas de vacaciones pre y post-natales con goce de sueldo completo. A partir del segundo niño, las madres podian, ademas de esas 26 semanas, tomar vacaciones durante un año para cuidar al bebe, cobrando el equivalente al 65 hasta el 90 por ciento de su sueldo neto, manteniendo el puesto de trabajo en la empresa.
alemania oriental
¿Como era la vida en la RDA? (Alemania Socialista)
Pobre imberbe el socialismo malvado lo esta matando
Las instalaciones para niños, existentes en todos los lugares, no significaban una carga para el presupuesto familiar, pues la atención de los niños menores de seis años en las casas cuna y jardines de infantes, durante todo el día, era gratuita. Los padres solo pagaban por la comida caliente y la leche (lo mismo que para los escolares) una muy pequeña suma. El Estado financiaba todas estas instalaciones con enormes subsidios. Era natural que la escuela, la educacion o los estudios en general fuesen gratuitos. Tres semanas en un campamento infantil (organizados por la mayoria de las empresas) solo costaba doce marcos. Tambien era muy barato pasar las vacaciones bajo la direccion de la escuela. Las vacaciones familiares en una casa del sindicato o de la empresa costaban en cada lugar lo mismo para los niños, pagandose sólo 30 marcos por 13 dias.

Socialismo

Las familias con mas de tres hijos contaban con diversas ayudas financieras, por ejemplo, ayudas para el alquiler, lavado gratuito de la ropa blanca, subsidios para comprar vestidos o muebles para niños. A partir del tercer niño se recibian mensualmente 100 marcos. Hay que mencionar que la ropa para niño era barata, pues estaba subvencionada por el Estado.

9-Atencion Medica: Cada trabajador con contrato laboral estaba asegurado en el Seguro Social unitario y obligatorio de los sindicatos. La cuota mensual maxima ascendian a 60 marcos, debiendo pagar la empresa la cantidad similar. En general, la cuota mensual quivalia al dos o al cinco por ciento del ingreso, con lo que se pagaba tambien el seguro de pension. Los subsidios estatales ascendian cada año al 40 por ciento de las erogaciones totales del Seguro Social. Durante seis semanas, el trabajador recibia en caso de enfermedad (tambien en caso de curas medicas) el 90 por ciento del salario neto promedio. Despues de este periodo, dependia del tamaño de la familia y de si el trabajador tenia o no un seguro adicional de vejez, el monto otorgado oscila entre el 50 y el 90 por ciento del salario neto promedio. En caso de enfermedad perdurable se pagaba durante 18 meses, recibiendo despues una
pension si la persona no podia regresar al trabajo. Las madres o padres solos recibian un subsidio si se enferman sus niños. La empresa no podia despedir a una persona en caso que se enferme ni durante las vacaciones pre y postnatales. En la practica no era posible que un ciudadano de la RDA sufriera apuros sociales por enfermarse. En caso de que solo una persona de la familia laborara, el seguro social abarcaba a todos los familiares. Esto significa que los niños y el conyuge tambien recibian gratuitamente todos los servicios medicos (atencion medica, medicamentos gratuitos, etc). Las personas que trabajaban independientemente (artistas, escritores, etc.), artesanos particulares y comerciantes tenian un seguro de enfermedad y de vejez voluntario en el Seguro Estatal de la RDA. Este seguro era un poco mas caro (el monto maximo 120 marcos) pero abarcaba igualmente todos los servicios. Los pensionistas y estudiantes estan asegurados, y aunque no debian pagar cuota, tenian los mismos derechos. Todos los asegurados podian elegir libremente al medico.

al pagar la cuota del seguro social tenia cada trabajador el derecho a la atencion medica para sí y sus familiares. No tiene mas gastos que la cuota, ni por los examenes mas simples ni por los medicamentos mas caros, por tratamientos odontologicos, incluida protesis dental, operaciones complicadas o largas curas (también en el extranjero). También son gratuitas las gafas recetadas por el medico (cristales y monturas) y demas remedios necesarios. Los gastos por operaciones cosmwticas indicadas por razones medicas y sociales (labio leporino, nariz torcida, orejas gachas, etc.) corren igualmente por cuenta del Seguro Social.
Quizás también le interese:
http://radio-berlin.blogspot.com.es/2014/05/como-era-la-vida-en-la-rda-alemania.html

http://2.bp.blogspot.com/_ej_JdceyS-0/SAL_Amx_cwI/AAAAAAAAAWk/WAn5-iVVGN4/s72-c/bandera+republicana+4.bmp
http://www.tiempos-modenos.net/2015/07/soy-un-totalitario.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+TiemposModernos+%28TIEMPOS+MODERNOS%29


http://radio-berlin.blogspot.com.es/2013/12/dime-donde-vas-morena-cancion-de-la.html
http://radio-berlin.blogspot.com.es/2015/01/arabia-saudi-50-latigazos-en-publico.html

fotografía familiar

29 de julio de 2015

55b30cd5c4618890298b45d5

NOTA: Con intenciones alevosas de odio, un blog que presume ser supercomunista y que, pese a su sectarismo, a veces es muy intersante, publica esta fotografia de varios principes que en la ocasión visten uniformes de la HJ.

El siguiente texto está copiado de cuestionatelotodo.blogspot.com.es

La periodista germano-americana Sigrid Schultz, que trabajaba en Berlín por el Chicago Tribune en los años 30, afirmó en uno de sus artículos que Hitler le había dicho que había planeado que, tras su muerte, el Reich se transformara en un nuevo Sacro Imperio Romano Germánico y convertir a los Brunswick, la familia de la futura Federica de Grecia, en nuevos emperadores. Por eso Hitler los elevó al rango de Príncipes de Hannover.

 

 

15 blogs

27 de julio de 2015

13 blogs de wordpress.com :

1 http://www.europa89.wordpress.com
2 fuegofrio
3 hirania
4 hirania89
5 hurania
6 hyrania
7 jrania
8 montalbo
9 tresmontes
10 tresmontes7
11 yrania
12 bergman3000.blogspot.com
13 klypeus.blogspot.com

dos blogs de blogspot.com :
http://www.avenir89.wordpress.com
http://www.ser1889.wordpress.com

la DIVISION AZUL

23 de noviembre de 2014

martes, 6 de mayo de 2014
CAPELLANES DE LA DIVISIÓN AZUL – Por Carlos García

Ellos NO fueron Neutrales

9544-1260-thickbox

capellan-division-azul

capellan-division-azul

“Los copos caen blandamente, cegando el mirar, posándose en leve vuelo sobre su cabeza desnuda. Pero él no se mueve.
Está – tan quieto y silencioso – rezando junto a una tumba.
Es un sacerdote de la División Azul”
(Manuel Pombo Angulo)

La gesta de la División de Voluntarios Españoles, más conocida como la División Azul es bastante difundida y su historia muy buscada por quienes ven en aquellos hombres lo mejor de la estirpe española y católica. A pesar de haber tenido una presencia muy activa en la Campaña de Rusia, no les alcanzó al menos todavía, la demoledora campaña de mentiras, multiplicando hasta el paroxismo las inconductas en que incurrieron unidades alemanas. Más aún, en los tiempos que corren han crecido de modo exponencial los libros y artículos que se refieren a esta legendaria división de voluntarios. Como si las nuevas generaciones cansadas de la mediocridad y de la avaricia humana necesitasen abrevar en el cántaro soberbio de estos héroes que, luego de una sangrienta guerra de tres años, empuñaron nuevamente las armas y marcharon a la lejana Rusia a luchar y morid por Dios y por España.

Como dijo el entonces Ministro del Interior de España, Serrano Suñer – todavía cercano a Franco -, dirigiéndose a una multitud que clamaba tomar parte por Alemania en la lucha contra Rusia: “Rusia es Culpable”. En realidad no era la verdadera Rusia la culpable, sino la Rusia infectada por el marxismo. Esa Rusia era culpable. Era culpable de haber arrasado cerda de diez naciones, argumentando el pacto Molotov-Ribbetropp; era culpable de estar esperando el desgaste alemán para atacar sorpresivamente, pero, mucho antes, fue culpable de desangrar España en una lucha fratricida y de trocar todo su odio en persecución y muerte hacia sacerdotes y religiosas. ¡Era culpable de haber ametrallado a Cristo!

Sin embargo, la Campaña de Rusia o Campaña del Este, esa que hizo “al mundo contener el aliento”, no fue llevada a cabo exclusivamente por los alemanes con la sola ayuda de los españoles. Hubo divisiones y unidades menores – y no tan menores, con representantes de prácticamente toda Europa: franceses, ingleses, noruegos, italianos, rumanos, croatas, belgas, rusos, etc. Conformaron otras tantas unidades de batalla incorporadas al mando centralizado de las “Waffen SS…”

Pero volvamos a España, 18.000 voluntarios, bajo el mando del General Muñoz Grandes – más tarde reemplazado por el General Esteban Infantes -, varios coroneles, oficiales y suboficiales del ejército marcharon hacia Alemania. Eran 18.000 almas – en su mayoría voluntarios falangistas – las que integraron el primer contingente y junto a ellos marchaban, de uniforme y cara al sol, 22 capellanes del Cuerpo Eclesiástico Militar. Estos capellanes tenían estado militar, varios con el grado de coroneles y capitanes y habían cumplido su sagrado ministerio en Marruecos y, por supuesto, en la Guerra Civil. También ellos fueron voluntarios; la Fe y el amor a España corrían generosas por sus venas.

En verdad es mucha la literatura que ha corrido sobre la División Azul, no puede sostenerse lo mismo de sus capellanes, como en general hay muy poco escrito de los sacerdotes que asistieron a los diversos ejércitos en la contienda. El día que se narre esa realidad y la trascendencia que adquirió, muchos se verán sorprendidos y muchas más tendrán que dar explicaciones sobre anteriores dichos. Quizás, parafraseando al Generalísimo Franco: “ya esté madura esa breva”.

Hace ya un año se publicó en España un libro titulado “Los Capellanes de la División Azul”, que ha sido el fruto del esfuerzo investigativo de Pablo Sagarra Renedo, quien ya había elaborado diversos artículos sobre el tema y su tesis doctoral. Estos trabajos nos han impulsado a estas breves líneas y de ellos hemos tomado varias consideraciones…

Cada unidad de división empeñada en combate contó con la invalorable asistencia de un capellán. En casos extremos, un mismo sacerdote debió atender a la vez a dos unidades, corriendo de un frente a otro. En la primera línea de fuego, en la trinchera, en el barro de la avanzada, en cada hospital de campaña, con sus uniformes desgarrados como el peor legionario y sus manos inquietas por la acción de los piojos, estaban presentes consolando, administrando la Eucaristía, la Penitencia y, muchas veces, la Extremaunción.

Trae Sagarra anécdotas muy ejemplificativa de lo que eran esos hombres de Dios: “Tal el caso de don Indalecio Hernández Collantes, viejo luchador en Marruecos, primero, y en nuestra Cruzada después, hubo de interrumpir la misa que celebraba cuando ya la metralla roja había herido a alguno de nuestros camaradas”. En otra oportunidad, encontrándose fumando en una trinchera cuando una ráfaga del enemigo le cortó el cigarro que tenía en la boca, respondió con la mayor tranquilidad: “Los rusos quieren quitarme el vicio de fumar”.

Los capellanes españoles fueron verdaderos soldados y pastores que, en una suma total de setenta, recorrieron un y mil veces el frente ruso bajo las peores condiciones de lucha y a veces en un invierno que helaba la sangre. De ellos, dos murieron y seis fueron heridos. Al menos seis Cruces de Hierro y varias medallas de Asalto de Infantería, dan cuenta del reconocimiento alemán…

Ellos no portaron armas, pero portaban a la Verdad y llevaron a quienes la necesitaban, algo tan simple y tan grande como los Sacramentos de la verdadera Fe. Ellos no fueron neutrales, ni políticamente correctos, ni practicaron ecumenismo o ritos interreligiosos; pero tampoco tuvieron necesidad de pedir perdón alguno; porque no pide perdón quien obra por mandato expreso de Cristo Rey y María Reina.

Pues bien, casi como una muerte anunciada, ese heroico Cuerpo Eclesiástico, al que tanto le supo deber España, fue eliminado por el perverso pelafustan de Zapatero en el año 2004. El marxismo, vencido en el campo de batalla en 1939, se tomaba venganza en las sórdidas oficinas gubernamentales de una España sombría y decadente.

Pero cercada por el estiércol de esta España en tinieblas, está la España Imperial que quiere renacer y no olvida a sus 50.000 hombres que integraron a lo largo de tres años la División Azul. Muchos no aceptaron ser repatriados a España y decidieron seguir combatiendo bajo la denominada Legión Azul, hasta caer prisioneros de Rusia y pasar diez años de trabajos forzados en los campos soviéticos. Más de 5.000 voluntarios militares, falangistas o requetés abonaron con su sangre la tierra rusa. Los sobrevivientes, los que volvieron a la Patria, laicos y sacerdotes, pero soldados todos, llevaban en sus oídos la última arenga de su primer jefe el General Muñoz Grandes: “Cuando regreséis a España y nuestras gentes se os acerquen con el natural afán de saber de vuestra vida en Rusia, jamás les habléis de vuestras propias heroicidades, sino de las gloriosas hazañas que realizaron los que aquí han muerto para que España viva”.

¡Arriba España!

===
FUENTE:
http://www.ncsanjuanbautista.com.ar/2014/05/capellanes-de-la-division-azul-por.html
===

8 comentarios:

Anónimo6/5/14 15:20
Poco podemos decir, que sea verdaderamente digno de la memoria de estos gigantes. Hombres verdaderamente de hierro con un corazón de carne, que ardiendo de amor latía. Que gran contraste con el mundo de hoy, al perderse la guerra parece también que se perdieron los valores cristianos, aún nuestra iglesia se deslinda de estos héroes y de esa cruzada formidable. Hoy se nos trata de imponer la paz a toda costa, aún a costa de nuestra Fe. ¿Quedarán en nuestros días voluntarios para una nueva División azul? La razón parece decir que no, pero el espíritu clama Esperanza.
Dios Nuestro Señor tenga en su Gloria, a todos estos valientes que fueron a hacer frente al gran Dragón y nos envíe cada vez mas vocaciones verdaderamente cristianas civiles y militares. Debemos enseñar contra corriente, contra los razonamientos del mundo, orando y no darnos por vencidos. Podemos verlo, que es hoy de Zapatero, polvo, triste recuerdo, un país en ruinas que clama justicia, no hay honor, ni honra en el. Que enorme contraste. Sintámonos orgullosos de nuestro pasado y convicciones presentes, se peleó por lo justo con los mejores hombres de toda Europa y el mundo, el Nacional Socialismo sigue vivo y seguirá por ser cristiano, sigue siendo la tercera alternativa, y tarde o temprano el mundo se dará cuenta de ello, como los sabe el judío-masón, por eso nos temen.
¡Viva Cristo Rey!

Responder

Anónimo6/5/14 15:25
Hay un error en la redacción del texto. El masón Rodríguez Zapatero, probablemente el dirigente español más nefasto y malvado desde Fernando VII, ocupa la Moncloa en 2004, no en 1990. Por lo demás felicito al autor por este artículo. Y Arriba España!

Responder:
EL ERROR DE LA FECHA (1990 ya ha sido corregido en el texto del artículo.

Anónimo6/5/14 15:46
Uh esa svástica en el escudo ¿que significa?

Responder

Anónimo6/5/14 19:27
¿nacional socialismo es cristiano? mmmm…..ya lo dijo un Papa que el comunismo es intrínsecamente perverso, asi que el socialismo no está muy lejos de eso, tiene la misma raíz.

Responder

Anónimo8/5/14 16:44
“Las inconductas en que incurrieron unidades alemanas”, si no al menos un elemental análisis de quién se tenía al lado, debieron haber llevado a estos capellanes españoles a preguntarse si era lícito, como católicos, apoyar la causa alemana (nazi). En tal caso, creo que la respuesta debería haber sido negativa. El hecho de que fuera para ir en contra de Rusia (comunista), al menos a mi entender, no lo justifica. El fin no justifica los medios. La esvástica en el escudo es demasiado significativa para ser minimizada…

Responder
Respuestas

Augusto TorchSon8/5/14 19:39
Al referirse el artículo a las “inconductas” también dice que junto con las mentiras, se multiplicaron hasta el paroxismo.
Si usted considera que la svastica es sinónimo de satanismo o que Hitler estaba poseído por el mismísimo Satanás, entonces le sugiero que no se deje instruir por las películas propagandísticas de Hollywood y estudie de buenos autores la realidad de la Segunda Guerra Mundial.
Este conflicto fue promovido por Inglaterra y EEUU con el solo objetivo de extender el comunismo en medio planeta. Si quiere respuestas a todas las mentiras que el 99% de la gente cree como dogmas históricos le puedo recomendar muchos libros que incluso puede encontrar en formato digital, pero para respuestas rápidas, le sugiero la enciclopedia METAPEDIA.

Anónimo9/5/14 9:26
Augusto, soy el mismo anónimo anterior. No estoy hablando de satanismo, lo que estoy diciendo es que el escudo de la División Azul simboliza una adhesión no solo a una “causa anticomunista”, sino directamente a una causa nazi. Causa nazi que fue condenada por la Iglesia (“Mit Brennender Sorge”). Y seguramente, como en toda guerra, hay factores oscuros que permanecen ocultos, e Inglaterra y USA nunca son inocentes justicieros, pero no creo que Inglaterra y USA les hayan dicho a los nazis que incurrieran en esas “inconductas”. Un saludo.

Anónimo9/5/14 20:56
Augusto, el nazismo si es de satanas (“partido nacional socialista”)


A %d blogueros les gusta esto: