Archive for the ‘Islamismo’ Category

¿Es cristiano el “confesionario”? (EXMOLOGESIS)

23 de julio de 2012

Reproduzco, con satisfación, el siguiente post, escrito por Antonio Parra Galindo, periodista y exseminarista, hombre de singular cultura y de fe en la Iglesia.:

CONFESIONARIOS…, AL DESGUACE !”
Hablábamos hace poco del síndrome de la iglesia vacía y de los templos que huelen a gatizo y hoy les toca el turno a los confesionarios esos cajones imponentes que había en las iglesias católicas algunos de bastante buena traza y antiguos como este de la iglesia de Soto de Luiña. Pero que sólo valdrían como piezas de museo o para hacer leña. Me gustan las iglesias ortodoxas porque en ellas no existen tales cajoneras donde íbamos a descargar el saco. El cura hacía preguntas mórbidas y entraba en las lindes de lo procaz por aquello del sigilo sacerdotal. Todos los pecados de aquella época se referían a lo mismo:
            -hijo mío ¿y cuantas veces?
            -Padre y a usted que le importa.
Una vez en mi ciudad me fui a confesar con un jerónimo horripilado por el pecado que acababa de cometer: verle hacer pipi a la hija de mi vecina la Mari la hija de la señora Marce que era una muchacha robusta a la que apuntaban los senos y le relampagueaban  como un vellocino de oro pues era rubia y con los ojos muy grandes los pelillos del monte de Venus- que pecado más horrible, hijo. Seguro que te condenas. Pero el buen padre jerónimo que ya debía de estar curado de espanto me largó un rollo de no sé que de la concupiscencia de los ojos y de la pureza y de procurar apartarse de las ocasiones. Ni por esas ni por las absoluciones del buen monje ni las admoniciones ad virtutem yo seguí pecando. Mirando a la Mari cuando se bajaba las bragas sin miedo a que las gallinas o el gallo picotero se metieran con ella admirando lo mismo que yo sus poderosas nalgas. El deseo o la libido eran más fuertes que las consejas y prevenciones de mi confesor hasta que un día ella me inició en el sexo. Lo tenemos que hacer como lo hacen nuestros padres. Y nosotros lo hicimos en la cochiquera. La Mari despreciativa me dijo que la tenía pequeña. Seguro que la había visto mucho más grande la muy bellaca que la de un chaval de once años. Estas nostalgias ahora me hacen reír pero estuve todo un verano con una angustia infinita  quemado por el gusanillo de la conciencia. Aquel fue el verano de mi seducción y, arrepentido, hice confesión general y entré en el seminario de cabeza donde aun seguí perseguido por los muslos generales de aquella doncella que me causaban pesadillas y poluciones nocturnas. Lloraba mi pecado y hasta me ponía cilicio en la entrepierna. Seguía todavía soñando en los muslos de la Mari mi vecinita. Crecido ya y canonista llegué a aprender que la confesión auricular o exmologesis es un invento del siglo XIII y está relacionado con la irrupción de la herejía cátara que apuraban la pureza de costumbres y estaban obsesionados por los traumas sexuales. También la exmologesis está relacionada con el escándalo de las indulgencias. Los racioneros de los cabildos que cuantificaban el delito e imponían la penitencia correspondiente consideraban tales menudencias de nuestra condición humana peccatrix su arma de trabajo. Por eso se los llamaba penitenciarios. Las bulas, las ofrendas, el diezmo y la primicia. Tanto tienes, tanto vales. Tanto aportas, tanto pecas y tus pecados serán perdonados, según y conforme. Todo ello generaba escrúpulos de conciencia que eran una tortura auténtica ¿Cuánto vale una absolución? ¿Qué cobra usted, padre cura, por otra tremenda? Preguntaba un gitano en un funeral. Depende. Cuanto vale una tremenda. Si eres rico, a lo mejor vas al cielo, pero si eres pobre vas al infierno de cabeza.
La rejilla de estos locutorios fue una ventana abierta al trato torpe de ciertos clérigos fornicarios. Lobos disfrazados de corderos que siempre arramblaban con la mejor cordera. Muchos escándalos y hasta crímenes pasionales hubieran podido ser evitados si muchas mujeres no hubieran tenido “predicador” ni director espiritual. La Iglesia cometió muchos pecados de escándalo, latrocinio de la inocencia en nombre de la llamada pureza, delitos de peculado, estupros y otros reatos dentro de esos cajones que abren y cierran los sacristanes en las sacristías y que siguen patentes cual heridas abiertas en almas de los que un día fueron jóvenes. Cristo no puede ser un asunto particular ni un escrúpulo de conciencia. Es el Dios total. El único que sabe y que perdonan pero no faltan los ministros indignos que se arrogaron sus funciones de la perdonanza sacramental y las usaron en su propio beneficio. A este confesionario de la iglesia de soto de Luiña le tengo cierto cariño pues en él hice mi ultima confesión con el padre Arturo. En vez de una confesión nos contamos nuestras vidas y nos perdonamos el uno a otro que habíamos echado a nuestras espaldas los pecados de la Iglesia desde los tiempos de Comillas y perdonamos también al mundo. El que no conozca a los hombres no conoce a los vicios pero ay de vosotros sepulcros blanqueados etc. Por lo demás es un hecho sintomático de que algo no furrula en el Vaticano cuando éste ha ordenado que los fieles vayan a confesar su pecado ecológico no tirar la basura no disponer de los vidrios como corresponde, no reciclar, pero todavía hay muchos cristales rotos en la Iglesia y en algunos templos se han derrumbado a causa de la incuria y abandono las vidrieras y el viento y la lluvia por las rendijas se cuelan, ay dios, ay dios. Pecados pecadillos y pecadazos.
 Los pecados que no se perdonan son aquellos contra el Espíritu Santo. Esos no se perdonan no y se cometen a mansalva mientras los curas miran para otro lado. Eso es lo que me preocupa mucho más que el arcipreste se fugue con la mujer del cabo de la Guardia Civil. Más que pecado un delito contra el honor y si al cura le cortaron los dídimos el marido burlado fue culpa suya.  Es una historia que ocurrió en la historia de Abelardo y Eloisa y que se repite con demasiada frecuencia.
Los confesonarios  tenían un diseño espantoso y una estructura escabrosa. En tales cuchitriles en lugar de hablar se cuchichea. Eran lugares de vigilancia y centros de espionaje donde el diablo suplantando al ángel se acurrucaba induido de la estola presbiteral. Necesitamos otra forma de confesión y, arrumbados los confesionarios, derogada la exmologesis que tiene tintes heréticos, aunque la Iglesia seguirá funcionando. Pues esos malditos cajones han proyectado una noción de Cristo como torturador y han contribuido al esparcimiento de hipócritas aberraciones que no se compadece con el que proyecta el evangelio. He dicho y el que tenga oídos para oír que oiga

Publicado por en 13

Fuente: http://www.grancoyelfranquismo.blogspot.com.es/2012/07/confieseme-padre-aunque-tengo-mis-dudas.html

1212…..2012: 800 años después de la Batalla de las Navas de Tolosa

16 de enero de 2012

LAS NAVAS DE TOLOSA

PUBLICADO 14 enero, 2012
Precisamente en el momento que España está siendo sometida a una presión desconocida hasta ahora por parte del islam, se cumplen 800 años de la gesta de Las navas de Tolosa.

Cuando el islam avanza imparable por toda Europa y nuestra identidad se ve sometida a un gravísimo peligro de desaparición, no está de más recordar que antes ya pudimos contra la imposición islámica y la derrotamos. Lo más triste de este asunto, es que hoy los mismos a los que vencimos cuentan con la complicidad de una parte importante de la Casta Política, que favorece su avance utilizando un ‘arma de destrucción masiva’ llamada ‘political correctness’, lo políticamente correcto.

Hoy como ayer, el destino está en manos de un puñado de patriotas que sin medios, soportando todo tipo de insultos y descalificaciones, denunciamos públicamente lo que sucede. Ha comenzado la batalla más importante de la Historia. España y Europa se enfrentan al mayor de los peligros: el Islam está ganando la batalla.

RECORDANDO LA BATALLA

Las tropas musulmanas provenían de los territorios que denominaban como Al-Andalus y soldados bereberes del norte de África, reunidas para formar una yihad que expulsara definitivamente a los cristianos de la Península Ibérica.

La batalla de las Navas de Tolosa marca un hito en la historia de España: alejó el peligro de una invasiónmusulmana de los reinos cristianos y contribuyó al desmembramiento del imperio almohade.

Como consecuencia de esta batalla, el poder musulmán en la Península Ibérica comenzó su declive definitivo y la Reconquista tomó un nuevo impulso que produjo en los siguientes cuarenta años un avance significativo de los reinos cristianos, que tomaron casi todos los territorios del sur bajo poder musulmán.

En la primavera de 1212, los caminos de la Cristiandad se llenaron de cruzados cuya meta era Toledo. Los pobres iban a pie, mendigando por los caminos; los nobles, a caballo, seguidos de sus mesnadas.

El 20 de junio, el ejército cristiano partió de Toledo camino del sur. En el cuerpo de vanguardia iban tropas guiadas por don Diego López de Haro, Señor de Vizcaya. El día 11, los cristianos acamparon en las Fresnedas. Don Diego López de Haro envío a su hijo don Lope con un destacamento a las alturas del puerto del Muradal, hoy Despeñaperros, para que reconociese el terreno y ocupase la pequeña meseta que allí

Al día siguiente, 12 de julio llegó el ejército cristiano al pie de Sierra Morena y nuevas tropas reforzaron a la vanguardia instalada en la meseta del Muradal. Al amanecer del día 13, el resto del ejército se les unió y acampó en la llanada.existe. Los expedicionarios ganaron rápidamente las alturas y avistaron el castillo de Ferral, adelantado de Sierra Morena, donde se había instalado la avanzada almohade que vigilaba el desfiladero de la Losa. En cuanto descubrieron a los cristianos, los almohades salieron a hostigarlos.

La situación de los cristianos era delicada. Sus enemigos podrían hacer, sin dificultad, una carnicería de cualquier ejército que se aventurase por aquellas angosturas. Por otra parte, el paraje donde habían acampado los cruzados era áspero e inhóspito.

Los cristianos necesitaban un milagro y el milagro ocurrió. Ante Alfonso VIII se presentó un pastor que decía conocer un paso seguro que los almohades no vigilaban. Nada se perdía con probar. El Señor de Vizcaya, Don Diego López de Haro y un destacamento de exploradores, acompañaron al pastor que los llevó primero hacia el oeste y luego hacia el sur, a través de los actuales parajes del Puerto del Rey y Salto del Fraile. Así fueron a salir, esquivando los relieves más comprometidos de aquellas montañas, a la explanada de la Mesa del Rey, donde se establecieron. Don Diego López de Haro comunicó al rey que el paso del pastor era perfecto, justamente lo que necesitaban. En cuanto amaneció el día siguiente, el grueso del ejército levantó el campamento y fue a acampar en la Mesa del Rey.

LA BATALLA

Las tropas almohades, provenían de los territorios que denominaban como Al-Andalus y soldados bereberes del norte de África, reunidas para formar una yihad que expulsara definitivamente a los cristianos de la Península Ibérica. Habían estado retardando el choque frontal con el fin de conseguir debilitar la unión de las tropas cristianas y agotar las fuerzas de éstas por agotamiento de los suministros.

Los castellanos de segunda línea, al mando de Nuñez de Lara, y las Órdenes Militares formaban en el centro flanqueados a la derecha por los navarros y las milicias urbanas de Ávila, Segovia y Medina del Campo; y a la izquierda por los aragoneses. Tras una carga de la primera línea de las tropas cristianas capitaneadas por el vizcaíno Diego López de Haro, los almohades, que doblaban ampliamente en número a los cristianos, realizan la misma táctica que años antes les había dado tanta gloria. Los voluntarios y arqueros de la vanguardia, mal equipados pero ligeros, simulan una retirada inicial frente a la carga para contraatacar luego con el grueso de sus fuerzas de élite en el centro. A su vez los flancos de caballería ligera almohade, equipada con arco, tratan de envolver a los atacantes realizando una excelente labor de desgaste. Recordando la batalla de Alarcos era de esperar esa táctica por parte de los almohades. Al verse rodeados por el enorme ejército almohade, acude la segunda línea de combate cristiana pero no es suficiente. La tropa de López de Haro comienza a retirarse pues sus bajas son muy elevadas no así el propio capitán el cual, junto a su hijo, se mantiene estoicamente en combate cerrado junto a Nuñez de Lara y las Ordenes militares.

Al notar el retroceso de muchos de los villanos cristianos, los reyes cristianos al frente de sus caballeros e infantes inician una carga crítica con la última línea del ejército. Este acto de los reyes y caballeros cristianos infunde nuevos bríos en el resto de las tropas y es decisivo para el resultado de la contienda. Los flancos de milicia cargan contra los flancos del ejército almohade y los reyes marchan en una carga imparable. Según fuentes tardías el rey Sancho VII de Navarra aprovechó que la milicia había trabado en combate a su flanco para dirigirse directamente hacia Al-Nasir. Los doscientos caballeros navarros junto con parte de su flanco atravesaron su última defensa: los im-esebelen, una tropa escogida especialmente por su bravura que se enterraban en el suelo o se anclaban con cadenas para mostrar que no iban a huir. Sea como fuere lo más probable es que la unidad navarra fuera la primera en romper las cadenas y pasar la empalizada, lo que justifica la incorporación de cadenas al escudo de Navarra. Mientras la guardia personal del califa sucumbía fiel a su promesa en sus puestos, el propio Al-Nasir se mantenía en el combate dentro del campamento.

No existía en aquella época ninguna forma humana de detener una carga de caballería pesada cuando se abatía sobre un objetivo fijo y lograba el cuerpo a cuerpo. En las Navas, los arqueros musulmanes, principal y temible enemigo de los caballeros, principalmente por la vulnerabilidad de sus caballos, no podrían actuar debidamente cogidos ellos mismos en medio del tumulto. El ejército de Al-Nasir se desintegró.

Nota de JRANIA: Cuando se cumplen 800 años de la batalla de las Navas  Tolosa, en la cual fueron vencidos los musulmanes invasores, según informa minutodigital, leo el siguiente comentario en el blog las crónicas de Juán Fernández Krohn:
  • Comentario por Vayavaya 20.09.10 | 13:08En 2003 se inauguró en Granada una mezquita, pero no una mezquita acorde con la población musulmana de la ciudad o de la provincia, sino la mayor mezquita de Europa por el momento, hasta que se construya la mezquita de Sevilla.
    El complejo se sitúa en el mirador de San Nicolás del Albaicín, un lugar privilegiado en la mejor parte del Albaicín, justo enfrente de la Alambra, desde el cual casi se ven los leones de la Alambra y claramente visibles el uno desde el otro. El objetivo era construir una mezquita más alta que la iglesia que conmemora la toma de Granada por los Reyes Católicos y la derrota del reino nazarí, lo que simbolizará una “reconquista espiritual de Al Andalus”.
    Que la nueva mezquita tenga como fondo la Alhambra tampoco ha pasado desapercibido. Fue en la Alhambra en 1492 donde el último foco de resistencia se rindió a los cristianos españoles. El hecho de que ahora los musulmanes cuenten con un lugar de oración es considerado por ellos como una victoria.

  • Más tarde, el ayuntamiento socialista de Sevilla autorizó la construcción de la mezquita más grande de Europa sobre nada más y nada menos que 6.000 metros cuadrados de terreno municipal en el barrio de Bermejales, que regaló a los musulmanes. Los vecinos asisten atónitos a la cesión del terreno porque no entienden cómo se concede tanto suelo público en un barrio que carece de instituto, de centro cívico o de centro comercial, demandas todas a las que el Ayuntamiento responde que no puede atender por falta de espacio y dinero.
    Por oponerse a la cesión de seis kilómetros cuadrados de suelo público que se niegan para otros servicios que requiere la zona, los vecinos del barrio han sido acusados de racistas, xenófobos e insolidarios por los mandatarios socialistas y comunistas que dominan el Ayuntamiento. El viejo truco.

http://blogs.periodistadigital.com/juanfernandezkrohn.php/2010/09/17/una-conversion-secreta-al-islam-en-el-mo#comments

Comentario por Vayavaya 20.09.10 | 13:09

Crónica del sábado 6 de noviembre (via V Jornadas de la Disidencia)

3 de diciembre de 2010

Crónica del sábado 6 de noviembre A las 10:30 h. dio comienzo el segundo día de estas jornadas disidentes con la conferencia impartida por Manuel Ángel Pérez Aldana (España), que por título llevaba: “Crisis e inmigración”. Aldana explicó la relación entre la crisis y el uso y abuso que se ha realizado por parte del gobierno de la inmigración, dejando claros muchos puestos que afectan económica y socialmente a los ciudadanos receptores de este fenómeno que en España especialmente … Read More

via V Jornadas de la Disidencia

“La Voz de los coptos” (via PATRIA JUDIA)

17 de noviembre de 2010

Si en “Patria Judía” defienden a los cristianos coptos, es decir, a los cristianos de Egipto… supongo que no es por amor a los cristianos…… Ya sabemos que toda denuncia es interesada… Por ejemplo… si los iraníes critican a los judíos de Israel…, si Izquierda Unida critica la represión del ejército de Marruecos contra el pueblo saharaui… etc… sabemos que no por ello van a denunciar la falta de libertad que impide discrepar de la versión de la HISTORIA que difunden los vencedores de la guerra mundial… Poca gente sabe que en Alemania hay tantos prisioneros políticos como en Cuba…por el “delito” de opinar sobre el pasado reciente de Europa…
Dicho todo lo anterior, creo que los europeos debemos defender el derecho de los cristianos de Egipto, y de todos los países, a profesar la religión…

"La Voz de los coptos" La Voz de los Coptos,Egipto,lanza un vibrante trabajo contra el Islam. ¡DESPIERTA OCCIDENTE!¡EL ISLAM ES INCOMPATIBLE CON TUS VALORES! La primera parte describe  como celebran en Egipto,los musulmanes ,el Festejo del Aiid: INCENDIARON 10 CASAS Y 65 COMERCIOS DE LOS CRISTIANOS COPTOS.Esos fanáticos ,respondian con tales barbaridades ,a la llamada de AlQaida de que imitasen lo hecho por sus “hermanos”en Irak (en la iglesia de Notre Dame). El autor … Read More

via PATRIA JUDIA

obispo asesinado según ritual islámico

9 de junio de 2010

El muy bien informado blog la yijad en eurabia, primero, y ahora incluso el diario “el pais” (Madrid 9 de junio 2010), que notoriamente no oculta sus reticencias anticriatianas, coinciden en dar detalles sobre lo que es claramente un asesinato cargado de odio islámico, y sobre el cual los medios de comunicación informan como si se tratara de un crimen más.

Lo que sigue está copiado de “El Pais“:

Las versiones oficiales empiezan a sonar a un compromiso cosido con los alfileres de la prudencia y la alta política. La policía turca, la comunidad cristiana de Anatolia y la autopsia realizada al cadáver del obispo Luigi Padovese coinciden en que el asesinato el pasado jueves del prelado milanés, de 63 años, fue por razones religiosas o políticas y no, como se ha dicho hasta ahora, por obra de un enajenado mental.

“He matado al gran Satanás”, dijo el chófer de la víctima tras apuñalarlo

El autor del crimen llevaba un chaleco antibalas, según varios testigos

A seis días del crimen, va tomando cuerpo la idea de que Murat Altun, el chófer de 26 años que asestó supuestamente 20 puñaladas al presidente de la Conferencia Episcopal Turca, no actuó solo.

Según la reconstrucción elaborada por los testigos y los líderes católicos en Turquía, Altun llegó a la casa privada de Padovese en Iskenderun acompañado por al menos una o dos personas. “Incluso la policía comienza a admitir que el obispo fue asesinado por al menos dos personas”, señala en declaraciones a La Stampa el arzobispo de Esmirna, Ruggero Franceschini.

Varios testigos han declarado además que cuando el chófer asesinó al obispo iba protegido por un chaleco antibalas, y hacen notar que fue arrestado por la policía militar y no por la estatal.

Según esas versiones, los desórdenes psíquicos de Altun invocados en un primer momento por el Gobierno turco no existen. Algunos miembros de su familia, que trabajaban para Padovese en la iglesia local, se habían despedido del trabajo dos días antes del crimen, según reveló un miembro de la comunidad católica.

Según la autopsia realizada en Iskenderun, el cuerpo del obispo capuchino, gran defensor del diálogo con el islam, recibió 20 cuchilladas, ocho de ellas cerca del corazón. Se sabe que Altun atacó al prelado dentro de la casa y que este logró salir al jardín pidiendo auxilio; allí, su agresor le decapitó. Luego, Altun subió al tejado de la vivienda y, según los testigos, gritó: “He matado al gran Satanás. Alá es grande”.

Un asesinato ritual, según la agencia católica Asia News, que lleva la marca de los fundamentalistas islámicos supuestamente manipulados por el llamado Estado profundo, una red golpista infiltrada en los servicios de seguridad del Estado que persigue derribar al Gobierno del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan.

Las autoridades turcas no admiten de momento esa posibilidad. Primero, dijeron que el obispo murió camino del hospital; más tarde, que lo hizo en la clínica; finalmente, cuando se vio la foto del cuerpo en el jardín, el gobernador de la provincia, Mehmet Celalettin, descartó que el móvil fuera religioso o político, y aseguró que el agresor había actuado solo.

En las últimas horas, los presuntos desórdenes psíquicos de Altun han sido incluso negados por su abogado, que asegura ahora que el chófer mató al obispo en legítima defensa porque este abusaba sexualmente de él. El obispo de Esmirna replica: “La autopsia ha confirmado que Padovese no tuvo relaciones sexuales ni el jueves ni antes del jueves”.

En las misiones cristianas se interpreta que el homicidio supone un cambio en la estrategia anticristiana de los radicales turcos. “Antes mataban a curas, ahora se atreven con los obispos”, dijo una monja local.

El Vaticano sigue haciendo suya la versión asumida desde el principio para no comprometer el viaje del Papa a Chipre. El hecho clave es que Padovese canceló los billetes de avión (el suyo y el de Altun) cuando solo faltaban unas horas para embarcar hacia la isla, donde el Papa le esperaba para presentar el documento preparatorio del Sínodo de Oriente Próximo.

El vaticanista Filippo di Giacomo, que recoge impresiones de diplomáticos, amigos y colaboradores de Padovese, insiste en que este, al ser informado del peligro que representaba Altun, “prefirió arriesgar su inmolación personal para evitar una tragedia mayor, es decir, un atentado contra el Papa”.

Di Giacomo explica así las reticencias vaticanas: “Es comprensible que la máquina de suavizar busque continuar el diálogo con Turquía. Y no sería la primera vez que el interés de uno se sacrifica por el interés de muchos”.

La magistratura italiana realizará una segunda autopsia al cuerpo de Padovese cuando sea repatriado, probablemente hoy o mañana. Los funerales se celebrarán en Milán, ciudad natal del prelado, y han sido retrasados hasta el lunes por ese motivo.

Por su parte, en la yijad en eurabia se inmforma de lo siguiente:

La agencia de noticias Asia News ha dado nueva información sobre el asesinato de Monseñor Luigi Padovese, obispo de Anatolia. El mismo habría sido apuñalado dentro de su casa y degollado fuera de la misma. El obispo gritó pidiendo ayuda antes de morir. El asesino gritó «¡Allah Akbar!» -Alá es grande- nada más cometer el delito, del que se considera que pudo ser un crimen ritual-. Se ha descartado la de condición de enfermo mental del asesino, quien acusa a su víctima de ser homosexual.

(AsiaNews/InfoCatólica) Mientras el Ministro de Justicia turco promete que arrojará luz sobre el incidente, la justicia italiana llevará a cabo una autopsia al obispo fallecido cuando sus restos sean trasladados a la nación transalpina.

En la primera autopsia realizada en Turquía se vio que el cuerpo de Monseñor Padovese tenía puñaladas por todas partes, pero especialmente en la zona cercana al corazón. Su cabeza estaba separada casi por completo del resto del cuerpo.

Todo indica que el obispo luchó por su vida y, tal y como relatan algunos testigos, alcanzó la puerta de su casa donde pidió ayuda a gritos. Fue entonces cuando su asesino le degolló, tras lo cual gritó en voz alta “¡He matado al gran Satán!¡Alá es grande!”. Dicha expresión ha llevado a sospechar que el asesinato fue el resultado de un ritual.

Las nuevas revelaciones demuestran que las primeras declaraciones del gobierno turco, aceptadas sin más por la Santa Sede, necesitan ser revisadas por completo. Se ha sabido igualmente que el asesino estaría intentado defenderse alegando que el obispo era homosexual y que habría intentado abusar de él.

Violencia de organizaciones musulmanas fundamentalistas

Según los expertos internacionales en la situación socio-política en Turquía, el asesinato de Monseñor Padovese demuestra que se están produciendo una escalada de la violencia por parte de las organizaciones fundamentalistas que desean acabar con cualquier tipo de presencia cristiana en el país.

Es la primera vez que su objetivo es tan alto, pues hasta ahora habían asesinado a sacerdotes. El argumento de la pretendida homosexualidad del obispo sólo estaría buscando sembrar la confusión en la opinión pública nacional e internacional.

¿Le acusa de homosexual? Dialogad, dialogad, malditos.

También en “El Mundo” (de Madrid) se informó sobre este tema:

TURQUÍA | Su chófer ha sido detenido como sospechoso

Muere apuñalado en su casa el presidente de la Conferencia Episcopal turca

Luigi Padovese, a la derecha, en una imagen de archivo. | EfeLuigi Padovese, a la derecha, en una imagen de archivo. | Efe

Agencias | Estambul

Actualizado jueves 03/06/2010 15:24 horas

El presidente de la Conferencia Episcopal de Turquía fue asesinado a puñaladas en su casa de la provincia de Hatay (Turquía), según informaciones de última hora.

El obispo católico, Luigi Padovese, italiano de 63 años, prestaba sus servicios en la diócesis de la ciudad de Iskenderun, cerca de la Biblioteca de Antioquía. Ostentaba este cargo desde hacía una década y cubría casi la mitad del territorio turco, desde el Mar Negro al Mediterráneo.

Buscan al sospechoso

Padovese fue hallado en estado agonizante en su propia residencia, sin que por ahora hayan trascendido muchos más detalles del asesinato, que está siendo investigado por las autoridades.

La cadena de noticias NTV sostiene que el prelado fue acuchillado por su chófer y que murió de las graves heridas de camino al hospital, tras ser hallado en el jardín de su residencia.

La Policía ha emitido una orden de busca y captura para dar con el sospechoso, que ha dado sus frutos rápidamente, ya que el sujeto ya ha sido detenido. Ahora se va a proceder a su interrogatorio.

Por el momento, se desconocen más detalles al respecto de los motivos del asesinato o si la víctima y el sospechoso tenían alguna rencilla pendiente.

Un lugar pacífico con brotes violentos

En 2006, el párroco católico Andrea Santoro también fue asesinado en la ciudad de Trabzon, en las inmediaciones del Mar Negro, en un ataque de grupos ultranacionalistas.

En relación a este hecho, acaecido en medio de la polémica por las caricaturas de Mahoma, Padovese declaró que “el hecho de que el asesinato se haya producido ahora no me parece una casualidad. Aquí hay un ambiente muy caliente y muchos islamistas fanáticos”.

Asimismo, en 2007 se produjo en Malatya (al este de Turquía) otro suceso extremadamente violento contra tres trabajadores de la editorial cristiana Zirve. Los cadáveres de las tres víctimas fueron encontrados degollados, maniatados de pies y manos.

Para los católicos el enclave de Hatay, en el que conviven una pequeña comunidad cristiana con la mayoría musulmana, es especialmente significativo porque en él se definió como cristianos a los seguidores de Jesucristo.

Reacción de El Vaticano

Por su parte, el portavoz de la santa Sede, Federico Lombardi, ha manifestado en una entrevista en ‘Radio Vaticano’ que “se trata de un hecho horrible e increíble; estamos consternados”, en referencia al impacto que ha causado el crimen en El Vaticano.

Padovese tendría que haber participado a partir de mañana en la visita del Papa a Chipre y, junto a los demás líderes de la Iglesia católica en la región, el domingo habría recibido de manos del Pontífice el ‘Instrumentum Laboris’, que es el documento que servirá para preparar el Sínodo de Obispos sobre Oriente Próximo que se celebrará en otoño en el Vaticano.

“Monseñor Padovese ha sido una persona que ha tenido grandes méritos”, explicó Lombardi, que ha añadido que “su muerte nos hace pensar espontáneamente en la de don Andrea Santoro”.

Estas muertes “nos hacen ver que el testimonio de la Iglesia en ciertas situaciones puede llegar a pagarse con la sangre”, ha destacado el portavoz vaticano, que precisó que todavía hay que “entender mejor cuáles han sido las circunstancias y motivaciones” que han llevado al asesinato de Padovese.

Lombardi recordó que la noticia llega en la vigilia del viaje del Papa a Oriente Próximo, a donde se dirige “precisamente para animar a las comunidades cristianas que viven en esta región”.

“Este suceso hace entender muy profundamente que la solidaridad de la Iglesia universal y el apoyo a estas comunidades cristianas es absolutamente urgente y necesario”, concluyó el portavoz vaticano.

NOta de JRANIA: Es evidente de que este asesinato tiene  aspectos muy sospechosos… dadas las sucesivas mentiras que se han sucedido, para disculpar al islamismo: 1, el asesino “es católico”; 2, es un perturbado psíquico, 3, actuó solo; 4, el móvil de su asesinato fue defenderese de agresión sexual…etc..   Lo más interesante y que delata la naturaleza de esa llamada  “religión de paz” es la absoluta crueldad,  ensañamiento y odio que manifiestan algunos de sus encolerizados seguidores… Por otra parte, que periódicos como “El pais” parezcan dar cabida en su línea informativa a que existe un “acoso contra los cristianos” en los paises musulmanes puede ser interpretado como que está tomando posiciones a favor de Israel y en contra de Turquia… para el caso de que se produjere una confrontación en la que el “caudillo” musulmán sería nada menbos que el adalid de “La alianza de las civilizaciones”, tan  apreciado por su émulo ZP…

Otro crimen morisco… en "Britanistán" !!!

8 de mayo de 2010

Young father has face sliced open in race attack as his

terrified son, 5, looks on

By Daily Mail Reporter
Last updated at 3:36 PM on 5th May 2010

Enlarge   Reece Johnson Victim: Reece Johnson, 23, has been scarred for life after the random attack

A young father was slashed across the face as his five-year-old son looked on in what claimed was a random ‘anti-white’ revenge attack sparked by the murder of an Asian teenager.

Reece Johnson told how he and his son, Tyrel, were walking with Mr Johnson’s girlfriend when a mob of 20 Asian youths surrounded him.

He claims one of the youths said, ‘Your lot killed one of ours’, before he was set upon.

The attack ended when one of the gang sliced open his left cheek with a craft knife.

As Tyrel screamed in horror, his father was left reeling with a giant gaping wound in his face which later needed 68 stitches.

Police are investigating whether the attack was sparked by the murder of student Saffer Khan, 19, by two white youths in the same area more than two years ago.

Mr Johnson, a labourer from Great Lever, near Bolton, today said: ‘My face is a mess but the fact is I’m very lucky to be alive.

‘The doctors told me if the blade had continued another few millimetres then it would have hit my jugular vein. The nurse said it must have been a very sharp blade, like a razor.

‘She said another finger tip across my neck and that would have been it, I would have died. These guys picked on me for no other reason than because I was a white and killers of that young lad were white.

‘It’s just unbelievable. Obviously I had nothing to do with what happened to Mr Khan yet I was tarred with the same brush as the killers simply because of the colour of my skin.

‘I’m scarred for life now and people might look at me and think I?m a violent thug.’

Mr Johnson had been for a day out with the friends in Blackpool and was walking past the entrance of Bobby Heywood Park in Great Lever where Mr Khan was beaten to death by two teenagers in November 2007.

Mr Johnson said: ‘I was with my son and a girlfriend when this mob of 20 Asian youths came up to us. They were saying “Your lot killed one of ours” – meaning white people killed an Asian lad.

‘One of the guys was acting aggressively and the group was swearing and hurling racist abuse. They attacked me because of the colour of my skin. They were very racist.

‘I saw one of them in front of me with a small hand knife and I was watching him. But then another lad came at the side of me and punched me and that’s when I was slashed.

Enlarge   Heywood Park in Great Lever Crime scene: Mr Johnson was set upon near the entrance to Heywood Park in Great Lever, Bolton. He was rushed to hospital, where medics told him he could have bled to death

‘I was scared for my life. The lads who attacked me have no respect. My little son was with me – he’s five years old and he was traumatised.

‘He was screaming, clinging on to one of my friend’s legs.’

Mr Johnson was taken to a specialist facial unit at the Royal Blackburn Hospital on Saturday night. He was given 20 stitches inside his face and another 48 on the outside.

He left hospital at 6.30am on Sunday and is now recovering at his parents’ home.

race attackThe cause: Joseph Booth pleaded guilty to the murder of Seffar Iqbal Khan in 2008

The father-of-three said he and his girlfriend will now move home because they are scared to return to the area.

He said his son has been badly affected by the attack.

Mr Johnson added: ‘Tyrel was very upset, he was hysterical. He woke up the other night crying. That is not normal for him. There are people in the community that know who has done it but it is whether they are brave enough to admit it.’

A Greater Manchester police spokesman said: ‘The 23-year-old man had been out with his girlfriend when he was confronted by a group of up to 20 youths.

‘An argument broke out and during this, the man was slashed across the left cheek, suffering a six-inch wound. Inquiries are ongoing.’   A 16-year-old was arrested but later released without charge.

Mr Khan was kicked to death by 18-year old Joseph Booth who ripped off an electronic tag he had been ordered to wear as a condition of his early release from jail.

Manchester Crown Court was told in the hours before the killing Booth had been on a boozing spree and after downing cheap cider simply broke open the tag and threw it away.

As the authorities alerted by a fault on the tag began a search for Booth, the teenager and a 15-year old boy began prowling the park looking for a victim to mug and ambushed Mr Khan who was punched kicked and and had his head stamped on.

Booth and the 15-year old were later jailed for life for murder.

…predican y promueven la Sumisión

18 de septiembre de 2009

25/08/09

*Las instituciones jurídico-religioso-político-sociales-económicas… islámicas, están pensadas para hacerle la vida imposible al no musulmán.

El Islam no concibe un mundo pluricultural, distingue únicamente entre musulmanes y no musulmanes.

El término ‘infiel’ (káfir) se aplica a todos los no musulmanes. Si bien se establece una distinción entre las denominadas ‘gentes del libro’ (judío y cristianos, a los que con el tiempo se le añadieron los zoroastrianos y otros), y el resto de las culturas, que son denominadas paganas (idólatras, ‘chirk’), sin más, y no merecen atención alguna, su destino es el de ser destruidas, desaparecer.

El concepto ‘gente del libro’ hace alusión a los creyentes que tienen escrituras santas, textos revelados, libros sagrados; se aplicó en un principio tan sólo a la tradición judeo-cristiana (la saga bíblica, Antiguo y Nuevo testamento, el legado de Moisés y de Jesús).

La teoría profética de Mahoma se incardina en las revelaciones monoteístas que tienen su origen en el pueblo judío. Él es el último y definitivo enviado, dice. No habrá más. La Biblia pues, Antiguo y Nuevo testamento, se subordina a esta última ‘revelación’. Tal interpretación, como se sabe, no fue aceptada ni por los judíos, ni por los cristianos. Estos no ‘reconocieron’ a Mahoma como profeta y enviado del dios. Este rechazo ofendió gravemente a Mahoma, y a sus seguidores.

El término ‘dimmi’ hace alusión a las condiciones que tienen que acatar los no musulmanes en una sociedad islámica (‘dar al-Islam’). Pensada en un principio para los judíos y los cristianos, conforme la expansión islámica avanzaba hacia el este, se le añadieron los zoroastrianos (persas), e incluso, una vez en la India, los budistas y los hinduistas (aunque no siempre).

Las gentes que no son del libro, las tradiciones culturales que nada tienen que ver con el discurso judío y posterior cristiano; los pueblos paganos, la gente sin más, los gentiles, tienen dictada su sentencia de muerte en el ámbito islámico. Sólo la ‘gente del libro’ (la saga bíblica) serán tolerados.

La mayor parte de las culturas y civilizaciones del pasado contaban con textos sagrados, venerados por todos. Sumer, Egipto, Persia, China… Los árabes, precisamente, carecían de ‘libros’; Mahoma hizo el Corán para ellos. Ahí comienza la ‘civilización’ árabe.

No se le reprocha a Mahoma haber unificado a un pueblo, el árabe, y haberlo dotado de un texto religioso-jurídico-político… De haberlos puesto en marcha.

Pero no lo hizo de manera original, no partió del propio pueblo árabe. De sus tradiciones y leyendas. Importó e impostó un discurso monoteísta ajeno, el hebreo, también un pueblo semita. Urdió un discurso que le vinculaba a la tradición profética judía. El sería el último de los profetas enviados por el dios de los judíos (y de los cristianos, Jesús desciende a la categoría de profeta o enviado).

*Una vez asediada una ciudad o un reino, la población no tiene otra opción que islamizarse, acogerse a la ‘dimmi’, o luchar hasta morir o vencer.

La población conquistada y sometida a la ‘dimmi’ goza de ‘protección’ bajo el Islam. Es un insulto éste eufemismo. Dadas las condiciones de desigualdad, de inferioridad, de injusticia… a la que se ven sometidos aquellos que no se islamizan, las poblaciones autóctonas, precisamente –judía, o cristianizada, persa o india.

Numerosos conceptos islámicos tienen que ver con esta consideración despreciativa en que se tiene a la población no musulmana. Los no creyentes no merecen respeto alguno. Aquellos que no reconocen a Mahoma.

La no aceptación de su discurso deja a los musulmanes disgustados, contrariados, y ofendidos. Su actitud hacia los no musulmanes es la del rencor y la venganza. Pagarán caro su rechazo del Islam.

Hay, sin embargo, ambigüedad en la actitud de los musulmanes para con estas poblaciones renuentes a islamizarse y que viven en sociedades regidas por el Islam (en tierra del Islam). Por un lado se las explota (los impuestos que se derivan de su condición de ‘dimmi’), por otro se las desprecia y se las odia porque no reconocen a Mahoma, no se islamizan, no se humillan, no se ‘someten’.

*El complejo, la trama, la red jurídico-política-religiosa-social-económica… islámica, alrededor del ‘infiel’. Dentro y fuera. La guerra fría y caliente contra el ‘infiel’. El que no reconoce a Mahoma, el que no se somete. El otro, los otros. Los no musulmanes están caracterizados y categorizados en el imaginario colectivo de los musulmanes de tal manera que se les puede engañar, robar, matar. Si ello es en el nombre del Islam.

Tiene que estudiarse bien esa trama conceptual que rodea al infiel.

*Es una querella particular la que los musulmanes sostienen con judíos y cristianos. Estos son infieles porque se supone que tienen que aceptar el Islam, tienen que reconocer a Mahoma. Es una querella étnica y local, entre pueblos y tradiciones semitas.

Esa historia étnica y local, se ha internacionalizado, universalizado. Debido a la cristianización y a la islamización de buena parte del planeta.

Los paganos, los gentiles, la multitud de culturas que nada tienen que ver con el estrecho marco histórico-geográfico y lingüístico-cultural en el que se mueve toda esta historia, no tienen voz en este asunto. Nada tienen que decir. No tuvo nada que decir en su momento Egipto, ni Grecia, ni Roma, ni Persia.

Cristianos y musulmanes minaron, destruyeron estas grandes culturas. Apenas quedan culturas clásicas. China, la India no musulmana, Japón. No encuentro otras (que estén vivas), a no ser la tradición judía, precisamente.

El Islam nos obliga a todos a movernos en el estrecho marco citado. En el judeo-cristiano-musulmán. Es una cárcel conceptual. Un laberinto cerrado, sin salida. Un maldito círculo vicioso.

Todos sus mitos y tradiciones, sus profetas, sus enviados… tienen que ver con las promesas de dominio que les hizo (a cada uno de ellos) su dios. La locura judeo-cristiano-musulmana.

Es la última ‘revelación’, la islámica, la que ha exacerbado todo este asunto. No es menos ofensiva y hostil que lo fue el cristianismo en sus comienzos y en su período de dominio, o el mismo Islam a lo largo de su historia, pero las dimensiones que cobra el asunto en la actualidad son ya a escala planetaria. Todo el planeta está implicado. Partiendo de la propia clasificación que de los pueblos del mundo hace el ámbito islámico (entre fieles e infieles, entre musulmanes y el resto, entre tierra del Islam y tierra de infieles…).

La propagación de musulmanes asiáticos y africanos por todo el planeta tiene una intención proselitista, tiene la intención de sembrar el Islam por todo el planeta. De sembrarlo de comunidades islámicas. Esto complicará (ya lo hace) la vida política y social de los pueblos europeos, americanos, australianos y demás. Ya estamos padeciendo las contradicciones culturales, la dicotomía que instaura el mismo Islam, allí donde se establece. La discordia.

La ceguera para una multiplicidad cultural. Invalidan toda cultura que nada tenga que ver con sus reivindicaciones y demandas, con su mundo. El mundo egipcio, el chino, el griego, el romano, el persa… Sus tradiciones, su sabiduría. La desaparición de estos mundos.

Es la misma ceguera que tienen los judíos y los cristianos. Obsesionados por su propio discurso. El discurso sólo a ellos referido. El dios que se dirige sólo a los hebreos, o a los cristianos, o a los árabes. Que habla incluso en hebreo, y en árabe. Que les promete, además, a cada uno de ellos, la preeminencia sobre todos los pueblos del mundo. Los tres tienen la palabra del dios de que, en su momento, todos los pueblos se inclinarán ante ellos. Sueños megalómanos. Sueños propios de pueblos pequeños, y miserables, y mezquinos.

Éste es el pleito que se traen entre sí judíos, cristianos, y musulmanes por la preeminencia y el poder; por el dominio, no sólo espiritual, del mundo. Ésta es su locura, éste es su discurso. ¿Cómo terminará esta loca y maldita historia?

Esta ceguera (esta certeza) les legitima en su camino de destrucción. Cristianos y musulmanes son responsables de la extinción de numerosas culturas en todo el planeta, grandes y pequeñas. El genocidio cultural. Sin conciencia alguna de culpa, pues instauran al ‘verdadero y único dios’.

No podemos jugar a su juego. Ni desde los judíos, ni desde los cristianos, ni desde los musulmanes. No podemos tomar parte en esta monstruosa y demencial querella.

*Si medimos el tiempo de las civilizaciones desde un año cero que tendría lugar hace seis mil años en Sumer, alrededor del nacimiento de la escritura, hace algo más de tres mil años (desde Moisés, influido tal vez por Akhnatón) que padecemos esta lacra de las religiones de salvación.

Mahoma dice que con él termina la serie de enviados del dios de Moisés y Jesús. Pretende cerrar el diálogo que el dios de los hebreos mantenía con su pueblo. Esto forma parte de su impostura, de su intolerable intromisión.

Tenemos que deshacernos de esos juegos de lenguaje. Negarles poder y autoridad fuera de sus ámbitos de dominio. Deslegitimarlos. Aquí, en Europa, en las Américas, en todas partes. Negarles validez, vigencia.

Ciertamente, nos han convencido, es o ellos, o nosotros (el resto del mundo). La guerra que nos planta el Islam en los momentos presentes tiene estas dimensiones. No descansarán hasta la victoria o la derrota final.

¿Por qué tuvo que universalizarse ese discurso? ¿Por qué tenemos que seguir jugando ese funesto juego?

*A los judíos, que iniciaron esta historia, no les queda más remedio que compartir la ‘gloria’ con cristianos y musulmanes. Estos se han adherido a la estela que ellos iniciaron. No podrán llevarse toda la gloria que les prometió su dios. Este dios parece haberles traicionado, primero con los cristianos, y luego con los musulmanes.

También los cristianos creyeron reservada la gloria para solo ellos. Únicamente los judíos que reconociesen a Jesús como el Mesías, alcanzarían la ‘vida eterna’. La ‘revelación’ cristiana pretende anular la judía (mosaica).

Los musulmanes niegan la gloria a los judíos y cristianos que no reconozcan a Mahoma. Pretenden la anulación del judaísmo y del cristianismo. La disipación de estos. Su desaparición. Así como el cristianismo lo quiso con el judaísmo.

¿Por qué el judío va a abandonar su estirpe milenaria? Dejemos en paz a los judíos. Se limitaron, por lo demás, a un pequeño territorio sin aspiraciones imperialistas.

Aparte de los avatares del pueblo judío, que fue el de todos los reinos y pueblos pequeños de Oriente próximo y medio, estos tuvieron que soportar la aparición del cristianismo. Aquí quisiera romper una lanza a favor de los judíos. Jesús como Mesías, y el cristianismo posterior, fue lo peor que le pudo suceder a ese pueblo. A costa de sus tradiciones, de sus claves simbólicas, y de ellos mismos. Ese sufrimiento y esa humillación.

Por si faltara poco, apareció el Islam. Un tercero en discordia. No bastaba la humillación cristiana, ahora tocaba padecer la musulmana.

Mediar, intervenir en algo tan íntimo como las relaciones espirituales de un pueblo con su mundo simbólico. La impostura cristiana y musulmana con respecto al pueblo judío.

Es la envidia lo que está detrás del cristianismo (Pablo) y del Islam (Mahoma).

Sin capacidad para producir nada propio, cristianos y musulmanes, piratearon y parasitaron el legado espiritual judío. Se auto-injertaron, podríamos decir. Usurparon, también. Sin humildad, sin modestia. Arrogantes e insidiosos. Faltos de medida.

El pueblo judío es de los pocos pueblos que, junto con el chino, el indio (no islamizado), y el japonés, han mantenido vivo el nexo con sus antepasados. Un nexo milenario. No menciono a los pueblos de cazadores-recolectores supervivientes. Me limito a las civilizaciones y culturas del período neolítico.

Apenas quedan culturas autóctonas de ese período. Cristianos y musulmanes (además de hinduistas y budistas) las han destruido total o parcialmente. Egipto, Fenicia, Grecia, Roma, Persia… Culturas que han perdido vigencia, valor. Pueblos extrañados de sus orígenes, espiritualmente alienados.

Todos los intentos por destruir la tradición mosaica (por parte de cristianos o musulmanes) fueron infructuosos. Lo que nos muestra que es un pueblo digno de todos los respetos. Un pueblo que ha logrado conservar el nexo con los antepasados. Cosa que no pueden decir ni los cristianos, ni los musulmanes (ni los pueblos cristianizados o islamizados).

Los cristianizados, o islamizados, tenían que desarraigarse primero, extrañarse de sí mismos, de su cultura ancestral, para adoptar posteriormente la base cristiana o musulmana de su ser simbólico. Ésta es la verdadera apostasía, la infidelidad real. El abandono de lo propio y la adopción de lo ajeno. Eso es lo que no hizo el judío. Y eso le honra. Pues en eso estriba la verdadera fidelidad, la que le debemos a los antepasados y a las tradiciones ancestrales de nuestro pueblo.

Los pueblos cristianizados o islamizados carecemos de orgullo, de honor. Con antepasados espurios, con tierras sagradas espurias, con una historia (pasado) espuria. No son, nuestro cristianismo o nuestro islamismo, motivos para enorgullecerse, precisamente, sino bien al contrario. Pueblos, hombres y mujeres, desconectados de su pasado ancestral y autóctono. Alienados, instrumentalizados, enfrentados. En el nombre del dios de los cristianos o de los musulmanes.

Estas ideologías universalistas, hechas, parece, para hombres y mujeres que han perdido u olvidado su estirpe, su pueblo, su gente, sus tradiciones y demás. En el maremágnum de los imperios multiculturales, en la confusión de lenguas y culturas, en el desgaste (de los mundos simbólicos) que se produce; el nihilismo, la desertización, la entropía.

El imperio egipcio, el acadio, el griego, el romano, el persa aqueménida, el sasánida… La aparición del cristianismo, del Islam. El caos, el desorden, la confusión, el diluvio que todo lo arrastra… Mantenerse firmes en estas circunstancias. Eso fue lo que hizo el pueblo judío (entre otros). Ésta es su enseñanza. Otros pueblos también lo consiguieron (China, Japón…), pero han estado menos expuestos que el judío a la extinción. El judío ha llegado incluso a carecer de tierra. Y es que lo verdaderamente importante para un pueblo no es tanto la tierra, sino el mundo simbólico, el cielo. Se puede perder la tierra, pero si se pierde el cielo, ese pueblo desaparece como si nunca hubiese sido.

Es debido a su entereza y a su fidelidad, pese a las más adversas circunstancias, que el pueblo judío merece ser honrado y distinguido entre otros. Son una escuela de fidelidad.

Eso no podemos decirlo ni de los pueblos cristianizados, ni de los islamizados, insisto. Esos pueblos no tienen otros antepasados o patriarcas que los de la tradición judeo-cristiano-musulmana. Europeos griegos, romanos, celtas, germanos… Asiáticos fenicios (libaneses), sirios, persas, afganos, tibetanos, mongoles, turcos… Africanos… Americanos… Multitud de pueblos desarraigados, que han perdido el vínculo natural con sus antepasados y su mundo simbólico.

Esos pueblos han demostrado no ser fieles, no ser fuertes en la adversidad. No luchar hasta la muerte en defensa de lo suyo. Esos pueblos no merecen en verdad honra alguna. Digan lo que digan.

Carecen de voz propia. Son la voz de otro. Un discurso ajeno les domina.

*El Corán se escribió pensando en los árabes. Léanse las fragmentos correspondientes a la relación del Corán con la lengua (y el pueblo) árabe. Es un texto etno-céntrico, como pocos. Como por otro lado lo es también el Antiguo testamento judío. Finalmente, le dice Mahoma a los árabes, ya tenéis un texto ‘revelado’, como los judíos y los cristianos.

*Si con el cristianismo se produce un pan-judaísmo (las claves simbólicas, lingüístico-culturales, son judías), con el Islam se produce un pan-arabismo.

26/08/09

*Mahoma, su Corán, no puede rivalizar con las figuras de Moisés y Jesús. Mal que les pese a los musulmanes.

Difícilmente van a conseguir que judíos y cristianos se islamicen. Sólo la fuerza y la violencia podrían conseguirlo, y aún así. Siempre les quedará el cripto-judaísmo, o el cripto-cristianismo.

Y entretanto, ¿qué hacemos los gentiles? Los paganos, los idólatras, las otras culturas. En Europa hace ya tiempo que el discurso (y el mundo) judeo-cristiano-musulmán quedó atrás. Ha sido superado, dejado atrás. Conceptualmente, espiritualmente, simbólicamente, culturalmente, colectivamente. Me refiero a la población europea autóctona. Ya no rige las conciencias de la mayoría. Ahora son minoría los creyentes y practicantes cristianos.

La población musulmana extranjera que actualmente reside en Europa es aún pequeña, aunque bastante ruidosa. Esta población sí vive de pleno el discurso judeo-cristiano-musulmán. La polémica, el enfrentamiento. Sigue atrapada en ese discurso.

*La religiosidad del Islam, como la de las demás ideologías religiosas de salvación, es ofensiva y hostil para con el otro. Estas ideologías practican el proselitismo, el apostolado, la propagación. Convierten al otro en uno de ellos, o lo intentan. Apenas si hay conversos al Islam (u otras creencias extranjeras) entre los autóctonos europeos. Lo cual, ciertamente, es un motivo de alegría.

Esta indiferencia hacia el discurso de las religiones de salvación en general, no indica necesariamente un rechazo consciente y pensado. No supone una meditación previa. Unas razones para decir no.

Esta indiferencia es generacional y tiene que ver con el desgaste de estas ideologías en nuestro ámbito cultural. Nuestra evolución cultural y simbólica nos ha sacado de esos mundos. Cosa que no parece haberles sucedido a las poblaciones musulmanas en sus sociedades de origen (Asia y África). Estos sujetos aún viven en la Edad media.

Hemos menospreciado estos discursos religiosos. Pero estos amenazan con envolvernos de nuevo y arrastrarnos, hundirnos en el pasado.

Necesitamos, pues, exorcizar estos fantasmas del pasado. Para bien del mundo entero. Acabar de una vez con ellos.

Dada la insistencia de estos creyentes, y particularmente de los musulmanes, la más reciente de estas ideologías universalistas, tarde o temprano, tendremos que contestarles. Necesitan una respuesta. Una posición clara con respecto a estas tradiciones. Y la tendrán.

Hay que decirles unas cuantas cosas a estos creyentes, a cual más ofensivos y hostiles. Europa tiene que responderles. Desde Europa. No desde la Europa cristiana, o desde la Europa musulmana, sino desde la Europa europea, la autóctona, la gentil. La Europa recuperada.

Responderles fuera del ámbito judeo-cristiano-musulmán. Fuera de sus juegos de lenguaje, de sus discursos. Desde Europa. Desde las tradiciones europeas pre-cristianas (y pre-islámicas). Y en los momentos presentes, desde Darwin, desde Marx, desde Nietzsche… Desde el pensamiento crítico contemporáneo.

Es una respuesta a aquellos que se resisten a abandonar el tenebroso pasado. Sus claves simbólicas. Hemos de hacer un esfuerzo por traerlos al presente. Por des-alienarlos también. Hacerles ver primero su extrañamiento espiritual, cultural. Primero que enlacen con sus verdaderos antepasados, situarlos en su contexto ancestral y autóctono. Recuperar el nexo con los antepasados propios. Una vez ahí, traerlos al presente. A la nueva era, al nuevo período que ya vivimos.

*Vivimos los albores de una nueva era que ha tenido su nacimiento aquí, en Europa. Vivimos una revolución cultural semejante a la que dio lugar al neolítico. Un cambio de era cuyas consecuencias culturales están aún por ver. De la misma manera que el hombre del neolítico abandonó los mundos simbólicos elaborados por los paleolíticos que le precedieron (por insuficientes), así nosotros también abandonaremos los mundos generados a lo largo del neolítico –por inútiles, por irreales, por descentrados.

Los nuevos modos de producción (y de vida) que instaura el neolítico dieron lugar a nuevos mitos, a nuevas interpretaciones acerca del mundo, de la naturaleza, de la vida, del lugar del hombre en la naturaleza. Estos mundos son tradiciones coherentes con el período neolítico. Están vinculados a los modos de vida que inaugura el neolítico.

Hay que decir que las ideologías o superestructuras simbólicas del neolítico pecan de un excesivo antropocentrismo y antropomorfismo, que hoy por hoy, y a la luz de la evolución y la genómica, son inconcebibles. La revelación del código genético arruina todo antropocentrismo.

La nueva era no es antropocéntrica, pues. La relación del dios con el hombre es fundamental en las ideologías del neolítico. El hombre es un ser privilegiado en todas estas tradiciones. La naturaleza está, poco más o menos, al servicio de este hombre. Todo esto es inconcebible hoy día.

El hombre de hoy no es el hombre del neolítico, o de las ideologías del neolítico. Criatura privilegiada, creada con el barro más fino. Todas las tradiciones que sostienen este antropocentrismo tendrán que abandonarlo.

Resulta que el sujeto de toda actividad biológica no es la criatura (el fenotipo) que aparece, sino el genotipo que alberga. Los genes son la única sustancia viva del planeta.

Se pasa de un antropocentrismo (o fenocentrismo) a un genocentrismo donde la sustancia genética es el único sujeto de toda actividad biológica (y cultural).

Esto habrá que digerirlo. Este presente.

Ésta podría ser una de las respuestas de Europa. A todos los dudosos e indecisos. A los atrapados en el pasado.

Europa ha de esforzarse porque el resto de los pueblos supere el neolítico. Ha de efectuar una labor específica en pro de la nueva era. Ha de comprometerse. Tiene que dar razones. Tiene que convencer. No puede abandonar a multitud de hombres y mujeres en el pasado. Tiene que traerlos al presente. Y tiene que traerlos al presente en las naves adecuadas; en las respectivas naves autóctonas.

Es una labor doble. O con dos frentes. Primero, advertirles de su alienación cultural (en la mayoría de los casos) y devolverlos a sus pueblos autóctonos; segundo traerlos al presente.

 

27/08/09

*Nadie nos restituirá nuestras culturas. Nunca recuperaremos nuestras culturas.

Los pueblos que en su momento perdimos o abandonamos nuestras culturas ancestrales.

Restos, reliquias. Lo poco que nos queda.

*¿Qué pasaría si el Islam lograra el dominio del planeta; si todo el mundo se islamizara? ¿Habría paz? No nos engañemos. No pasaría otra cosa que lo que hoy ya pasa y lo que ayer pasó. El Islam está múltiplemente dividido y enfrentado. Dependerá del área de domino de cada una de estas ‘sectas’ (suníes, chiíes, entre muchas otras). Cada día se matan entre ellos. La mismos métodos (guerra fría o caliente) que emplean contra el infiel (‘dar al-harb’, ‘dar al-kufr’, tierra de guerra, tierra de infieles), son los que emplean con sus disidencias. Es una historia cruenta, la historia del Islam. Es también una historia criminal. Mutuamente se acusan de infieles (‘káfir’), o de idólatras o paganos (‘chirk’). Las sectas rivalizan entre sí en ‘puritanismo’. Los ‘puritanos’ abundan y se enfrentan entre sí. Se niegan (la autenticidad, la pureza mutua). Puede verse en la historia de los últimos veinte o treinta años (toda su historia en verdad). Grupos que mutuamente se niegan, se acusan, se destruyen. Es la guerra generalizada.

Se masacran entre ellos. Véase su territorio, el ‘dar al-Islam’. Los musulmanes no conocen la paz. Muerte, muerte, muerte. ¿Es esto lo que quieren exportar? ¡Por favor!

Seamos sensatos con el Islam. No es una vía de paz. En absoluto. Es, quizás, la vía más pura de la violencia. La guerra pura.

Un mundo islamizado sería un mundo en guerra eterna.

La violencia contra el otro está legitimada, sancionada, divinizada. Es guerra dentro y fuera. Fuera contra el mundo no islamizado (no sometido) y dentro contra toda disidencia. Dentro es guerra de todos contra todos. Las diferencias entre las sectas musulmanas les llevan a combatirse a muerte. Es guerra a muerte, no se olvide.

Cada secta reclama para sí la pureza islámica. Acusa a las otras sectas, a los otros musulmanes, de infieles, de apostatas, de idólatras… Son los insultos que les dedican a los pueblos no musulmanes, a los paganos, a los gentiles. A los pueblos no sometidos, no islamizados.

Es un futuro terrible el que nos espera. Si el Islam sigue prosperando en nuestras tierras. Creciendo, multiplicándose. Reproduciendo su modo de vida violento en nuestras tierras. Traen la guerra, la discordia, el enfrentamiento. La mente de cada sectario es un ‘mundo’ que tiene que imponer al otro. Por las buenas, o por las malas

28/08/09

*El futuro será genocéntrico y ecológico, o no será. Ésta es la conciencia y la sensibilidad que viene, que ya está. Que ya circula. El saber, la conciencia y la sensibilidad que cambiará la faz del planeta. La nueva sabiduría.

Los mundos elaborados a lo largo del neolítico quedan inexorablemente atrás.

¿Qué hemos de conservar de ese período? Cada pueblo ha de conservar el vínculo espiritual con sus antepasados, con los suyos. Son las señas de identidad. Los pueblos han de identificarse, distinguirse. Estas diferencias no pueden perderse.

El futuro es también una nueva era en las relaciones entre los pueblos. Siempre que las diferencias entre estos sean conservadas.

Las únicas culturas o tradiciones culturales que son un obstáculo para tal entendimiento son las llamadas religiones de salvación. El universalismo de estas tradiciones, pese a su origen étnico (indio (hinduismo y budismo, fundamentalmente), iranio (el zoroastrismo o mazdeísmo), o semita (hebreo y árabe)). El ámbito de dominio de estas tradiciones oculta, sepulta, sofoca… numerosas culturas y pueblos.

Son numerosísimos los pueblos que han perdido, total o parcialmente, sus tradiciones. O las han visto desfiguradas, transformadas, desvirtuadas… por la tradición religiosa universalista que en su momento les alienó.

Pueden estudiarse las tradiciones semi-destruidas y deformadas por el cristianismo en Europa (o en América), o por el islamismo en Asia y África, o por el hinduismo y budismo en Tíbet y el sudeste asiático.

Hay que tener presente que lo que se universaliza es una cultura étnica y local (la hebrea, la árabe, la india). Y en un determinado estadio lingüístico-cultural. Son, pues, culturas históricas, étnicas, y locales, las que se imponen. En detrimento de innumerables otras.

Las culturas autóctonas han sido destruidas, deformadas, pisoteadas, mancilladas, profanadas… Los antepasados han sido calumniados, insultados. Los pueblos han sido desarraigados.

Si esta nueva era que vivimos provoca una crisis de identidad, ha de pensarse que, en numerosos casos, la identidad que teme desaparecer no es la autóctona, sino la impuesta en su momento (cristiana, musulmana, hinduista…). Esta crisis de identidad, en estos tiempos de transición, la padecen todos los pueblos, hayan sido o no culturalmente alienados.

El momento no puede ser más oportuno. El nuevo saber, la nueva conciencia, la nueva sensibilidad, que choca ciertamente con el pasado, sitúa a los pueblos en la tesitura de qué pasado merece la pena conservar, transportar al futuro.

Se requiere un proceso de autognosis de los pueblos. Estas tradiciones que defiendo y extiendo a muerte… ¿son mías? ¿Adónde me llevan estas tradiciones? No me llevan a mi pueblo, sino a un pueblo extraño. Si me aferrase a estas tradiciones, conservaría y transportaría al futuro tradiciones foráneas. ¿Qué hay de mis antepasados verdaderos? ¿Por qué no sigo vinculado a estos? ¿Qué sucedió?

¿Por qué Moisés, Jesús, Mahoma, o Buda…? (Y sus respectivas tradiciones lingüístico-culturales). ¿Por qué no mis antepasados griegos, romanos, celtas, germanos… tibetanos, persas, o incas?

Pueblos cristianizados o islamizados… son pueblos extrañados de sus orígenes. Que han vivido un proceso (las más de las veces violento) de destrucción de su propia cultura (aculturación) y de adopción de la ajena (enculturación). Hemos perdido multitud de lenguas, pueblos, y culturas.

El genocidio cultural practicado por las religiones universalistas de salvación. Desde su aparición.

El retorno de los pueblos a sus fuentes. A sus orígenes. Primero la identidad ancestral y autóctona. Es esa identidad la que ha de sumarse a la nueva era. Restablecer el vinculo con los verdaderos antepasados y, adelante, hacia el futuro. Transportar los Manes propios. Como nos enseña Eneas.

Hay que decir que el propio pueblo árabe padeció la destrucción de sus raíces culturales -que comenzó a llevar a cabo Mahoma. Y otro tanto podemos suponer del pueblo hebreo, tras la aparición de Moisés. Zoroastro transforma, subvierte la propia tradición cultural de los pueblos iranios, que les vinculaba al mundo arya védico. En la India los sacerdotes hinduistas hacían lo mismo con el mundo védico; el budismo posterior, a su vez, negaba el mundo védico y el hinduista.

Estas ideologías universalistas, en su momento, destruyeron o manipularon su propio medio cultural. Son ideologías sacerdotales, hay que decir. Son los sacerdotes los que han urdido estas ideologías universalistas en donde el sacerdote, precisamente, ocupa un lugar privilegiado. Son ‘revoluciones’ sacerdotales que surgen a mediados del neolítico histórico. Hace poco más de tres mil años.

Hay que poner en la balanza, pues; pesar, ponderar. Es el momento del juicio. Es un juicio el que debemos realizar sobre el pasado. El periodo neolítico acaba, concluye. Sus mundos, sus superestructuras simbólicas. ¿Qué salvaremos, qué transportaremos al futuro?

Las identidades ancestrales y autóctonas, los Manes propios. Cada pueblo. El mundo simbólico elaborado por nuestros antepasados. Eso es la que debemos transportar al futuro, a la nave Futuro.

Es de justicia. La recuperación del nexo con los propios antepasados y con la propia historia. Recuperar, rescatar, limpiar su memoria. Los diversos pueblos europeos, asiáticos, africanos, americanos, oceánicos… Es también recuperación del orgullo, de la dignidad, del honor.

Enfrentarnos a la nueva era desde nosotros mismos. Llevando con nosotros las figuras de los respectivos antepasados. Desde nuestras estirpes y culturas ancestrales y autóctonas. En memoria de nuestros antepasados. Para mayor gloria del árbol de los pueblos y culturas del mundo, que es también el árbol de la vida. El árbol más puro.

Tenemos, pues, que desprendernos de la envoltura simbólica impuesta, del ser simbólico ajeno.

Es el juicio anunciado, el diluvio, la catástrofe de las catástrofes. La rueda cósmica ha girado. El nuevo estadio, la nueva era.

Sí, qué vamos a transportar a la nave Futuro. De esto se trata. Qué va a sobrevivir. Qué llevaremos con nosotros a la nave Futuro. Qué nos acompañará del pasado. Qué merece la pena conservar.

Los pueblos han de aprestarse, porque el juicio es ya, el diluvio.

Que recopilen sus cosas, que las transcriban. Que las conserven. Que no pierdan el vínculo con su pasado milenario. Un hilo que nos ate al pasado de donde venimos. Nuestro origen. Nuestra rama particular del árbol de los pueblos y culturas del mundo, del árbol de la vida.

Durante el diluvio védico, Manu ata la nave a un árbol. Esto hizo que la nave permaneciera en el mismo lugar cuando las aguas se retiraron. De esto se trata.

Cuando la rueda haya terminado de girar. ¿Qué habrá quedado?

El juicio ha de llegar a la valoración de las ideologías religiosas universalistas. De su actitud ofensiva y hostil contra todo otro.

Es una filosofía de la cultura lo que necesitamos. Pero una filosofía crítica. Que juzga y valora.

Hay que dejar atrás toda diferenciación hostil entre los diversos pueblos y culturas. La universalización de estos discursos etno-céntricos hostiles al resto de las culturas. Son un severo obstáculo. No sólo alienan, sino que enfrentan a los grupos humanos.

No merecen sobrevivir. Son un peligro en sí mismos. Hay que cuidarse de ellos.

¿Por qué, por qué lo hicisteis? ¿Por qué destruisteis nuestras culturas, por qué nos separasteis de los nuestros? ¿En nombre de qué o quién? No teníais, ni tenéis, ni tendréis, el menor derecho a destruir la cultura de un pueblo otro e imponerle la vuestra. Nunca más.

En nombre de vuestros dioses, de vuestras divinidades, de vuestras tradiciones, de vuestros mundos. Esos dioses no eran más que el rostro de vuestra ambición de dominio.

Os delatáis con vuestras divinidades. Delatáis vuestro duro y oscuro corazón. Vuestra extremada voluntad de poder. Vuestra arrogancia, vuestra soberbia. ¿Qué dioses y principios son esos que exportáis?

Es el dios que ordena la destrucción y la aniquilación del otro. ¿Por qué?

No necesitamos vuestros dioses intolerantes y agresivos. Quedáoslo para vosotros. Dejadnos en paz.

Hay que privarlos de poder. Que no sigan enfrentándonos. Tenemos que dejarlos atrás. Va en ello nuestro futuro, el futuro de los pueblos del mundo.

Lo primero es impedirles el proselitismo. Hecho por lo demás absurdo. Porque es como si un chino fuese por ahí convirtiendo a la gente en china (culturalmente china); intentando destruir la cultura del otro y haciendo que adopte la suya. Es algo demencial. El apostolado cristiano, el musulmán, el hinduista, el budista… Ese prurito de universalización. Cristianizar a todo el mundo, islamizar a todo el mundo… Es una locura. El éxito pleno (por cualquier medio) de cualquiera de estas ideologías supondría la desaparición de ¡todas! las tradiciones culturales del planeta.

De los métodos violentos y mixtificadores usados para imponerse en el mundo. De la destrucción, de la deformación, de la pérdida de pureza de multitud de culturas. Del extrañamiento espiritual de los pueblos. De todo esto y mucho más han de dar cuenta la tradición judeo-cristiano-musulmana, así como el hinduismo y el budismo. Éste es el juicio final para ellos. El dictamen final.

¿Quién lo realiza? El momento presente. Las generaciones presentes y futuras juzgarán el comportamiento de estas tradiciones como indeseable e indigno. Mucho daño y ningún beneficio. Quiero decir beneficios que no pudieran ser aportados por otras culturas. No perdemos ninguna consigna ética si estas tradiciones desaparecen. Nada que no pudiéramos encontrar en otras culturas. No necesitábamos estas tradiciones. Ningún pueblo las necesitaba. No nos son necesarias. Consérvelas el pueblo hebreo, o el pueblo árabe, si así lo desean. Pero el Islam (Mahoma) ha de rendir cuenta a su propio pueblo de origen; a sus antepasados. Qué lugar ha de ocupar Mahoma en una Arabia recuperada. Por qué destruyó la cultura ancestral de su propio pueblo. Esto es lo que tiene que sopesar el pueblo árabe.

Las culturas tradicionales carecen de ese prurito de expansión. Egipto, Grecia, Roma… China. Son culturas que se comparten, no se le imponen al vecino.

Necesitamos distancia de estas tradiciones religiosas universalistas y totalitarias. Desde cada una de nuestras culturas hemos de ver estos movimientos. Desde nuestras culturas ancestrales y autóctonas. Ningún pueblo carece de reglas morales, de tradiciones espirituales. No estamos ayunos, ni huérfanos. El legado cultural de los pueblos, sus culturas autóctonas. El vínculo espiritual con nuestra línea, con nuestro hilo.

Legado semi-destruido, semi-arruinado; espejo roto. El sentido, el ser simbólico ancestral. El propio, el elaborado por nuestros antepasados. Las señas de identidad. Lo que nos queda, lo que conservamos y compartimos. Con amabilidad, con delicadeza, con educación.

Este sencillo asunto ha de resolverse así. Mediante el juicio que realicemos sobre nuestro pasado histórico (neolítico histórico). Desde la nueva era, desde el nuevo período.

La rueda gira sola. Está girando. En estos tiempos de transición. Quiero decir que las novedades cognoscitivas (la evolución, o la genómica, o la relatividad…) están haciendo su labor. No sólo teórica sino práctica. Los modos de vida han cambiado. Un cambio tal no se conoce desde los albores del neolítico.

El período de transición hacia el neolítico pleno. El período que va desde las primeras experiencias agrícolas y ganaderas y los primeros asentamientos hasta la escritura, hace aproximadamente seis mil años, cuando arranca el neolítico histórico.

 

 

29/0809

*Es un honor, y motivo de orgullo, no estar hoy, a comienzos del séptimo milenio (de la escritura), y del tercer período, sometido al dios de la tradición judeo-cristiano-musulmana, o a cualquiera de las ideologías religiosas universalistas del segundo período, del período neolítico. El período medio, en general. La edad media generalizada.

Ligado a la cultura autóctona, sí; a los propios ancestros. Esta religación no quita, sino que añade honor, nobleza. Pues esto es la nobleza. El contar con Padres (y Madres), con ancestros. El estar ligados espiritualmente a los antepasados. El término ‘patricio’, latino, tiene que ver con esto.

Nuestra era genocéntrica, atómica, evolucionista, relativista… Nuevo cosmos, nueva naturaleza física, nueva naturaleza viviente… Nuevo cielo, nueva tierra, nuevo hombre. Nueva atmósfera –el nuevo saber, la nueva sabiduría. El nuevo alimento espiritual. La nueva luz.

La revelación del código genético, de la sustancia viviente única. Del genio de la vida, de Xenus. Del sujeto único. De nosotros. De Nos. Pues nosotros no podemos ser otros que la sustancia genética. No hay otro sujeto de la actividad biológica (y cultural). No hay otro. ‘Genous’ y ‘Genoussin’.

Los Padres y las Madres nos acompañarán en esta nueva singladura. Los propios. Cada pueblo, que lleve sus Manes. La cultura afanosamente elaborada por los antepasados. Ligazón espiritual con nuestros mundos. Cada pueblo. La nave Futuro.

*Acerca del dios, o de algún primer principio, no podemos decir nada. Algunos pueblos usaron conceptos (‘Rt’, Dao). Pero lo suyo es no decir, callar.

En este asunto hay que extremar las medidas filosóficas. ‘De lo que no se puede hablar, mejor es callar’ (Wittgenstein).

No podemos saber ciertas cosas. No podemos decir ciertas cosas. Hablar sobre lo que no se sabe, ni se puede saber. El conocimiento de ciertos límites. El reconocimiento de estos. Cautelas filosóficas. Honestidad filosófica.

Diré algo sobre la experiencia mística, acerca de la experiencia espiritual, acerca de la ‘iluminación’. De lo que también pudiéramos denominar una ‘crisis psicótica’ de tendencia ‘mística’. Así, sin rubor. Las ‘revelaciones’ religiosas o espirituales tienen ahí su origen.

No debemos pasar por alto el carácter ofensivo, hostil, intolerante, de estas ‘revelaciones’. Tienen que ver con la ‘certeza’ psicótica.

Estas ‘revelaciones’, o ‘iluminaciones’, deben ser escrupulosamente desmitificadas por los mismos espirituales. Se trata de la honestidad espiritual.

La experiencia mística es neutra, silenciosa, muda. Ideológicamente neutra. Es, pura y simplemente, inefable. El silencio es lo suyo. Silencio obligado. Lo honesto, lo prudente, es guardar silencio, no generar ningún discurso, pues éste sería histórico, local, étnico y, probablemente, narcisista (el protagonista de la ‘revelación’, del comercio con el dios…). Así, además, se evita la posible instrumentalización política de estos discursos.

Aunque no hay que olvidar que los discursos ‘revelados’ conocidos nacen ya con esta intención política (de dominio) consciente, o inconsciente. Son ‘revelaciones’ sacerdotales. Llevan a los sacerdotes al poder (o a los guerreros ‘santos’, como decía Jomeini)

Cuando la experiencia mística va acompañada de un delirio interpretativo, religioso. Asociado a la propia persona; acerca del papel que ocupa en esta ‘revelación’ la propia persona -papel central, como no podía ser menos.

Moisés, Buda, Jesús, Mahoma… (como los más significativos) producen discursos en los cuales todo el cosmos gira en torno a ellos. Esto es el narcisismo más puro, si esto se pudiera decir. Es un delirio psicótico religioso lo que producen, un delirio interpretativo. Un delirio psicótico megalómano, y narcisista.

La estirpe de las religiones ‘reveladas’ está llena de estos narcisos. (Y los manicomios). Las escisiones, las sectas, las sucesivas ‘revelaciones personales’… Desde sus comienzos.

Vergonzoso. Repugnantes, resultan ya estos enviados y sus revelaciones. Se les ve a leguas su narcisismo y su vanidad. Su petulante humildad. Su necedad, en suma. Su locura. El bochornoso espectáculo de estos ególatras inconscientes.

‘Sólo la serpiente puede acabar con la serpiente. Poner fin a lo que empezó’. La ‘persona’ mística. Destruir lo que ‘él’ mismo puso en marcha. Ese ser simbólico en particular. Visto lo visto, visto lo que hay que ver.

‘La serpiente se da muerte a sí misma’.

Es el juicio que da fin a un ciclo, a un comportamiento. Que juzga y valora. Que condena y salva. Que distingue, criba, discierne. Que pone fin.

Cerrar un ciclo de comportamiento espiritual (o de los espirituales). Acallar el parloteo. Silencio.

La vida espiritual, por lo demás, se manifiesta en los modos y maneras de llevar a cabo los seres biosimbólicos su ocupación, cualquiera que ésta fuese. Cualquier actividad. Todos los caminos son caminos de perfección.

Teman el juicio final los que lo esperan. Me refiero a los sacerdotes, a los clérigos, que cuentan con este mito. Sobre todo a los de la tradición judeo-cristiano-musulmana. Parece que fue Zoroastro, el persa, el que introdujo el mito del juicio final. Influyó en los judíos (y en los posteriores cristianos y musulmanes). Tiene un origen indoeuropeo, pues. Es una concepción cíclica del devenir de los humanos.

Diré que el ciclo que está concluyendo es el ciclo del neolítico. ¿Qué conservaremos de este prolongado período; qué llevaremos con nosotros a la nave Futuro? Éste es el juicio.

Los cambios tienen la magnitud de la catástrofe, del diluvio que todo lo arrastra. ¿Qué vamos a salvar? Poner a salvo, ¿qué?

Teman, pues, el juicio final los sacerdotes de las religiones de salvación; las religiones de la tradición judeo-cristiano-musulmana, así como el zoroastrismo, el hinduismo y el budismo. Por el daño espiritual que han causado a los pueblos. Por el genocidio cultural.

Sus propias ‘revelaciones’ les acusan. Sus propias palabras. Pues no hablaba el dios, sino Moisés o Mahoma. Eran estos los que se legitimaban a sí mismos; su codicia, y su lascivia. Su libido de poder y de placer. Sobre todo Mahoma, hay que decir. Es una vergüenza la ‘aleya’ en la que el dios le permite copular con cuantas mujeres desee, tener tantas mujeres como desee… pero sólo a él. Es un ‘privilegio’ exclusivo del último enviado del dios. ¡Por favor!

Nunca más. Su tiempo pasó. Hundidos en el pasado más sombrío. Encenagados. Así quedarán. Violentos y mixtificadores. Comediantes, hipócritas superiores. Tramposos, los sacerdotes de las religiones de salvación. Sus predicadores y apóstoles. Monederos falsos. Parásitos. Peligrosos.

Creyentes, conversos, creencias… Cristianos, musulmanes… Sus textos, sus discursos, sus historias criminales… Cuanto más se les conoce, más se les desprecia. Es el desprecio que merecen por su comportamiento.

30/08/09

*Hablando del Corán, no se comprende cómo los espirituales pusieron alguna vez los ojos en él. Es, quizás, el texto religioso donde más se evidencia la patraña, el montaje. El profeta-guerrero. Los sacerdotes o los iluminados guerreros. Es la elaboración de un texto religioso (y de un dios) apto para guerreros ávidos de poder. La extensión de sus dominios será la extensión del texto ‘revelado’; las tierras sometidas, el ‘dar al-Islam’. Es un texto que legitima la ambición de poder. Es, por los demás, un texto burdo, mal escrito, torpe. Escasa o nulamente espiritual. Ni poesía ni verdad.

Con todo, es el ‘regalo’ que Mahoma hace a su pueblo belicoso. Un fundamento ‘religioso’, santo. Un dios legitimador. Una misión, extender el Islam. Someter a los pueblos. Islamizar el mundo.

Semejante al motor que puso en marcha al pueblo hebreo, o a los sacerdotes cristianos. Legitimaba la codicia de poder de los sacerdotes, así como la ‘revelación’ coránica legitimaba a los sacerdotes-guerreros.

Ya la tierra conocía el horror cristiano, ahora daba comienzo el horror musulmán.

Suele decirse que el Islam carece de sacerdotes. Más bien habría que advertir la evolución de estos hacia el sacerdote-guerrero, o hacia las autoridades religioso-jurídico-políticas… (dada la inextricable unión de estos conceptos en el Islam). Si en un principio son los sacerdotes-guerreros (los califas) los que lideran los territorios islamizados, con el tiempo las autoridades religiosas, los ulemas (alfaquíes, muftíes, cadíes), adquirieron importancia, y poder. En el chiismo persa estas autoridades se agruparon jerárquicamente en un cuerpo clerical.

La lucha entre sacerdotes-guerreros (que devienen monarcas, y dinastías) y autoridades religiosas (ulemas, mulaes, imames) reproduce la ‘lucha’ entre guerreros y sacerdotes cristianos en Europa, o la de sacerdotes y guerreros en la India tras la aparición del hinduismo.

El clérigo o la autoridad religiosa en el Islam tienen muchas más atribuciones que el sacerdote cristiano, más poder. Su dominio alcanza todos los registros sociales (religiosos, jurídicos, penales, económicos… y bélicos). Estas características alcanzaron su perfección en el chiismo iraní.

Jomeini es la máxima expresión de este dominio de las autoridades religiosas. La teocracia que pretenden imponer los clérigos chiíes en Irán es semejante a la que pretendían imponer los sacerdotes cristianos en Europa. En la Europa cristianizada el poder de los monarcas-guerreros dependía de la legitimidad que le otorgaba el Papado. Los monarcas-guerreros estaban en manos de los sacerdotes, pues. Sabido es que a lo largo de toda la Edad media los sacerdotes cristianos pugnaron por ser la máxima autoridad. Siguiendo así el esquema hinduista, y platónico (en ‘la República’). Sacerdotes musulmanes chiíes, hinduistas, cristianos, y budistas, aspiran, siempre, a ser la máxima autoridad. Su rival fue, en todos los casos, el guerrero. Lo fue, hasta la aparición del ‘político’.

El político es el sucesor y el competidor del sacerdote. Pienso que uno de los conflictos actuales en el Islam es la aparición de la clase política. Ni suníes ni chiís están dispuestos a ceder el poder a la clase política. Diferirán cuanto puedan la instauración de gobiernos puramente ‘políticos’ en los que el sacerdote o el sacerdote-guerrero no tienen nada que decir.

Nuestra historia europea da cuenta de las dificultades que tuvieron los políticos en regiones donde los sacerdotes tenían gran poder. En España, o Portugal, por ejemplo, las autoridades religiosas frenaron y dificultaron cuanto pudieron la democracia hasta finales del siglo pasado. Todas las dificultades que ha tenido la democracia para instaurarse en Europa. Nuestros dos últimos siglos son las ‘guerras’, podríamos decir, entre la clase política incipiente (y la democracia), y el poder de los sacerdotes que torpedearon, dificultaron, entorpecieron, impidieron por todos los medios posibles el paso a la constitución del Estado democrático moderno.

Los conflictos internos del Islam actual recuerdan a nuestras dificultades europeas para afianzar la democracia. Las autoridades religiosas o religioso-militares, no están dispuestas a pasar a segundo plano, o a desaparecer. Un derecho, una economía, una regulación de la vida política, civil, de los ciudadanos; no religiosa, no sacerdotal. La introducción de la educación política.

La democracia, las dimensiones éticas de la democracia. Ocultadas, o negadas, o discutidas por las autoridades religiosas. Se trata de la pérdida de influencia social y de poder de los sacerdotes (o las autoridades religiosas). Lo impedirán por todos los medios posibles. La instauración de Estados políticos puros. Lo están demostrado; la violencia, la virulencia desatada. El poder, aún, de los sacerdotes. La población dirigida. La insistencia de los sacerdotes en la educación religiosa. El poder de la educación religiosa. Las madrasas. La educación en manos de los sacerdotes o de individuos dotados de autoridad religiosa.

Son tierras sometidas, ciertamente, sometidas al poder de los sacerdotes o de los sacerdotes-guerreros. El Corán los legitima, el libro santo de estos sacerdotes-guerreros. Pueblos sometidos, violentados, desgarrados… divididos y enfrentados.

 

31/08/09

*El dia-boulein parece ser el dios de los musulmanes: la ambigüedad, la doble intención, la doble lengua. El engaño, el disimulo. Está escrito.

¿Es el dios, o su enviado, el que habla en el Corán? ¿No tenemos en el Corán un retrato esperpéntico de Mahoma? Su diabolismo, su violencia, su ambición de poder, su lascivia… su intolerancia, su crueldad, su rencor. ¿Un dios colérico, codicioso, tramposo… puede ser? También el dios de los ejércitos del que nos habla Moisés deja mucho que desear. Dioses violentos y mixtificadores.

 

01/09/09

*Las atribuciones de los ‘clérigos’ musulmanes. Son autoridades religiosas, jurídicas, económicas, sociales… Esta multiplicidad de funciones gira en torno al Corán y la ‘sunna’ (textos concernientes a la vida de Mahoma que son decisorios en lo que concierne a la ley o las costumbres).

Es la estructuración de la sociedad en manos de estas autoridades religiosas: lo propiamente religioso (los textos sagrados’, el Corán y la ‘sunna’) toca todos los registros de la vida cotidiana. Costumbres cotidianas, actos de culto, justicia, fiscalidad… Todo. Esto no es motivo para no llamar a estas autoridades religiosas, que tienen sus representantes tanto entre suníes como entre chiíes (como las ramas más importantes), ‘clérigos’ o ‘sacerdotes’. Aunque sus funciones excedan a las de los sacerdotes cristianos, por ejemplo. Es una evolución hacia el poder total lo que revela la tradición musulmana. Una evolución de las estrategias de poder desde Moisés a Mahoma.

02/09/09

*Todo está atado y bien atado en la tradición islámica. Es durante los tres o cuatro primeros siglos musulmanes que se pergeña todo el aparato religioso-jurídico-político-económico-social… del Islam tal y como hoy lo conocemos. La ‘charía’, la ley islámica. Sus prescripciones religiosas (cultuales), jurídicas, económicas, sociales… Toda la vida cotidiana queda en manos de estos expertos, de estas autoridades.

Si consideramos como sacerdotes o clérigos a estas autoridades religiosas (y jurídicas, económicas…), nunca estos tuvieron tanto poder. El califa (suní) o el imam (chií) concentran todo el poder religioso, político, jurídico, económico…

Fue también la ambición del Papado cristiano durante toda la Edad media.

*La estructura de poder islámica. Una vez dentro, no hay resquicios, salidas. Estás atrapado. La red conceptual, la trampa que urdieron aquellos expertos.

Laberinto conceptual, autorreferencial. Que remite constantemente a sí mismo. Sin salida. No podemos concederles términos, conceptos. Juego de lenguaje siniestro.

La ‘apostasía’ está penada con la muerte. Sin más. No puedes salir por las buenas. Pasar. No te lo permiten. El Edicto del 405 de Teodosio, hacía que los apóstatas del cristianismo, aquellos que volvían a la fe de los Padres, fueran considerados como extraños en su propia tierra, privados de todos los derechos de ciudadanía… Como si no existieran para la comunidad. La excomunión total. En el Islam la apostasía es la muerte. El apóstata se juega la vida. La hipocresía, pues, está servida. Tanto en un caso como en el otro. Si bien, en el Islam, es cuestión de vida o muerte.

Pero ¿qué juego es este? El más siniestro de todos. El más tenebroso. El más sombrío. ¿Cómo salir? Es muy fácil, y muchos lo hacen, aunque lo ocultan. No les queda más remedio.

Restan nobleza a nuestras vidas, estos canallas. Nos obligan a la hipocresía. Nos obligan a ocultar nuestro asco y nuestra repugnancia por sus ‘mundos’.

03/09/09

*Los hombres y mujeres inteligentes, claros, puros… atrapados en estas ‘culturas’ hostiles a la luz.

El concepto ‘bida’ (innovación). Desde el momento en que las diferentes escuelas jurídico-doctrinales musulmanas (suníes y chiíes fundamentalmente) establecieron y sistematizaron sus códigos, no se admite evolución o cambio. La ‘charía’ está concluida. Hace mil años.

Un mundo plenamente medieval. Mentalidades puramente medievales. Toda innovación como corruptora de la ley islámica (la ‘charía’). Mundo detenido. En tanto duró el neolítico, ese mundo pudo ser más o menos válido. Coincidía con los demás. Variantes de lo mismo (las superestructuras simbólicas del neolítico). Los mismos supuestos antropocéntricos y antropomórficos.

El sol, la luna, las estrellas… del neolítico han caído. Han perdido su luz.

Las concepciones, los mundos del neolítico no nos sirven. Todo ha cambiado. Tenemos nuevo cosmos, nueva naturaleza viviente, nuevo hombre; nuevas concepciones de la cultura, nuevas formas de vida. La gran rueda ha girado.

Los hombres y mujeres que han hecho posible tal cambio (que han hecho girar la rueda) no son ‘iluminados’, no son líderes religiosos. No provienen de esos campos malditos. Darwin, Marx, Nietzsche, los Curie, Planck, Morgan, Einstein, Heisenberg, Yukawa, Kimura, Watson y Crick… Cientos, miles de ellos. Los constructores del nuevo mundo. Los Padres y las Madres de la nueva era, de este tercer período que inauguramos. Soles, lunas, estrellas del nuevo mundo.

Un mundo otro, un hombre otro, una tierra otra, un cielo otro. Esto tenemos.

Una vez alcanzada esta cota no se retrocederá. No hay vuelta atrás. Es nuevo conocimiento, nuevo saber.

¿Qué sucede con ese pasado paleolítico (primer período) y neolítico (segundo período)? ¿Qué llevaremos con nosotros a la nave Futuro? ¿Qué salvaremos?

Cada hombre, cada pueblo. Que se reúna con sus ancestros, que cargue con los Manes. La línea ancestral y autóctona. La cadena aurea. La que une tierra y cielo. Esto es lo que tenemos que salvar. Cada hombre, cada pueblo.

Es un nexo espiritual con los antepasados. Es un puente tendido hacia los futuros. Un ser, un sentido que se perpetúa. Ramas del árbol de la vida que hay que conservar. Es un legado. Nosotros proseguimos esa línea; florecemos y fructificamos en sus extremos.

El nuevo período exige un proceso de auto-gnosis, de evaluación. Un juicio, en suma. Un juicio que discierne, que criba. Que hace justicia al pasado. Que salva lo que hay que salvar, y abandona lo que hay que abandonar. Cada hombre, cada pueblo.

Conciencia y memoria del pasado, del pasado colectivo. El del propio pueblo. Ese pequeño bagaje es el que tenemos que transportar a la nave Futuro. Junto con otros hombres y otros pueblos. El pasado de la humanidad. Purificado.

Las ideologías universalistas y totalitarias (religiosas o políticas) han de quedar atrás; por múltiples razones. Por inútiles, por alienantes, por peligrosas… Destructoras de mundos, de pueblos y culturas. Lo peor del segundo período.

*Las condiciones en que tiene que vivir un no musulmán en territorio islámico son humillantes. Los musulmanes, allí donde dominan, se complacen en humillar al no musulmán (legalmente, según la ‘charía’), en hacerle la vida imposible. Es la propia ley islámica la que dictamina el comportamiento que hay que tener con un no musulmán. Un comportamiento ofensivo, hostil, arrogante.

Es un comportamiento instituido, religioso, santo, legitimo. Entiéndase esto. Los creyentes musulmanes están instruidos para tratar así a los no musulmanes. Puede recorrerse sus textos ‘sagrados’ al respecto. Y si no pueden hacerlo (porque no están en territorio islámico), lo disimulan, lo ocultan.

No son del todo originales. Los judíos le precedieron en este comportamiento hostil hacia el ‘gentil’, hacia la ‘gente’, los no judíos. También los cristianos usaron esta distinción. Es la actitud propia de los creyentes en estas ideologías universalistas y totalitarias. Estos monismos ocultan un siniestro maniqueísmo. Una actitud beligerante hacia cualquier otro.

Pasados los tiempos de dominio del cristianismo, sólo el Islam queda con poder. Poder sobre las mentes, sobre los individuos. El Islam es la más belicosa de las religiones universales de salvación. La violencia está legitimada. La guerra es guerra de conquista. La guerra puede ser fría o caliente. Mediante la palabra y mediante las armas.

El mundo no islámico ya conoce esta guerra. Desde su aparición el Islam le declaró la guerra al resto del mundo, al mundo no musulmán. Después de tiempos de decadencia, en los momentos presentes se ha vuelto a reactivar, simplemente. La guerra no acabará, como se sabe, hasta la victoria o la derrota final del Islam. La emigración masiva a países no musulmanes forma parte de esta guerra. No es la primera vez que usan este método. Forma parte de las estrategias de dominio, de la ‘yihad’, del esfuerzo por propagar el Islam, por extenderlo por todo el planeta. El proselitismo pacífico (‘dawa’), forma parte también de esta ‘yihad’.

La ‘yihad’ es, por mucho que nos quieran engañar, la guerra total contra el no musulmán. La voluntad de dominio descarada, declarada. La islamización, la arabización del planeta. La sumisión de los pueblos del planeta. Por las buenas o por las malas.

El Islam no quiere parasitar y languidecer en el futuro, quiere gobernar, quiere el poder. La violencia y el engaño son sus armas. La ocultación de sus intenciones.

Es preciso conocer bien el Islam. Es el único modo de no dejarse engañar. De controlar sus palabras y sus actos. Todo creyente habla desde el Islam. Como propagador del Islam. El discurso del otro le resulta absolutamente indiferente. No hay diálogo posible con un creyente musulmán. Ni con ningún otro creyente, en verdad. Cristianos, hinduistas, budistas… Cuando convencidos, cuando bien instruidos, cuando bien alienados. Toda la vida de estos creyentes gira en torno a su creencia. Ésa es la función de la educación cristiana o musulmana. No introducirán el espíritu crítico, o la libertad de pensamiento, u otros valores que podrían arruinarlos. Necesitan instrumentos, vectores de propagación, esclavos. Instruidos para matar y morir por la fe.

El Islam, insisto, es la más peligrosa de estas ideologías religiosas del segundo período.

La clase política en el mundo islámico tiene un destino duro, muy duro. Pero deben pensar que a nosotros los europeos tampoco nos llovió la democracia del cielo. Hubo que luchar por ella. Y precisamente contra una ideología religiosa hermana de la musulmana. Tuvimos que vencerla, vencer su influjo, su poder.

Es el único ámbito cultural (el islámico) en el que los sacerdotes (las autoridades religiosas o como quiera que los denominemos) siguen teniendo un extraordinario poder sobre las masas. Su educación crea masas, podríamos decir. Masas manejables, moldeables. La educación de nuestros pequeños fuera y lejos de sus discursos es, pues, vital. Es lo primero que hay que conseguir. Dada la situación, será como ‘arrancarles’ a nuestros hijos de sus manos. Porque no nos lo pondrán fácil.

Una educación otra, actual, que sitúe a nuestros hijos en la estela ancestral, y que los alinee hacia el futuro. Como parte histórica de un pueblo.

La mayor parte de los pueblos tendrán que recuperar su sitio. Porque son pueblos extrañados de sus orígenes, espiritualmente alienados. Están fuera de su lugar. Tendrán que desprenderse de la envoltura simbólica ajena. Tendrán que recuperarse. Esto supone un esfuerzo.

Situarnos en la línea ancestral, y encarados hacia el futuro.

Salir del sortilegio de las religiones de salvación. Del laberinto judeo-cristiano-musulmán. Desencantarnos. Es lo primero.

Hay que establecer estrategias para vencerlos. Estrategias legítimas. El arma será la palabra. Será una guerra fría, por nuestra parte. Se descarta el uso de la violencia, a no ser la defensiva. Lo suyo es destruirles con la palabra. Con rayos y misiles conceptuales. La libertad de palabra y de prensa, pues. Que podamos decir lo que pensamos al respecto. Exigimos esa libertad. Nos la tomamos. Libertad para decir no.

¿En nombre de quién, desde dónde? En nombre de los antepasados, de la línea ancestral y autóctona. Desde la sustancia viviente única, desde el árbol de la vida; desde el nuevo período, la nueva era. Desde el nuevo mundo imparable ya. Desde la nueva tierra y el nuevo cielo, desde el nuevo hombre.

Todo ha cambiado, nosotros hemos cambiado. Mal que les pese a algunos. La rueda ha girado. Los cambios ya se han producido. Ya estamos instalados. En la otra orilla, podemos decir.

Algunos quieren retenernos en el pasado. Es un pasado que les conviene. Les trae cuentas. Los aspectos más sombríos del segundo período. El mundo sombrío de los judíos, de los cristianos, de los musulmanes, de los hinduistas, de los budistas… Mundos tenebrosos, faltos de aire, de luz.

Todas estas ideologías religiosas, sacerdotales, que se oponen a la nueva era, están, con todo, procurando seguir parasitando en el mundo nuevo. Si bien por métodos ‘pacíficos’, adaptándose y procurando seguir controlando aspectos fundamentales de la vida social, como la educación. Seguir alienando. La astucia de estas tradiciones, de estos sacerdotes.

Son tiempos de transición y son tiempos de guerra. No podemos aliarnos con ninguna de las ideologías universalistas. Todas por igual son peligrosas. Pacífica o violentamente buscan siempre lograr sus propósitos –el dominio.

Hemos de distinguir entre culturas y culturas. Estos ataques se dirigen sólo a las religiones universales de salvación. Nada tiene que decir contra las pocas culturas autóctonas que han sobrevivido.

Son tiempos duros para todos. Es la última batalla. No importa lo dura y terrible que ésta sea. La victoria está de nuestra parte. Venceremos. El futuro es nuestro. No lograrán retenernos en el pasado.

La nave Futuro partirá, y partirá sin ellos, sin esos monstruos.

04/09/09

*Mahoma se ‘apropia’ en exclusiva (o lo pretende) del dios judío, como antaño hicieron Jesús, Pablo, y los primeros cristianos.

Son, con todo, los cristianos y los musulmanes los que ‘exportan’ a ese dios y a ese pueblo por todo el planeta. Ese mundo, ese discurso. Han sido, conscientes o inconscientemente, vectores, vehículos de propagación de su discurso y de su presencia en el mundo. Han extendido el discurso judío por todo el planeta, si bien en sus vertientes cristiana y musulmana.

Pablo es el que inicia la literatura anti-judía entre los cristianos, le siguen los primeros siglos cristianos y hasta el final; Mahoma igualmente, al ver frustrada su esperanza de que los judíos le reconociesen como profeta o enviado, pretende privar de actualidad y autoridad tanto el discurso de estos como el de los cristianos, y despotrica contra ambos.

El comportamiento tanto de cristianos como de musulmanes con respecto a los judíos es deleznable. Ya desde los principios. Excluyo a Jesús de esta impostura y de esta usurpación. Lo considero un hombre santo, espiritual, en la línea de Jesús Ben Sirach, o Filón de Alejandría. Son Pablo, entre los cristianos, y posteriormente Mahoma, los primeros anti-semitas. Las palabras (duras) que sobre el pueblo judío se ponen en boca de Jesús son interpolaciones debidas a la influencia de Pablo en los redactores de los textos evangélicos. (Esto no puedo probarlo, pero lo pienso y lo digo.) Son anatemas productos de su rencor por el no reconocimiento de la figura de Jesús por parte de los judíos. Es la misma reacción rencorosa de los musulmanes cuando judíos y cristianos no reconocen a Mahoma.

Pablo es el teórico del anti-judaísmo entre los primeros cristianos. Quiero decir, sus razones, sus argumentos contra los judíos.

La lógica de este antisemitismo tanto en Pablo, como en el posterior Mahoma (éste añadiría además el anticristianismo). Se odia al judío porque no reconoce a Jesús. Se odia a judíos y cristianos porque no reconocen a Mahoma.

¿Qué le molestaba más a Pablo, que no reconociesen a Jesús, o que no le reconociesen a él? Los judíos no creían en Jesús como el Mesías, no creían tampoco a Pablo. Pablo y su discurso estaban deslegitimados.

Hay que decir que cuando no se reconoce a Jesús, o a Mahoma, no se reconoce a aquel que lo predica o que lo sigue. No reconozco su discurso, no te reconozco a ti. Son los cristianos o los musulmanes los negados, los no reconocidos. Como nada. Esto es lo que les quema. Que a la aparición de Jesús los judíos no se cristianizasen. Y que a la aparición de Mahoma judíos y cristianos no se islamizasen. Este rechazo padecido tanto por los cristianos como por los musulmanes.

Los judíos permanecen judíos, pese a las ‘revelaciones’ cristiana y musulmana. Éste es su merito. Cristianos y musulmanes quedan en entredicho por el no-reconocimiento del pueblo judío –que tiene en esta historia la última palabra.

Cristianos y musulmanes cargan, pues, con este no-reconocimiento primordial del pueblo que importa (en este conflicto). Esto les duele, a unos y a otros, les ofende, les humilla. Es el fondo de su rencor.

El pueblo judío tiene la primacía. Es un pueblo, y es su discurso, y es su dios.

La manipulación del texto judío tanto por cristianos como por musulmanes es una vergüenza. La apropiación de ese discurso. ¿Con qué derecho? El pueblo judío ha sido injustamente maltratado de palabra y de obra. Durante cientos de años. Un destino verdaderamente trágico. Merecen el espacio que pretenden, y en sus fronteras originales.

Los judíos podrían aceptar a Jesús como hombre santo. Lástima que no acepten los textos bíblicos añadidos en el período alejandrino (la Biblia de los setenta). Esa espiritualidad es digna de todos los respetos. Jesús, en mi opinión, está en esa línea final del pensamiento y de la espiritualidad hebrea.

Los musulmanes sobran por completo. Ésta es la verdad. Un tercero innecesario. La postulación de Jesús como el Mesías por parte de Pablo y los primeros cristianos entra dentro del discurso religioso/cultural hebreo. Hubiera estado bien si la rama judeo-cristiana hubiera sido y permanecido judía (como lo fue en los primeros momentos). Una rama judía no aceptada por la mayoría, pero dentro del contexto judío. La universalización del discurso judeo-cristiano complicó esta estructura. ¿Qué tenían que ver griegos, romanos, celtas, germanos, egipcios… con la trama religioso/cultural del pueblo hebreo? Sobraba por completo la universalización de un conflicto religioso/cultural étnico y local (éste fue el ‘mérito’ de Pablo). En su marco y en su contexto tal situación hubiera tenido sentido. Fuera de sus fronteras es un dislate, una locura.

Es una incongruencia, por ejemplo, el antisemitismo de los cristianizados europeos, cuando estos, ideológicamente, deberían llamarse judeo-cristianos. Su texto sagrado, la Biblia, contiene tanto el texto judío como el texto propiamente cristiano (apenas nada en comparación). Los cristianos son, ideológicamente, judíos en un noventa por ciento, podríamos decir. ¿Por qué los odian? ¿Porque no reconocieron a Jesús como el Mesías que estos esperaban, o porque no les reconocen a ellos?

*El pueblo judío ha dado a luz a dos monstruos; de su discurso han surgido dos monstruos. Indeliberadamente, involuntariamente. A su pesar, y para su disgusto y dolor.

Ha de ser exonerado, pues, de toda culpa en los actos criminales que cristianos y musulmanes hayan podido cometer durante sus períodos de dominio a lo largo y a lo ancho del planeta. Estos usurpan e impostan a su dios; no tienen derecho a remitirse al pueblo judío o a su dios.

Que carguen (los judíos) únicamente con su propia culpa. ¿Cuán es la culpa del judío? Su texto sagrado. Es el proto-modelo. Crearon escuela. A manos de cristianos y musulmanes han padecido lo que le hicieron pasar a otros pueblos. La arrogancia y la soberbia del otro, y la propia humillación. Han probado su propia medicina, como se suele decir.

La recuperación de su tierra sagrada puede acabar con esta querella que abrieron los cristianos y continuaron los musulmanes. Es la querella por la primacía entre los tres discursos. Pero la primacía y la exclusividad le pertenecen a los judíos por derecho propio.

Que los judíos reanuden su propia historia. Y en su tierra. Se lo merecen por su fidelidad milenaria. Pocos pueblos pueden decir lo mismo.

07/09/09

*Textos de la nueva Europa, de la nueva era, del nuevo mundo. Contra los aspectos y actitudes más nauseabundos y sombríos del pasado neolítico. Una depuración. Aligerar la carga. El ‘peso’ de ciertas tradiciones lastra el vuelo. La salida del segundo período. La impide.

Venceremos, sin duda. Partiremos. Pero no será fácil, hay muchos frentes. Las ideologías religiosas de salvación, universalistas y totalitarias, sus sacerdotes, necesitan la atmósfera del neolítico para prosperar; no cualquiera (no la egipcia, no la griega, no la persa, no la china…), sino la atmósfera que ellos crearon. La atmósfera que aún domina. Parámetros simbólicos que les hacen necesarios. Los pueblos sojuzgados, alienados, instrumentalizados por los sacerdotes de las diversas religiones de salvación que se reparten el mundo (sus áreas de dominio). Están en todas partes. Creando conflictos en todas partes. Siempre en guerra (fría o caliente) con el otro, cualquiera que éste sea.

Sus ‘discursos’, sus textos ‘revelados’, textos programáticos donde los haya. Es su mundo, anuncian su ambición de poder. No hay lógica aquí, pues se pide del creyente fe ciega en lo que se le dice. Que es el dios el que legitima y avala sus pretensiones de poder, por ejemplo. Que el dios así lo quiere. Que es la voluntad del dios. Es la atmósfera de la ignorancia, de la credulidad, de la falta de luz mental, espiritual. La falta de aire, de luz. Ahí prosperan esos canallas. Mantener en ese estado a la humanidad.

Quizás sea en el ámbito islámico donde más y mejor se pueda observar esto que digo. En Europa, al menos, tenemos conciencia de la muerte del dios judeo-cristiano-musulmán. No tienen ya poder aquí. Las religiones de salvación en Europa no captan la atención más que de algunos despistados. Los que vuelven al cenagal cristiano, o los pocos que se islamizan, o se ‘hacen’ hinduistas o budistas.

Son pocas, estas tradiciones, pero dominan el mundo, se reparten el mundo. La rama judeo-cristiano-musulmana, así como la hinduista y la budista se extienden por todo el planeta. Son las religiones/culturas dominantes hoy día. Han acabado con la casi totalidad de culturas autóctonas. En todo el planeta.

Estas pocas tradiciones detienen el mundo. Impiden la inmersión de los pueblos en este tercer período. Lo impedirán mientras puedan; les va en ello, no sólo su poder, sino su supervivencia. Están a punto de desaparecer.

Lo que estamos viviendo, quizás, por parte del Islam, son los coletazos de estos monstruos moribundos. Las últimas muestras de su poder. Su violenta agonía. La locura terrorista islámica de última hora. No podrán contra este tercer período. Contra este diluvio. Contra esta catástrofe purificadora.

Es el destino el que nos ha conducido aquí. Nuestra pulsión de conocimiento. Aquí, a esta nueva tierra, y a este nuevo cielo, y a este nuevo hombre. Todo ha cambiado.

—-

Nota de JRANIA: la fuente de este informe es: www.larespuestadeeuropa.blogspot.com

 

Su autor es  Manu Rodríguez  mannus000@hotmail.com

 

 

 

 

 

un jeque marroquí recomienda las bodas con niñas

13 de septiembre de 2008
Esta noticia  es la mejor imágen de lo que es el islamismo y la religión de Mahoma. Aunque se trata de un hecho escandaloso para la idiosincrasia occidental e incluso de un grave delito de pederastia –que no de pedofilia, del griego, amigo de los niños– está claro los poderes fácticos y los grandes medios de comunicación no van a cesar en su campaña en favor de la islamización de Europa.
Sin embargo, el diario El País,  ( Madrid, 12 sept 08) que no oculta sus simpatías por la inmigración procedente de Marruecos, informa de lo siguiente:
En el mundo islámico, sobre todo en la Península Arábiga, el matrimonio de hombres adultos con niñas es relativamente frecuente.
El jeque marroquí Mohamed Ben Abderrahman Al Maghraoui emitió a principios de mes una fatua (edicto islámico) en la que “legaliza” la unión entre una chiquilla y un hombre adulto. “Nos han contado, y hemos constatado, que las niñas de esa edad dan mejores prestaciones que las mujeres adultas”, afirma. “En consecuencia están tan capacitadas para contraer matrimonio como las jóvenes de 20 años”.
Al Maghraoui, un conocido jeque salafista autor de media docena de libros de teología, colocó la fatua en la página web de su asociación Predicación y Sunna en el Corán.
Su pronunciamiento ha provocado un gran escándalo en Marruecos, pero hasta la fecha no ha habido ninguna reacción de las autoridades. El teólogo radical fundamenta su edicto en el ejemplo del profeta Mahoma. Aicha, recuerda, tenía sólo seis años cuando se convirtió en su prometida aunque no se casó con ella hasta que cumplió los nueve.
Hasta el diputado islamista Abdelbari Zemzmi, un ex imán, tachó de “aberrante” la fatua porque desde los tiempos del Profeta “la realidad social ha cambiado”.
Ante la pasividad de las autoridades, un abogado de Rabat, Mourad Bakouri, ha tomado la iniciativa de denunciar a Al Maghraoui por “vulneración del código de la familia y conculcación de los derechos de la infancia”.

—–

Nota de Yrania:  “El País” acostumbra a usar  la palabra “pedofilia” (“amistad hacia los niños”) en vez de “pederástia”, palabra que expresa con más precisión tal perversión sexual. Lo correcto desde el punto de vista etimológico es usar la expresión “pederasta” y no “pedófilo”.

 

 

 

 

ENTRAN EN EUROPA POR LA PUERTA DE ATRÁS

15 de julio de 2008

 

Hubo una época en que los “kremlinólogos” estudiaban las fotografías oficiales de los dirigentes para saber el ranking de cada cual en el escalafón.Parece en nuestra Europa de opereta que el único desfile militar que es digno de publicarse es el del 14 de julio que celebra la masacre de la toma de la Bastilla, en 1789, donde sólo había siete prisioneros.Pero este año tiene la particularidad de que a este desfile han asistido nada menos que 43 jefes de Estado y jefes de Gobierno de Europa y países no europeos desde Jordania a Mauritania, países no precisamente ribereños del Mediterráneo. Se trata, según dicen de la asociación de la Unión Europea con una nueva criatura, la Unión Mediterránea, que más bien parece una entrada masiva de los países musulmanes por la puerta trasera de la Unión Europea.

Y lo más interesante es averiguar qué curioso criterio ha seguido el protocolo del gobierno de Sarkozy para colocar en primera fila a figuras de tanto poder como el príncipe de Mónaco, el jeque de Qatar y, en segunda fila a la canciller de Alemania, por ejemplo. A ZP no se le vé muy bien colocado…Y lo más grotesco, un desfile al parecer triunfalista y algo carnavalesco, pues no hay que olvidar que este desfile militar, que goza de todas las bendiciones democráticas, lo organiza un país, Francia, que hasta bien entrado 1944 era aliado del III Reich, y sólo, a última hora pudo posicionarse entre los “aliados” vencedores de la SGM.—

Nota: datos procedentes de 

El Pais, de Madrid, 15 de julio de 2008.

ANTES…DESNUDA, DESPUÉS…SIERVA DE ALLAH

7 de mayo de 2008

 

Días atrás vimos en HURANIA, cómo una ninfa  se paseaba por el bosque animado.  La muy desvergonzada daba alegría a la vista de los cristianos y agnósticos, (y paganos e incluso ateos) mostrandose a la luz del sol tal como su madre la parió, pero con 26 años más, y con zapatos y pulsera. Cuando era jovencita  ya frecuentaba las playas nudistas… Aquí la vemos con un amigo (El amigo es la persona de la izquierda).

Pero he aquí que los designios de Allah son inescrutables y ocurrió que aquel cuerpo bello, sano y libre, fue ocultado a la luz del sol y a la vista de todo ser viviente, excepto, claro está, que a la de su libidinoso y celoso amo y señor, el jeque Abdel-lujurín, de 91 años, que y lo recluyó en su harem privado, custodiado día y noche por fieles y fornidos eunucos. En una palabra, lo sometió al Islam, que significa sumisión.

Como dicen los “progres”, hay que respetar esta diversidad cultural, incluso considerando que si cada hombre musulmán tuviera cuatro esposas y otras tantas concubinas, quizás no habría mujeres suficientes para que todos los hombres musulmanes tuviesen pareja.  Esta necesidad de hembras sería el mayor acicate para emprender una guerra santa en busca de mujeres en tierras de “infieles”.  El afán del botín de guerra, (que incluye riquezas y esclavos) y el premio de un paraíso con huríes para quienes morían en combate es un método muy eficaz para conquistar un gran imperio. Es la idea genial de un caudillo como Mahoma, lo que le permitiría   incluso dominar el mundo, si los “infieles”, es decir nosotros, lo permitimos.

La única incomodidad que tiene usar el burka, ropa que según los entendidos preserva a la mujer de las lujuriosas miradas de quienes imponen esa vestimenta, es que durante el verano se pasa un poco de calor. 

Lo que está claro es que en la moda islámista del burka hace que las mujeres tengan un aspecto nada atractivo y no sería sorprendente  que muchos hombres y mujeres, ante la imposibilidad de relacionarse con personas del sexo complementario, opten por conductas sodomíticas y lésbicas. (Firma ilegible a pesar de estar  en alfabeto árabe)

Nota de JRANIA: Este artículo apareció publicado el día 21 de octubre de 2007 en URANIA


A %d blogueros les gusta esto: